ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Julio Martínez Molina

CIENFUEGOS.-  Al concluir la visita gubernamental encabezada por el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel, a Cienfuegos, se produjo un momento maravilloso, de esos que quedan en la retina para siempre, porque definen la identificación real de un pueblo con sus líderes.

Ocurrió al salir el mandatario de la sede de la Asamblea Provincial del Poder Popular. Allí, en pleno parque Martí, en el corazón de la ciudad, una multitud se le abalanzó -literalmente- entre muestras de cariño, confraternidad y apoyo hacia el dirigente.

Foto: Julio Martínez Molina

Fueron tan lindas y sentidas las palabras que, para un periodista, resulta obligatorio consignarlas: “Presidente, qué alegría tenerlo en Cienfuegos”, “Siga así”, “Lo queremos, lo queremos mucho”, “¡Viva Díaz-Canel”, “Estaba loca por verlo”!

Lo besaron ancianos y niños, muchos le tendieron la mano, otros pretendían chocarle los nudillos en señal de aprobación a su gestión de gobierno, su estilo de trabajo e incansable esfuerzo por participar en cada momento decisivo de la vida política y social de este país. A la manera de Raúl. A la manera del inolvidable Fidel.

En el mismo sitio donde Díaz-Canel experimentó este abrazo de pueblo, el líder histórico de la Revolución Cubana les habló en la madrugada del 6 de enero de 1959 a los cienfuegueros, en un alto de la Caravana de la Libertad. Fue este el sitio donde el Comandante en Jefe dijo que los cienfuegueros nunca le fallarían a la Revolución. El lugar donde, en el aniversario XX del 5 de Septiembre, en 1977, ponderó la fibra patriótica de Cienfuegos.

Díaz-Canel recibió en Cienfuegos muestras de cariño, confraternidad y apoyo. Foto: Julio Martínez Molina

Díaz-Canel, sabedor de la significación histórica de este parque,  emocionado y feliz, fue uno más de la multitud, conversó, bromeó, hasta se permitió contestarle con una jarana a una admiradora y -sobre todo- aprovechó para conversar con la población sobre las razones de la visita gubernamental que encabezara, junto a Salvador Valdés Mesa, Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros.

Él comprobó en Cienfuegos la respuesta del territorio a las afectaciones provocadas por la tormenta subtropical Alberto y se interesó por todo el desarrollo del proceso de recuperación.

La visita sabatina se inició en horas de la mañana por la Marina Marling, donde Francisco Poma, director general de este complejo turístico, le informó cómo la rada de naves de turismo fue totalmente limpia del derrame de aguas oleosas de la Refinería de Cienfuegos, ocurrido como consecuencia de las inundaciones de sus piscinas por las lluvias de “Alberto”.

Foto: Julio Martínez Molina

Díaz-Canel expresó que ha sido sorprendente la reversión experimentada en el entorno, de extraordinaria belleza geográfica, lo cual habla de la preocupación ambientalista local, sostuvo.

A continuación,  el mandatario se dirigió a la Refinería de Cienfuegos Camilo Cienfuegos, donde su director, Hermenegildo Montalvo, le ofreció detalles sobre el arduo proceso de recolección de miles de metros cúbicos de aguas oleosas e hidrocarburo.

Díaz-Canel calificó el esfuerzo librado en solo un mes de “titánico”, encomió el esfuerzo colectivo del territorio e indagó en torno a los planes previstos para impedir posibles incidentes de este tipo en el enclave energético, de cara a lo cual ya está en marcha un programa de varias medidas.

En estos momentos, la Bahía de Jagua está descontaminada en su totalidad; solo resta menos del uno por ciento en Punta Ladrillo.

Más tarde, el mandatario cubano apreció las obras de reanimación en los complejos recreativos La Punta y La Laguna del Cura; así como en el parque de diversiones Amanecer Feliz, lugares de sano esparcimiento, magníficos para el disfrute del pueblo durante todo el año y especialmente en el verano.

Foto: Julio Martínez Molina

 

VALDÉS MESA CONSTATA RECUPERACIÓN DE JURAGUÁ

Salvador Valdés Mesa, Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, en su visita a la Unidad Empresarial de Base (UEB) Integral Agropecuaria Juraguá, fue informado del rescate de 400 hectáreas, antes infectadas de marabú, y hoy dedicadas a los cultivos varios.

Estas tierras resultaron beneficiadas por  diez nuevas máquinas de riego de pivote central y moderno equipamiento, entre los cuales figuran tractores, cosechadoras y sembradoras de granos, una maquinaria que posibilita mayor precisión en las labores.

La entidad cienfueguera, uno de los principales polos productivos del territorio y bastión platanero, produce y comercializa viandas, granos, frutales, leche y carne, en una superficie total de más de 9 mil 460 ha, más de la mitad destinadas a los cultivos varios.

El Primer Vicepresidente reflexionó sobre la necesidad de incrementar los rendimientos, así como de atemperarse al cambio climático, de ahí el reclamo de lograr mayor incidencia de los centros de investigación, con el aporte de estudios sobre variedades con adecuado potencial genético, nuevos períodos de siembra y cosechas y otras variantes aconsejables de acuerdo a las condiciones que impone el clima. En esa misma cuerda, instó a intensificar la preparación y capacitación de especialistas, técnicos y trabajadores en general.

RECONOCIMIENTO  AL TERRITORIO

Al cierre de la visita gubernamental, tuvo efecto en la Asamblea Provincial del Poder Popular una reunión resumen.

Acompañado por Salvador Valdés Mesa, Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, y por la miembro del Comité Central del Partido y Primera Secretaria en Cienfuegos, Lydia Esther Brunet Nodarse, en dicho encuentro el mandatario cubano fue informado de las afectaciones causadas por las precipitaciones asociadas a la tormenta subtropical Alberto, y recabó detalles de cada uno de los frentes de la vivienda, la agricultura, el transporte y los sistemas de abastos de agua, entre otros.

