ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Como parte de las medidas, por ejemplo, en las actividades de belleza se integrarán siete actividades (barbero, maquillista, masajista, manicura, peluquera, peluquera peinadora de trenzas y peluquero tradicional). Foto: Elba Salazar Cuba

Al cierre del primer semestre del año, un total de 567 982 personas ejercían el trabajo por cuenta propia en Cuba, lo cual representa el 12 % del total de los ocupados en el país. Datos ofrecidos por directivos del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social muestran que el 32 % de los incorporados son jóvenes; el 33 % féminas; el 16 % labora a su vez como asalariado en algún centro estatal; y el 11 % pertenece al sector de los jubilados.

Más allá de la significación de estos números, resulta incuestionable la validez de dicha forma de gestión como opción de empleo. No solo ha facilitado el proceso de reordenamiento laboral, también ha logrado incrementar la oferta de bienes y servicios con niveles de calidad aceptables, así como aligerar gradualmente la carga del Estado para permitirle concentrarse en actividades trascendentales para el desarrollo económico cubano.

De tal manera ha sucedido desde que en octubre del 2010 comenzaron a aplicarse medidas destinadas a flexibilizar y ampliar el ejercicio del trabajo por cuenta propia en el país. A partir de entonces se eliminaron prohibiciones para el otorgamiento de nuevas autorizaciones y la comercialización de producciones y servicios; y se aprobó la protección al sector a través de un régimen especial de seguridad social; al tiempo que se incrementaron las actividades y el control de su ejercicio.

A la par de los beneficios reportados en el transcurso de los últimos siete años, también se han presentado desviaciones en la implementación de la política aprobada que han hecho necesario diseñar medidas encaminadas al perfeccionamiento de la actividad de manera general.

Así fue anunciado en la más reciente reunión del Consejo de Ministros, y ratificado por el General de Ejército Raúl Castro Ruz en su discurso de clausura del IX Periodo Ordinario de Sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular. Tras la búsqueda de una mayor información al respecto, Granma dialogó con funcionarios de los ministerios de Trabajo y Seguridad Social, de Finanzas y Precios, y del Transporte.

Ante la interrogante de ¿por qué se inician estas modificaciones?, Marta Elena Feitó Cabrera, viceministra primera de Trabajo y Seguridad Social, aseguró que ello forma parte de un proceso sistemático de revisión y perfeccionamiento, encaminado a corregir deficiencias, de manera que ninguna acción quede al margen de la legalidad.

«La más reciente evaluación al desempeño de este sector permitió comprobar, entre otros elementos, que se utilizan materias primas, materiales y equipos de procedencia ilícita; persiste el incumplimiento de obligaciones tributarias y se subdeclaran ingresos; falta de enfrentamiento y solución oportuna a los problemas; subsisten imprecisiones e insuficiencias en el control; así como se constatan deficiencias en la contratación económica para la prestación de servicios u oferta de productos entre personas jurídicas y personas naturales», abundó.

Seguidamente puntualizó que las decisiones adoptadas «no constituyen un retroceso en el desarrollo de la actividad; con ellas se pretende consolidar la organización y el control del trabajo por cuenta propia, de manera tal que este continúe avanzando de manera ordenada y eficiente».

En La Habana, se permitirá la asociación de transportistas privados a las cooperativas de taxis ruteros creadas. Foto: Jose M. Correa

AJUSTANDO EL TRAYECTO

La Gaceta Oficial Extraordinaria No.31 publica en el día de hoy una Resolución del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, la primera de un conjunto de normativas jurídicas que será necesario implementar para materializar la decisión antes mencionada.

En este caso, la regulación enuncia que no se concederán nuevas autorizaciones para un grupo de actividades hasta tanto concluya el perfeccionamiento del trabajo por cuenta propia.

Se precisa también que de manera definitiva, en lo adelante no se otorgarán autorizaciones en las actividades de «vendedor mayorista de productos agropecuarios», «vendedor minorista de productos agropecuarios», «carretillero o vendedor de productos agrícolas de forma ambulatoria», «comprador vendedor de discos» y «operador de equipos de recreación para los equipos rústicos». Al respecto se aclara que los trabajadores que ya han sido autorizados en estas actividades pueden continuar desarrollándolas.

