ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Tirándole

Cortina en la lomita (parte x y final)

Hoy casi todos los receptores reciben demasiado lejos del bateador, para evitar golpes y con esta lejanía se convierten en el enemigo número uno del lanzador

No van lejos los de alante

Granma es el equipo de mayor salto cualitativo desde que finalizó la primera etapa hasta hoy

Cortina desde la lomita (parte IX)

¿Cómo debe terminar un juego el pitcher? Sobre su brazo, su cuerpo y su mente tras el último out

La buena voluntad presa de un dobleplay

Para un pelotero jugar en la MLB, es lo que para un tenor cantar en la Scala de Milán. Todo beisbolista o cultor del canto quiere expresar sus dotes en esos eximios escenarios, solo que aunque muchos quieren, no todos lo logran. Es más, son espacios reservados. En ellos, cual verdaderas cortes, entra únicamente la nobleza que dan las cualidades de estos seres humanos, revestidas ambas de fino arte

La pelota se ve desde el pueblo

Tenía una deuda con el Capitán San Luis, el estadio de Casanova, Lazo, Urquiola, Juan Castro, de Donald y de Saavedra. Siempre quise ver un partido parado en la lomita del jardín izquierdo, esa donde los pinareños no quieren que le construyan una grada. Desde allí la pelota se ve desde el pueblo...

Cortina en la lomita (parte VII)

El profesor José Manuel Cortina, nos sigue enseñando los laberintos que llevan a un buen pitcher

Cortina en la lomita (parte VI)

El pitcheo para sacar out es aquel con el que vamos a eliminar al bateador, usando preferiblemente los lanzamientos rectos, tirándolos en el momento justo para eliminarlo

Cortina en la lomita (Parte V)

No se pierdan cómo hizo Cortina para convertir a Carlos LLanes, en el segundo hombre de más victorias en Series Nacionales. Y cómo Omar Carrero y su receptor, Pedro Cruz, definían los envíos

Cortina en la lomita (Parte IV)

José Manuel Cortina nos mantiene encima del montículo con las interioridades del pensamiento técnico-táctico

Premio Martín Dihigo al más valioso

Béisbol de siempre dedicó su espacio televisivo el pasado sábado a la Peña Martín Dihigo, el Inmortal, y claro, a ese excepcional y singular pelotero cubano, el más grande de nuestra historia