ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Jorge Luis González

Ya sesionan las cuatro comisiones de trabajo del XI Congreso de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP), en el capitalino Palacio de Convenciones, para intercambiar reflexiones y experiencias sobre el contenido del Informe Central y los objetivos a los que está llamado a cumplir el campesinado cubano, durante el segundo día de la más importante cita de los hombres y mujeres del sector.

El Informe Central ­fue presentado la víspera por el miembro del Consejo de Estado y presidente de la organización campesina, Rafael Santiesteban Pozo, y contiene –además de logros, deficiencias y proyecciones– los ejes cardinales para la consecución del estadio superior que necesita alcanzar la Agricultura en el país.

Esos pilares coinciden, al decir del presidente de la ANAP en la jornada inaugural, con las misiones estratégicas de la organización. Ellas son: “la defensa de los principios de la Revolución por encima de cualquier interés de clase, colectivo e individual, situándose con justicia a favor de la razón; la preparación política e ideológica de los campesinos y sus familiares para continuar siendo aliados estratégicos de la clase obrera en el escenario actual y futuro; y trabajar (…) en función de la producción de alimentos hacia los destinos priorizados por la política de nuestro Estado Socialista”.

Por tanto, este documento programático es resultado de las preocupaciones y planteamientos fundamentales, desde que el Congreso inició en la base.

Minutos antes de entrar a las salas donde las cuatro comisiones de trabajo –constituidas ayer, en el primer día del cónclave– Granma quiso conocer las principales inquietudes y expectativas que, a la discusión del Informe en particular y a la cita campesina, en general, llevaban los protagonistas: los delegados.

Tres camagüeyanos resultaron los primeros en ofrecer su visión a nuestro diario: Norge Corrales, Ernaldo Rodríguez y Haydée Fuentes.

“Compromiso, eso es lo primero, pues hoy los campesinos estamos más comprometidos con la tarea número uno del sector: elevar la producción de alimentos. Y en ese sentido tenemos un grupo de insatisfacciones porque, en general, no hemos cumplido con los niveles necesarios que demanda ahora el país. Por ahí va nuestro reto”, manifestó Norge, quien es también el presidente de la ANAP en el municipio de Nuevitas.

“Un papel determinante hacia el logro de los compromisos productivos desde la cooperativa, le corresponde actualmente a la Junta Directiva. Necesitamos fortalecer su trabajo para que impacte positivamente en los resultados que se esperan. Al Congreso no venimos a pedir, sino a apoyar en esta tarea porque realmente estamos insatisfechos con los resultados”, interviene puntualmente Ernaldo, presidente de la cooperativa de crédito y servicios Antonio Maceo, del consejo popular Camalote, en ese mismo municipio.

En tanto, Haydée resalta cuán palpables son hoy las manos de mujer en las tareas agropecuarias. “Cada vez es más protagónico el rol de la mujer en la gestión de las formas productivas. En nuestro municipio son más de 200 las féminas vinculadas a la producción de alimentos y se han sumado también al Decreto-Ley 300, con la adquisición de tierras en usufructo”, señala.

El delegado villaclareño Ángel Chaviano ofrece también sus impresiones a Granma: “Tenemos muchas perspectivas en la producción de alimentos y en el camino de incrementarla y obtener mejores rendimientos agrícolas reconocemos las facilidades que ha ofrecido el país. ¿Qué necesita seguir trabajándose? Una correcta distribución de los recursos mínimos que requiere el productor y que lleguen en tiempo a sus manos. Eso daría la posibilidad de aumentar producciones y de bajar, por tanto, los precios”.

Un aspecto en el que coinciden los habaneros Luis Marino Lafargue –presidente de la ANAP en el municipio de Boyeros– y Gerónimo Gil –destacado productor de leche en Guanabacoa–, es en que el Congreso ofrece el espacio propicio para decidir juntos, productores y Estado, el presente y el futuro de una Agricultura convocada a crecer desde ya, y a marcar así el crecimiento necesario de la economía cubana.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Ednago Rodriguez dijo:

1

16 de mayo de 2015

12:13:16


Muy bueno todo lo que se hace POR Los campesinos. Sun, creo, faltan much as cosas por lograr Como adquisicion de insumos, equipos, arados, tractores, etc, pero eso poco a poco se VA a lograr con la nueva implementation de la economic y la inversion extranjera. Tenemos condiciones Para abastecernos y exportar. Solo hace falta trabajar duro.