El vicepresidente del Gobierno Provincial, Florencio Piobet Moreira, ofreció un pormenorizado informe, el cual tradujo el verdadero hervidero de labor constante y transformación en que se ha convertido Cienfuegos, donde a pesar de la magnitud de los daños, todo ha tenido respuesta en cada esfera.

Se destacó la siembra de 3 835 hectáreas de producciones de ciclo corto para fortalecer la alimentación del pueblo; así como la entrega de 1 489 colchones a los damnificados. La provincia dispone del cien por ciento de los techos afectados que restan y además los materiales -producidos en centros locales- para terminar de dar solución a las afectaciones de Alberto, unas 180, y a las menos de cien que quedan de las 2 445 viviendas dañadas por Irma.

Debe reconocerse el trabajo de recuperación de la provincia y la participación masiva de la población, con énfasis en el proceso de recolección de aguas oleosas en la Bahía de Cienfuegos, resaltó el Presidente cubano.

A renglón seguido, Díaz-Canel subrayó que “hay que reconocer la manera en que se enfrentó; ahora  al verla limpia nuevamente nadie cree que esta Bahía estuvo negra y llena de hidrocarburo. Y hay que reconocerlo, no solo porque hayan trabajado con intensidad, sino además porque lo hicieron con inteligencia. Solo así han podido lograr este alcance en la recuperación”.

A continuación, consideró que “todo cuanto se está haciendo en materia de recuperación los pone en mejores condiciones de cómo estaban antes de las intensas lluvias. El concepto de recuperar mejor es una manera victoriosa de contrarrestar las dificultades, y se reconoce el trabajo en tanto sabemos que la mayoría de las cosas ya están recuperadas”.

Señaló, no obstante, que queda todavía impulsar todo cuanto pueda hacerse en la producción de alimentos, culminar la solución de las viviendas afectadas por Alberto e Irma -tema en el cual el territorio está bastante adelantado, consideró-,  y acabar de restañar la la afectación de viales: con daños dispersos en caminos, vías férreas y puentes.

Significó la importancia cardinal de no abandonar el seguimiento hasta el final, pues el chequeo y atención permanentes no deben faltar en ningún momento.

Destacó asimismo el proceso de la reanimación de la ciudad de Cienfuegos con los beneficios del uno por ciento de la contribución territorial; al tiempo que estimó que todo cuanto pueda hacerse en tal sentido proporciona beneficios de diverso tipo a la población, incluido el espiritual.

Finalmente, el Presidente cubano distinguió la constancia y cultura con la cual se está trabajando en las obras por el bicentenario de la Perla del Sur, en 2019; así como la recuperación de  instalaciones emblemáticas locales.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Jaime Luna-Victoria Carrillos dijo:

1

8 de julio de 2018

13:06:17


Seguir con su proceso revolucionario, Fuerza hermano pueblo de Cuba ; frente al BLOQUEO en sus diferentes formas. Saludos desde el Perú

luar dijo:

2

8 de julio de 2018

14:51:59


Se dice que en estos momentos la bahia de Cienfuegos esta descontaminada en su totalidad, que solo resta alrededor del 1%. Esta afirmacion no refleja la realidad de lo que sucede en un derrame de petroleo en el mar, pues gran parte del petróleo (entre uno y dos tercios) se evapora y se desompone por fotooxidación en la atmósfera. Del crudo que queda en el agua una parte sufre fotooxidación, otra parte se disuelve en el agua, siendo esta la más peligrosa desde el punto de vista de la contaminación, y lo que queda forma el "mousse": emulsión gelatinosa de agua y aceite que se convierte en bolas de alquitrán densas, semisólidas, con aspecto asfáltico, que es lo que se recoge en su mayor parte con las barreras empleadas. La mayoria de las poblaciones de organismos marinos logran recuperarse en unos 3 años, pero en dependencia de las condiciones climaticas este tiempo puede triplicarse. Cuando la contaminación toca la costa es muy difícil de extraer. A veces conviene retirar una capa superficial sabiendo que se va a generar un impacto negativo. Pero en algunos casos, donde se limpia casi cada piedra con chorros de agua caliente y a veces con detergente, la limpieza causa más daño que el derrame. Sucede tambien que al contacto del petroleo con particulas solidas se cren fracciones mas pesadas que el agua y van al lecho marino, con consiguiente daño a la vegetacion y a las especies marinas. Algunos expertos consideran que el daño puede perdurar en el ecosistema por muchos años, "hasta cerca de un siglo" y que por regla general "la cantidad de crudo que se puede retirar (del agua y de la costa) nunca supera el 10% o el 20%". Hacer desaparecer la mancha oleaginosa, no significa que el problema se haya resuelto. Se necesita dar seguimiento por mucho tiempo a las secuelas del derrame en el ecosistema. La mejor leccion es tomar todas las medidas para evitar tales desastres,

Carlos M dijo:

3

11 de julio de 2018

09:43:52


Con todo el respeto pero el problema de la contaminación de la bahía de Cienfuegos no es nuevo. Fui en el verano pasado y pude ver como los albañales descargan a menos de 50 metros de la playita El Cura. También vi como el compañero que barre el area recreativa dela playita de la Punta echa la basura para la bahía, le llamamos la atención pero siguió barriendo para el agua. También lo que pasó en esta oportunidad con el derrame de petróleo se debií al NO cumplimiento de lo dispuesto. Si esos depósitos hubieran tenido sus tapas no pasaba. Asi que a trabajar y hacerlo bien, por favor