Asimismo, se puntualiza que las solicitudes de autorización, para ejercer en cualquiera de las actividades que la mencionada resolución restringe, que se encontraban en trámite antes de la entrada en vigor de esta normativa, se procesarán de acuerdo con lo establecido en las disposiciones legales por las que se iniciaron.

Por otra parte, la viceministra primera de Trabajo y Seguridad Social detalló que «una vez listo el resto de las regulaciones jurídicas necesarias, entre otras decisiones, se procederá a poner en práctica una agrupación de actividades afines, con lo cual se busca reducir la dispersión existente y perfeccionar el alcance de ellas».

Y ejemplificó con los «servicios de belleza». En esta nueva modalidad –dijo– se integran siete actividades del trabajo por cuenta propia: barbero, maquillista, masajista, manicura, peluquera, peluquera peinadora de trenzas y peluquero tradicional.

«Actualmente, si las personas quieren ejercer cualquiera de esas actividades, lógicamente requieren autorización para cada una; con las modificaciones solo necesitarán una. A partir de la agrupación será posible agilizar y reducir los trámites administrativos, disminuir la documentación, y a su vez, ampliar el perfil de las actividades ofreciendo un servicio más integral», valoró.

Por otra parte, Feitó Cabrera especificó que el Estado cubano ratifica la decisión de potenciar el desempeño del trabajo por cuenta propia, pero siempre bajo el marco de la legalidad y el ordenamiento. En tal sentido, adelantó que como principio «no se otorgarán autorizaciones en lugares donde sean detectados hechos constitutivos de delitos».

También será modificada la actividad «elaborador vendedor de alimentos y bebidas mediante servicios gastronómicos en restaurantes». En su lugar se han diseñado dos: «servicio gastronómico en restaurante» y «servicio de bar y recreación», cuya denominación y alcance se definirán de forma precisa en las normativas que se publiquen al respecto.

Otra de las novedades es que se autorizará al titular que tenga trabajadores contratados y necesite ausentarse por enfermedad prolongada, de él o de familiares bajo su responsabilidad, o por salida al exterior, la posibilidad de designar a uno de los contratados para asumir el cumplimiento de sus deberes.

«Específicamente para salidas al exterior, se concederá dicha prerrogativa por el periodo de tres meses, lo cual está en correspondencia con las regulaciones laborales aplicables a los trabajadores del sector estatal», acotó la viceministra primera.

De manera general, con las modificaciones aprobadas se fortalece del control de las actividades por cuenta propia desde el nivel municipal hasta el nacional. En el particular de las administraciones locales, entre otras responsabilidades se detalla la de realizar una evaluación colectiva y la pertinente comprobación, previo a la entrega de autorización en determinadas actividades, con el propósito de evitar contaminación, afectaciones sanitarias, problemas de convivencia y otros que pudieran afectar los intereses colectivos y de la sociedad.

A la par, se ha diseñado una mayor integralidad en los controles, de manera tal que los problemas sean valorados en su conjunto por inspectores de los diferentes sectores implicados en una u otra actividad.

En el caso particular del servicio de transportación de pasajeros que brindan los trabajadores por cuenta propia en vehículos automotores, Débora Canela Piña, especialista principal en el Ministerio del Transporte, refirió que se incluyen, entre otros elementos «la modificación del Reglamento de la Licencia de Operación de Transporte, restituyendo su alcance municipal, provincial o nacional, así como la actualización de los requisitos para su otorgamiento».

Detalló que ya han comenzado a aplicarse especificidades como la inspección técnica de los vehículos; el análisis de los expedientes de los conductores previo a la autorización de la actividad; y el ordenamiento de los servicios en sistemas de rutas, piqueras, terminales o puntos de embarque.  

Para la provincia de La Habana «se permitirá la asociación de transportistas privados a las cooperativas de taxis ruteros creadas y se iniciará un experimento que abarque la totalidad de los vehículos, entre cuatro y catorce pasajeros, que deseen operar en rutas de la capital del país», señaló Canela Piña.

Los porteadores privados que formen parte del experimento, entre otros beneficios podrán adquirir el combustible para operar a precios diferenciados; y según la disponibilidad de recursos del país, tendrán acceso al mercado mayorista para la compra de herramientas, partes, piezas de repuesto y accesorios al precio minorista menos un 20 % de descuento.