juan carlos suarez osorio dijo:

2

16 de mayo de 2015

18:55:49


Espero que este congresso sensibilize la consciência de estos produtores agropecuários y que nunca olviden que vivem en un pais socialista , pobre y bloqueado y que piensen tanto en las ganancias monetárias tan exageradas que tienen muchos de ellos. Nunca olviden que gracias a Fidel y a la Revolucion tuvieron una Reforma Agraria que les dio tierra a sus verdadeiros duenos pero ahora ellos y sus intermediarios actuan como aquellos latinfundistas com sus injustificados précios tan altos de los alimentos que ellos venden...Creo que muchos de ellos prefieren votar o hechar a los puercos los productos que ellos vendem antes que bajarlos de precio. Que no se olviden que ellos y su familia reciben muchos benefícios sociales de grátis y que son muy costosos para nuestra economia..La oferta y demanda debe ser mas sensibilizada por parte de ellos,,no pensar tanto en sus ganancias y pensar mas en el pueblo,,,vivimos en una sociedade socialista donde todos devemos ayudarnos y no deben olvidar que gracias al sacrifício de ESE pueblo trabajador que muchas vezes no puede pagar pesos précios tan abusivos ellos tambien disfrutan de todos los benefícios de nuestra educacion y salud que tanto tiene que sudar este pueblo para mantenerlas...Muchos de ellos ostentan estas ganancias en la cara de nuestro pueblo..Nunca nunca olviden que usteden son parte de ESE pueblo y tienen lo que tienen a costa de sus sacrifícios y de sus injustificados , si , injustificados altos précios

Jorge Candebat Soto dijo:

3

17 de mayo de 2015

06:38:35


Yo tambien creo justo mencionar que el origen de la ANAP se debió a la Revolucionaria idea de nuestro Comandante en Jefe de hacer a nuestro pais mas justo, fue una ley muy grandiosa pero pensamos que todo iva a funcionar automaticamente y nos acostamos a dormir para esperar el fruto que nunca maduró hasta los dias de hoy, faltó y faltan hoy regulaciones, extructuras, disposiones y organización para el vinculo campesino-producción - venta a la poblacion, desde un inicio se perdio la gran pluraridad de los productos agricolas y nos concentramos en solo en algunos productos, el campesino perdio el interes sobre la produccion pues los precios no se correspondian con el costo de produccion, la falta de maquinarias eran solo una cuestion de los centrales azucareros o las grandes corporaciones estatales, no existian un abastecimiento de insumos, todo lo resolviamos con importaciones pues ahi estaba el CAME, no supimos en ese tiempo crear una infraextructura pequeño agricultor, sobre los precios estamos hablando desde hace tiempo, ya el estado no puede subvencionar como antes todo, pero tampoco ha podido dar un paso y establecer las normas de produccion,precios,venta y por su puesto de esto se han aprovechado los especuladores siempre POR FAVOR NO HECHAR LA CULPA A LOS CAMPESINOS DE LOS ALTOS PRECIOS, ELLOS NORMAMENTE NO VENDEN LOS PRODUCTOS QUE PRODUCEN EN LOS AGROMERCADOS, piensen que el campesino de verdad es un miembro de esta gran sociedad cubana "SOCIALISTA", APOYO UN XI CONGRESO DE LA ANAP DONDE EL PEQUEÑO AGRICULTOR SALGA FORTALECIDO, DONDE LAS COOPERATIVAS AGROPECUARIAS SALGAN FORTALECIDAS. Gracias

Luis Alberto Montero Cabrera dijo:

4

17 de mayo de 2015

09:54:29


Me gustaría que el problema de los precios lo viéramos con una visión más amplia: mientras exista la posibilidad de que cambiando un CUC por CUP se obtenga el salario de un cubano empleado del estado en un día, seguirán los precios fuera del alcance de la mayoría de la población. Este no es solo un problema de los campesinos, ni de los intermediarios, ni del comercio. Es de la organización monetario - financiera del país, que no es funcional y lo que hemos hecho hasta ahora son remedios y no curas a la enfermedad.