ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Preside Machado Ventura XI Congreso de la ANAP Foto: Jorge Luis González

Macroeconómicamente, la Agricultura de­be aportar más al país para el cambio estructural que se espera y poder alcanzar el crecimiento previsto del 4 % en el Producto Interno Bruto (PIB). Por tanto, el papel de este sector es indispensable en la construcción de ese socialismo próspero y sostenible al que aspiramos.

Fue esa la convocatoria ayer de Marino Mu­rillo Jorge, miembro del Buró Político, vicepresidente del Consejo de Ministros y titular del Mi­nisterio de Economía y Planificación, du­ran­te la jornada inaugural del XI Congreso de la Aso­cia­ción Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP).

En los últimos años la economía cubana ha crecido, dijo Murillo Jorge, pero con tasas de cre­cimiento bajas. La Agricultura aportó al PIB un 3,8 % en el 2014, cifra que aún resulta insuficiente. Aquí llamó la atención en la acepción que debemos asumir de PIB, entendido no co­mo la sumatoria de todas las riquezas, sino co­mo “la nueva riqueza que un país es capaz de crear”, una vez descontado el gasto material.

Atendiendo a la participación del sector agropecuario en el Producto Interno Bruto, es decir, a la estructura de este por orígenes, pasó revista al comportamiento de este indicador en los últimos años. En el 2002 el aporte agrario a la nueva riqueza creada fue del 5,7 %, pero en los calendarios siguientes bajó el ritmo en su contribución, hasta cerrar el 2014 con el porcentaje aludido (3,8 %).

“Para ir recuperando espacio, la Agricultura debe crecer más rápido que el ritmo global de nuestra economía. Eso significa que como no producimos todos los alimentos que deberíamos, hay que importar 2 000 millones de dó­lares en alimentos todos los años. De eso, no todo se puede producir en Cuba, pero se pue­de obtener aproximadamente el 50 % y ya el panorama de la economía cubana sería di­ferente.

Esa debe ser la meta”, instó Murillo Jorge.

Sobre la entrega de tierras ociosas en usufructo, informó que se han entregado hasta la fecha un total superior a 1 700 000 hectáreas, y a más 200 000 personas, tanto por el ya derogado De­creto-Ley 259 como por su sucesor, el DL-300.

A propósito de ese particular, insistió en que Cu­­ba no ha comprometido el patrimonio agrí­co­­la: “el usufructo no es un título de propiedad”, dijo.

“No estamos cambiando la estructura so­bre la propiedad de la tierra, lo que estamos cambiando es la gestión de la tierra”. Más del 80 % de ese fondo (correspondiente a la superficie agrícola) en el país es propiedad del pueblo, re­presentado por el Estado.

Tras el análisis de la apertura a usufructuarios y la facilidad de que los acogidos a esta modalidad puedan construir bienhechurías en las áreas entregadas, entre otras oportunidades, José Ramón Machado Ventura, Se­gundo Se­cretario del Comité Central del Par­ti­do y vicepresidente de los Consejos de Estado y de Mi­nistros, observó el desarrollo económico y so­cial en el campo, a pesar de los problemas existentes. “Esa es la razón por la que te­nemos que defender y entender esto”.

La falta de un programa de desarrollo ganadero a largo plazo y, sobre todo, del financiamiento necesario para desplegar esta actividad fue otro de los tópicos subrayados por el Mi­nis­tro de Economía y Planificación. Para recuperar la ganadería se necesita dinero —se calcula que más de 50 millones de dólares—, tiempo, po­ten­ciar la genética (y hacerlo bien), una buena organización y un adecuado diseño.

Asimismo, trascendió la condición del sistema de la Agricultura como gran consumidor de agua, al emplear en sus funciones el 45 % del líquido correspondiente al balance nacional. Un ejemplo fehaciente es el arroz, cultivo que llegó a demandar hasta 24 000 metros cú­bicos de agua por tonelada.