Además, explicó la funcionaria del Ministerio del Transporte, los vehículos y piqueras incluidos en el experimento deberán estar correctamente señalizados con rutas, precios, horarios y otros.

«El precio de las rutas se establecerá por tramos, que no superarán los 8 kilómetros, con un precio de 5 CUP», aseveró.
 
MATICES TRIBUTARIOS

Las cuestiones tributarias tampoco han quedado fuera del perfeccionamiento diseñado en esta ocasión, puntualizó Vladimir Regueiro Ale, director de Ingresos del Ministerio de Finanzas y Precios.

La captación de ingresos por este concepto es algo positivo pues constituye una fuente de ingreso destinada a los presupuestos locales, pero todavía persisten reservas que se escapan por el incumplimiento y la subdeclaración, aseguró.

Respecto a la actualización que se pondrá en marcha, explicó que en primer lugar responde al reordenamiento del trabajo por cuenta propia, que esta vez implica la unificación de un grupo de actividades y el reconocimiento de otras, lo cual conlleva, entre otras medidas, a determinar para cada caso nuevas cuotas de tributación. «Hay incremento de cuotas mínimas en algunos casos, pero también reducción en otros».

Referido al impuesto por la utilización de la fuerza de trabajo, por ejemplo, se ha valorado que se aplicará el tipo impositivo mínimo que establece la Ley tributaria, que es del 5 %, y al mismo tiempo eliminar la exención de pago por los cinco primeros trabajadores.

Recordó que para el pago a los trabajadores contratados existe una base mínima, con referencia al salario medio mensual de cada territorio. «La base para calcular este impuesto será progresiva, atendiendo al número de trabajadores contratados».

Por los primeros cinco trabajadores el impuesto será el 5 % del salario medio mensual correspondiente a la provincia de que se trate; del sexto al décimo se aplicará sobre el monto resultante de la suma de dos salarios medio; del 11 al 20 sobre la cifra de tres salarios medio; y a partir de 21 trabajadores se tomarán como base para el cálculo seis salarios medio.

De manera general –dijo– se ha mantenido un balance similar al actual entre la cantidad de actividades que actualmente tributan por el régimen general y las que lo hacen por el simplificado.

Asimismo, se ha establecido comenzar de forma gradual en la implementación del sistema de cuentas bancarias fiscales. «A un grupo de contribuyentes de determinadas actividades, comenzando por los arrendadores de vivienda, servicios constructivos y gastronómicos en paladares y bares, así como para los transportistas –este último solo en La Habana–, se les comenzará a exigir la creación de una cuenta bancaria con trascendencia fiscal, en la cual se deben ir reflejando las operaciones de ingresos y gastos relacionadas con la actividad que ejercen. Esta información estará disponible para la Oficina Nacional de Administración Tributaria durante todo el proceso de control y verificación de sus acciones a los efectos del pago de los tributos correspondientes».

Nadie asuma que el fin de estas medidas es dar marcha atrás al desarrollo del trabajo por cuenta propia en Cuba. Nada más alejado de la realidad. Si bien de manera general quienes se desempeñan en el sector no estatal cumplen las disposiciones vigentes, todavía existen otros que violan las normas establecidas y se pierden en los entresijos de la ilegalidad y el desorden, y a estos últimos, en primer lugar, debe ponérseles freno de inmediato.

Poner orden en casa constituye pues máxima prioridad para el Estado cubano, de manera tal que sistemáticamente se rectifique y consolide lo aprobado, en un clima de confianza y legitimidad que nos atañe a todos.

En la medida que se publiquen las normas jurídicas diseñadas para este perfeccionamiento Granma ampliará otros detalles.

ACTIVIDADES EN LAS QUE POR EL MOMENTO NO SE ENTREGARÁN NUEVAS AUTORIZACIONES

Hasta tanto se concluya el perfeccionamiento del trabajo por cuenta propia se decidió no otorgar nuevas autorizaciones en las actividades de arrendador de viviendas, habitaciones y espacios; cafetería de alimentos ligeros; chapistero; contratista privado; elaborador vendedor de alimentos y bebidas mediante servicio gastronómico en restaurantes (paladares); y elaborador vendedor de alimentos y bebidas en punto de venta fijo (cafetería).

