ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

José Manuel Cortina nos habla en la «octava entrada» de este singular magisterio sobre el pitcheo en los momentos más difíciles que enfrentan los lanzadores durante un juego. Comenta sobre los innings más complejos para los lanzadores jóvenes y trae otra vez a Pedro L. Lazo a esta lomita.

MOMENTOS DIFÍCILES

Con los lanzadores jóvenes debemos usar una estrategia para que se familiaricen con el partido antes de llevarlos al box. Primero debemos utilizarlos en situaciones cómodas para que así ganen en confianza personal.

Asignarle juegos con marcador desproporcionado donde su responsabilidad no es alta y cuando así sea, hay que tener detrás un compañero que pueda ayudarlo en cualquier momento y se sienta protegido.

¿Cuántas veces hemos visto a un lanzador joven que está tirando un buen partido y cuando su equipo hace carrera cambia completamente de actitud?

En el juego esto es normal; se percata que depende de sí mismo y altera su ritmo llevándolo a cometer errores. También suelen presentar problemas con los bateadores de atrás en el lineup, porque saben que estos le tiran menos a la bola y lo obligan a lanzar más strikes. Ahí se contraen y vienen las famosas bases por bolas que tanto daño hacen a nuestros pitchers.

Con el tiempo descubrí que el choque tiene tres innings con mucha más tensión: el primero, el quinto y el noveno.

El primero es muy difícil para ellos. Sienten la incertidumbre de no hacerlo bien, no confían en su control, se notan extraños sobre el montículo, usan demasiada energía, están contraídos y aparecen las dificultades.

La mejor solución para evitar esto es tratar de agrandar la zona de strike para ajustar su control. Los lanzadores con mucha experiencia comienzan tirando strikes grandes y se ajustan en la medida que se ponen por encima del bateador, alejando los envíos hacia los bordes del home sin exponer la supremacía sobre el bateador.

Muchos jóvenes se confían cuando sacan los primeros dos outs y piensan que han terminado la entrada; en la mayoría de los casos se desconcentran y pierden estabilidad. Pedro Luis Lazo en los Juegos Olímpicos de Sydney, en un choque contra Estados Unidos, sacó rápidamente a los dos primeros en el capítulo inicial, se confió y perdimos.

Fue ahí que Lazo alcanzó la mayoría de edad y comenzó a volar en pos del récord que hoy ostenta de lanzador más ganador de nuestras Series Nacionales.

Otro momento difícil es el quinto episodio, cuando el juego se hace oficial, es decir, que ya puede alcanzarse una decisión, pues suele alterarse el ritmo del pitcheo. Y el noveno o último inning se complejiza porque el deseo de ganar les llena de ansiedad y provoca errores. Esforzarse para buscar un extra cuando faltan las fuerzas, lleva a equivocar la colocación de los lanzamientos.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

AFR dijo:

1

25 de octubre de 2017

09:50:12


9no inning????. Ya eso no existe practicamente para un abridor. Si es un relevista cerrador, como debe ser, entonces esta preparado fisica y mentalmente. ESta demostrado que 6to-7mo ining son los iings mas dificles para un abridor( ademas del 1er ining) porque ya los bateadores lo vera por 3ra vez y porque pueden empezar a flaquear las energias.

Amaya dijo:

2

25 de octubre de 2017

19:10:26


Salvo excepción Vera lanzaba los 9 inning y tiraba entre 87 y 98 lanzamiento, con sana humildad me confesó el domingo aquí en Pinar que fue Cortina y Jesus Guerra quienes lo enseñaron y le hicieron pitcher

enrique15 dijo:

3

26 de octubre de 2017

09:29:31


Cada vez que elo uno de estos artículos me convenzo más de lo que repito hasta el cansancio: ¡Cuantos defectos tienen nuestros preparadores! Todo eso que dice Cortina lo vemos todos los días en la SNB, me refiero a los aspectos negativos. Un lanzador está tirando un juego aceptable, su equipo hace carreras e inmediatamente abre el inning dando bases por bolas, se complica incluso con el 9no bate. Esos son problemas identificados, como podemos comprobar por lo que dice Cortina, sin embargo, se mantienen e incluso crecen. ¿Es culpa de nuestros jóvenes lanzadores totalmente? No lo creo. Si tenemos identificados los problemas, ¿por qué vemos tan pocos resultados en las soluciones?

pedro lima hernandez dijo:

4

1 de noviembre de 2017

06:23:39


Que lastima Cotina, estas arando en el mar. Nuestros lanzadores repiten series tras series sus mismos defectos. Donde estan los entrenadores cubanos? y lo hago extensivo a todos los jugadores algunos nunca llegan a pulir los errores. Chapman en Cuba era un bolon y un tirapiedras y hoy brilla en el mejor beisbol del mundo y puedo citar mas ejemplos. Siento orgullo cuando aqui, donde estoy de visita familiar veo a Puig y a Gourriel en lo mas alto. Siempre he simpatizado con Cortina pero yo agregaria aunque nada tenga que ver con el pensamiento tecnico tactico de los lanzadores es que algo hay que hacer y rapido en nuestras series nacionales. El beisbol en Cuba no es un simple deporte, es orgullo, es pasion, es nuestra idiosincracia, es historia, es incluso un asuinto de dignidad naciona. Lamentablente la CNB se ha quedado sin ideas