Sobre lo que se ha hecho desde el X Congre­so y el camino por recorrer aún para dar el sal­to que se pide, el miembro del Consejo de Estado y presidente de la ANAP, Rafael San­tiesteban Po­zo, acotó: “Ante estos desafíos, la única respuesta posible es elevar la productividad y eficiencia, con unidad y cohesión, bajo la dirección del Partido, Fidel y Raúl”.

QUITAR LOS OJOS DEL BARCO DE IMPORTACIONES…
Entre los rubros que obligan al país a de­sem­bolsar sumas millonarias, se encuentra la leche. Como promedio, anualmente se adquieren en el exterior 40 000 toneladas de leche en polvo, ca­si el mismo volumen que se alcanza (de le­che fresca) en la nación. Eso implica que para sus­tituir la importación referida, hay que producir el doble de los registros actuales, aseveró Murillo, quien es además jefe de la Co­misión Permanente para la Im­plemen­ta­ción y Desa­rro­llo de los Lineamientos.

Murillo Jorge destacó la importancia que pa­ra Cuba tiene hoy dejar atrás errores reiterados en cuanto a malas prácticas, indisciplinas tecnológicas y dificultades en la planificación. No en balde de los 313 Lineamientos de la Po­lítica Económica y Social del Partido y la Re­volución, 38 están directamente dedicados a la Política Agroindustrial, mientras otros 138 de diferentes capítulos se relacionan con el sector.

La carne de pollo es otro de los renglones que se importan: como promedio, se adquieren­ en el ex­terior, a la vuelta de un año, de 120 000 a 130 000 toneladas del producto cár­ni­co, a precios que os­cilan en el mercado in­ter­nacional entre los 1 000 y 1 200 USD.

Incrementar las producciones de frijol, ma­íz y arroz, forma parte también del aporte relevante que se requiere del sector en cuan­to a la disminución de las erogaciones que realiza actualmente el país para la compra de alimentos.

Los delegados recibieron información actualizada sobre la gestión agropecuaria y proyecciones del sector. Foto: Jorge Luis González

LA NUEVA POLÍTICA DE PRECIOS Y LA AGENDA DE LA AGRICULTURA
Entre las noticias, el Ministro de Economía y Planificación apuntó la puesta en marcha, a par­tir del primero de junio próximo, de una nueva política de precios para el sector agropecuario, que está abocada a estandarizar esos importes, tanto en materia de insumos agrícolas sin subsidios, como de precios de acopio a un grupo de producciones.

En este sentido el titular del Ministerio de la Agricultura, Gustavo Rodríguez Rollero, apuntó que “lo anterior prevé la disminución entre un 40 y un 60 % de los precios de los insecticidas, fungicidas, herbicidas, fertilizantes, medicamentos de uso veterinario, semillas, equipos e implementos agrícolas”.

“A partir de la conclusión del Congreso, se realizarán seminarios en cada provincia y mu­ni­cipio donde se explicarán estas decisiones con más detalles y se harán las aclaraciones que resulten necesarias”, dijo.

En esta oportunidad se favorecen las producciones de arroz, papa, tomate, huevo fresco de gallina, carne de res en pie, cerdo en pie, café, cacao, y se mantiene el precio actual del frijol, precisó Murillo.

Mientras, Rodríguez Rollero se refirió a que se ha concebido un portafolio de proyectos que pueden estribar en la facilitación de la gestión productiva. Y a ello se suma la cartera de oportunidades que genera la nueva Ley de In­ver­sión Extranjera, aunque no se puede pensar solo en los créditos del exterior, porque el “crédito de hoy es la deuda de mañana”, como señalara Murillo. La meta esencial ahora debe estar en producir más para poder bajar después los precios.

Justamente sobre el incremento de la producción y la productividad como mecanismos reguladores de precios, el vicepresidente del Consejo de Ministros destacó que tenemos que aprender también no solo a producir más, sino a poner en el mercado lo que la gente puede pagar y quiere comer.