Asimismo, aparecen las de elaborador vendedor de alimentos y bebidas no alcohólicas a domicilio; fregador engrasador de equipos automotores; gestor de pasaje en piquera; gestor de permutas y compraventa de viviendas; gestor de alojamiento para viviendas o habitaciones que se arriendan; herrero; instructor de prácticas deportivas; así como modista o sastre.

Se incluyen también, operador de equipos de recreación; organizador de servicios integrales para fiesta de quince, bodas y otras actividades; oxicortador; productor o vendedor de calzado; productor o vendedor de artículos varios de uso en el hogar; y profesor de taquigrafía, mecanografía e idiomas.

Además, profesor de música y otras artes; reparador de equipos eléctricos y electrónicos; repasador; reparador de artículos de joyería; bisutería; servicios de construcción, reparación y mantenimiento de inmuebles; y programador de equipos de cómputo.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

jpuentes dijo:

36

1 de agosto de 2017

14:45:06


Que entendemos por una cuenta bancaria fiscal en el contexto cubano actual del TCP. Qué significa un grupo de contribuyentes?. Cuales serian ese grupo?. Fijense que no pregunto cuales actividades estarían obligadas a una Cuenta Bancaria Fiscal, eso lo sé. Mi pregunta es: qué grupo de esas actividades estarian obligados a establecer esa figura bancaria?. Cuales son las condiciones que deben tener esos grupos para tener que establecer esa cuanta banacaria fiscal?

Roberto dijo:

37

1 de agosto de 2017

14:46:26


El primer problema entre otros es que los impuestos a pagar por la Renta de habitaciones es el mismo en la Habana Vieja, Plaza, Playa, Viñales y Trinidad que los que rentan en La Lisa, Regla, Marianao, Artemisa, y el resto, lo cual constituye una competencia desleal propiciada por el mismo estado. Es el mismo ejemplo que se ORIENTO, para la compra – venta de viviendas, es correcto que una casa en la Rampa, en Plaza y Playa se le grave más impuesto que una en el Coco Solo, La Guinea etc, esos POLOS PRIVILEGIADOS, están en ventaja y le ponen el precio que deseen a la renta de su casa, pues con una hab pagan el mes, siendo DISCRIMINATORIO para el resto---Algo que creemos se le dé una solución en este momento que se define como reorganización y reafirmar medidas...El tema de la cuenta bancaria hay que tener en cuenta las variantes o figuras de pago, hay un % de pagaos del cliente que se realiza anticipada en el exterior y ese dinero llega aquí con un % por el envío que es nunca menos de un 10% y después el Banco Cubano le aplica el gravamen establecido según moneda, pues el más común el Dollar, tiene un 13% de gravamen por peso que llega, lo cual no es una venta bruta ya... pues llega con ese impuesto, hay que reconocerlo y ver como se entenderá, ...Hay que ver si en el Banco se deposita el 100% de los ingresos declarados y como se reservan los gastos y qué % de gastos se ha previsto por peso después de impuesto o antes---hay que tener en cuenta los precios en las diferentes temporadas, como hace el SISTEMA DEL TURISMO, que compacta trabajadores y disminuye costos en la temporada baja y hay meses que da perdida algo histórico en el mundo del hospedaje que no es lineal el ingreso. RECOMIENDO QUE EL MITRAB COMO RECTOR DEL T.C.P QUE MUY BIEN LO ESTA ENFRENTANDO OFRESCA UN GRUPO DE PROGRAMAS E INFORMACIÓN ESCRITA....SOBRE LAS DUDAS MAS COMUNES QUE SE VAN A PRESENTAR.

carlos dijo:

38

1 de agosto de 2017

14:52:22


rafael .. al fin un comentario con logica .....ya estaba asustado leyendo las opiniones y ver como hay gente q apoya esas medidas q mas q medidas son trabas y mas trabas .....como alguien puede apoyar eso sabiendo q a la larga los mas perjudicados seran de nuevo ellos mismos .. los q tienen negocios van a tener negocio pero los q necesiten de sus servicios son los q como siempre van a pagar el establecimientos de esas medidas

danilo santiesteban mayor dijo:

