ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Tirándole

Digo lo mismo

El béisbol cubano necesita de un di­rector de selecciones, y que se vista de mentor solo con el equipo grande, a las competencias principales

Tino nos entrega otro P-51

Vea un nuevo estudio sobre un esquema de temporada cubana de béisbol, que nos hace llegar desde Cienfuegos, Tino Iturralde

La pelota

De la 54 se ha dicho todo y no me cansaría de escribir que lo mejor que le pasó fue la Isla de la Juventud

El béisbol nos sigue convocando

Tanto los equipos clasificados a la segunda vuelta de la 54 Serie Nacional de Béisbol como sus respectivas aficiones han demostrado que este deporte convoca, aglutina y enamora

Decisiones desde el primer inning

La pelota sigue urgida de la toma de decisiones y desde este primer inning del año pudieran aparecer las consecuencias de una tardía definición

La Serie para, pero el béisbol sigue

Con 32 partidos celebrados, lo que separa al decimotercer puesto de la vanguardia de ocho es solo un juego y medio

Emocionante, trepidante, pero…

Estamos ya de cara al sexto juego de esta gran final por el título de la pelota cubana, y si me preguntaran qué ha sido lo más relevante, no dudaría en afirmar que son las graderías del Capitán San Luis y del Victoria de Girón abarrotadas de júbilo, de identidad y de defensa de sus equipos

Qué grande es el béisbol

Vladimir le debía a su público y a su equipo una actuación importante, por eso quienes colmaron las gradas del Capitán San Luis pinareño se pusieron de pie para aplaudirle cuando dejó el partido en el octavo capítulo

Lo que no va a las estadísticas

Ni Raúl González ni Guillermo Heredia decidieron el cuarto juego de la final de la pelota cubana que enfrenta a Matanzas con Pinar del Río, equipos que están dejando todo en el terreno, haciéndonos vivir cada jugada en un verdadero éxtasis.

Un swing desde las gradas del Victoria de Girón

Matanzas entera, parece un estadio de béisbol. En las graderías no se deja un claro, en los alrededores del parque beisbolero la sociedad yumurina, sobre todo sus jóvenes, palpita al ritmo de bolas y strikes.