Los 695 delegados presentes en la jornada inaugural del congreso, tras escuchar la información de actualización sobre la gestión agropecuaria, dejaron constituido el Comité Na­cio­nal de la organización campesina; este comité —en reunión ulterior— se pautó elegir al Buró Nacional, el cual se dará a conocer en la clausura del cónclave, mañana domingo.

Hoy se desarrollará la discusión del informe central en cuatro comisiones de trabajo.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Marelys dijo:

1

15 de mayo de 2015

15:34:44


Creo que es muy importante lo que dice Murrillo que a partir del 1 de Junio se pondran en marcha nuevos precios, tanto para el acopio de productos como para los insumos que necesita el campesino para poder cultivar la tierra . En ocasiones los insumos que tiene que comprar el campesino para recoger cualquier cosecha los tiene que pagar a precios muy altos ( estos insumos son comprados en almacenes estatales pero a precios elevados), y cuando recoge su cosecha se la pagan a precios bajos que cuando se saca la cuenta ingresos menos gastos casi da perdida, sin sumarle el trabajo y el sol que tienen que cojer en el campo todos los campesinos. Creo que se debe atender mas a los campesinos y pagarle bien sus cosechas y habran mas resultados.

Avileña dijo:

2

15 de mayo de 2015

15:36:17


Quisiera que en el Congreso de los campesinos quedara bien claro, quien es el que atiende metodologicamente a las CCS y CPA ¿ si es la empresa con la que mantienen relaciones contractuales, la Delegación Municipal de la Agricultura o la ANAP del Municipio? o sea me refiero, para ser más esclarecedora en mi inquietud ¿Quien lo orienta sobre los recursos humanos, sobre el Sistema de Control Interno, sobre capacitación, sobre economía, etc?, espero sea este escenario esclarecedor en este aspecto aunque parezaca una bobería

Luis B. Pereira R. dijo:

3

15 de mayo de 2015

16:28:41


Como dice el texto "la única respuesta posible es elevar la productividad y eficiencia".

pedro oscar robaina corrales dijo:

4

15 de mayo de 2015

17:44:53


DESDE MI PUNTO DE VISTA ,ADEMAS DE ESAS COSAS QUE DICE QUE FALTAN ,LO MAS IMPORTANTE NO SE HA DICHO ,FALTA LA VOLUNTAD ,DE LA GENTE ,DE QUERER HACER ALGO POSITIVO ,DE COMPROMETERSE CON LA TAREA ,ADEMAS FALTA ,ROMPER CON LAS ATADURAS QUE TODAVIA EXISTEN ,QUE EL CAMPESINO TENGA LA LIBERTAD DE DECISION CON LO QUE SIEMBRA ,LO QUE VENDE ,Y A QUIEN LE VENDE ,Y FALTA TAMBIEN EXPERIENCIAS DE PEQUEÑA ESCALA ,PARA QUE EL CAMPESINO TOME IDEAS DE COMO ENFRENTAR LA FALTA DE ALIMENTOS ,COMO PODER HACER SU PEQUEÑA FABRIQUITA PARA PRODUCIR SU PIENSO ,MUCHAS VECES DE FORMA ARTESANAL ,,PERO RESUELVE ,PORQUE SI VAN A ESPERAR POR LA GRAN INVERSION ,MAS AÑOS TOMARA ALCANZAR LOS RESULTADOS DESEADOS ,OJALA ESTO LO LEAN LOS INVOLUCRADOS ,

eduardo jose mejias ramirez dijo:

5

15 de mayo de 2015

20:18:26


AL leer este articulo parece mas el congreso de la agricultura que el congreso de la anap.que me disculpe murillo pero los campesinos son una clase social y el análisis es mas político y la anap en cuba tiene que responder por los campesinos y lograr que ocupen el lugar que le corresponde y el peso que tiene en la producción agrícola del país.la agricultura no puede con sus empresas.que aseguren los recursos que tienen que poner en mano de los campesinos