39

1 de agosto de 2017

15:05:03


buenas tardes lo de limitar o prohibir licencias no es nuevo ha pasado y va a seguir pasando. se sigue experimentando con los TPCP, se sigue botando el sofá y se siguen discriminando. estoy de acuerdo en que hay que cumplir con lo legislado, ya sea por parte de los TPCP ya sea por parte del gobierno, pero no se puede tener dos varas para impartir justicia. El gobierno busca y tiene todas las vías a su favor para hacer que los TPCP cumplan con lo legislado, sin embargo los TPCP carecemos de esas vías para hacer que se cumpla mucho de lo legislado que nos beneficia. No quiero extenderme porque ya no sé a quién escribir sobre el tema. Le he escrito a la ANPP, a la FGR, al TSP, al Ministerio de Trabajo, a la CTC y varios lugares más y no se acaba de resolver el asunto que está relacionado con el derecho constitucional que tenemos todos los trabajadores de recibir subsidio por enfermedad, derecho del que estamos excluidos los trabajadores privados y que el Ministerio de Trabajo y la CTC reconocieron como algo pendiente de solución pero que no se acaba de resolver y que está afectando a decenas de miles de trabajadores. El subsidio por enfermedad es un derecho y una necesidad no es un capricho.

Jose R Oro dijo:

40

1 de agosto de 2017

15:14:13


Este es un tema de la mayor connotación para el futuro de Cuba, de la posibilidad y coyuntura para desarrollar una sociedad socialista próspera, sostenible y humana. Por supuesto que apoyo de la manera más ferviente que se introduzca un sistema de regulaciones que permita desarrollarse al TCP de forma armónica y organizada. El desorden no conduce a nada y debe ser erradicado. Creo firmemente que están medidas evitan que el desbarajuste cruzara un umbral que hiciera imposible el ordenarlo metódicamente y provocara un “bandazo” ultra-estatista tipo Ofensiva Revolucionaria. Estas son las medidas como tales, pienso que también hay que publicar que se va a hacer para evitar problemas como que “se utilizan materias primas, materiales y equipos de procedencia ilícita”, es decir ¿cuales son las alternativas? Creo que en el futuro inmediato sería muy útil decir donde estas “materias primas, materiales y equipos” se van a poder adquirir de forma lícita. Además de la necesaria identificación de los problemas y su correctivo; hay que determinar y establecer sus orígenes y causas, para eliminarlas también. Desde el punto de vista tributario, los impuestos hay que pagarlos, punto. Son una fuente importante de los ingresos del estado. Decía el gran Benjamin Franklin que “en la vida hay solo dos cosas seguras: la muerte y los impuestos”. Sugiero que antes de extenderle una licencia a una persona, esta pase un seminario de un día y se le haga un examen donde quede claro cuáles son sus obligaciones legales y responsabilidades financieras y de todo tipo. Si no se hace estos muchas personas no van a estar preparadas para trabajar efectiva y legalmente por cuenta propia. En el socialismo el interés colectivo predomina sobre el interés individual, por lo tanto yendo de lo más colectivo a lo individual, el orden de prioridades debe ser EES, Cooperativas de todo tipo y TCP. Es más importante a mi juicio estimular (y regular) a la EES para que produzca muchísimo mejor, sobre todo haciendo realidad la gestión colectiva o “autogestión obrera” o como se le quiera llamar versus centralización excesiva e irreales planes. Después en orden descendente vendrían las cooperativas, que son mucho más productivas que las EES, pero son también netamente socialistas y después, sin negar sus necesarios, evidentes e inherentes valores, el TCP. Lo que no se puede admitir es que “las carencias” se convierta en la forma permanente de vida en el socialismo, porque lo hacen vulnerable en grado sumo. Aquellos que piensen que organizar una cacería de brujas contra el sector no-estatal le es conveniente al pueblo y al socialismo, están totalmente equivocados y enloquecidos. Tengo confianza de que el espíritu de estas medidas, como ha sido estipulado explícitamente en ellas “no constituyen un retroceso en el desarrollo de la actividad; con ellas se pretende consolidar la organización y el control del trabajo por cuenta propia, de manera tal que este continúe avanzando de manera ordenada y eficiente”.