ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

El diagnóstico temprano impacta favorablemente en la evolución y la supervivencia de los enfermos de cáncer de hígado o hepatocarcinoma  «Más del 50 % de los casos que hemos visto se diagnosticaron tardíamente. Cuando eso pasa, las opciones de tratamiento curativo desaparecen o se reducen», explicó el doctor en Ciencias Julio César Hernández Perera, investigador titular del Cimeq.

Para tratar este tipo de cáncer –el tumor primario del hígado más frecuente; y que las estadísticas sitúan entre la tercera y quinta causa de muerte por cáncer en el mundo– Hernández Perera cree que una de las claves del éxito está, además de en la prevención, en la propia atención primaria.

Lo más importante para los profesionales de la salud es conocer su población, saber cuáles son los pacientes de riesgo, los que consumen bebidas alcohólicas frecuentemente, los obesos, quienes tienen antecedentes familiares de enfermedad hepática maligna; dispensarizarlos y en ellos personalizar la atención médica, explicó en el contexto de la Convención Hepatocarcinoma 2018.

«La vacunación contra la Hepatitis B tuvo un gran impacto en Cuba; no todos los países tienen esa posibilidad, solo es un lujo de naciones desarrolladas. Pero el patrón epidemiológico cambia cuando comienzan a aparecer otras enfermedades prevenibles y que pueden evolucionar hacia la cirrosis hepática», refirió el experto.

En ese sentido, mencionó la infección por el virus de la Hepatitis C. «Es una enfermedad diagnosticada a principios de los años 90, y estamos viviendo su evolución natural al desarrollo de la cirrosis hepática. Hay una estrategia de prevención, por ejemplo, el diagnóstico de la Hepatitis C en los donantes de sangre, para así cortar la transmisión.

«Hay que evitar el consumo excesivo de alcohol, pues es una de las principales causas de cirrosis; la obesidad, las enfermedades metabólicas.

«Asimismo, deben mencionarse las enfermedades hepáticas por depósito de grasa no alcohólicas, asociadas al consumo alto de calorías y la llamada comida chatarra. Es lo que la población conoce como hígado graso, pero que va más allá, hasta desarrollar la esteatohepatitis no alcohólica, es decir, el hígado graso con procesos inflamatorios, y de persistir la inflamación evoluciona a la cirrosis», dijo.

Una vez que ello sucede la posibilidad de evolución a un carcinoma hepatocelular está presente. «Una de las acciones que puede hacer la atención primaria es promover estilos de vida saludables».

El experto identificó, además, como un reto para un mayor abordaje de este problema de salud, la renovación de las estadísticas. «En el caso del hepatocarcinoma es inevitable el subregistro. La cirrosis es una enfermedad silente en sus etapas iniciales.Cuando un paciente fallece a causa de ella, muchas veces no se ha estudiado, o se piensa que por esa enfermedad avanzada no se le pueden hacer procedimientos diagnósticos. En consecuencia, no se diagnostica el carcinoma hepatocelular, cuando está demostrado internacionalmente que la principal causa de descompensación de la cirrosis hepática es este tumor».

EN BUSCA DE DIANAS MOLECULARES

Un nuevo ensayo clínico, aprobado por la Autoridad Reguladora de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos de la República de Cuba, donde se empleará el candidato vacunal HEBERSaVax en el tratamiento de pacientes con carcinomas hepatocelulares, tendrá lugar en el Cimeq, una institución certificada en buenas prácticas clínicas, y que cuenta con un equipo médico altamente calificado y todos los medios diagnósticos de punta.

El doctor en Ciencias Francisco Hernández Bernal, profesor e investigador titular del CIGB y responsable clínico del proyecto, explicó que es el primer estudio en seres humanos con esta vacuna, para hepatocarcinoma; pues antes se ha empleado en otros tipos de tumores sólidos. «Estamos ahora en una fase de investigación incipiente, un estudio exploratorio, donde indagaremos este posible nicho terapéutico», dijo.

No se está hablando, insistió, de que ya tengamos una terapéutica para el hepatocarcinoma. Es una investigación que está en su fase inicial.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Dr. José Luis Aparicio Suárez dijo:

1

17 de marzo de 2018

03:36:26


Ha de priorizarse la prevención, que es posible. Y, vale tener la “sagacidad” como centinela para un diagnóstico temprano, que ofrezca la posibilidad del control. No es infrecuente la malignidad primaria del hígado, principalmente en pacientes con enfermedad hepática crónica subyacente y cirrosis. El proceso, si no se detecta y atiende a tiempo, tiene expansión local, diseminación intrahepática y metástasis a distancia. Llama la atención que sea la tercera causa de muerte por cáncer en todo el mundo, cuando es posible la prevención. En una etapa avanzada, los pacientes presentan dolor en el cuadrante superior derecho, pérdida de peso y signos de enfermedad hepática descompensada. Es muy importante asegurar una detección temprana en pacientes con cirrosis hepática, estudio de la alfa-feto-proteína sérica o a través de imágenes. Vale tomar conciencia de la necesidad de evitar la infección por los virus de las hepatitis B y C, así como el alcoholismo e hígado graso, la obesidad, la diabetes (o su descompensación o falta de control), la dislipidemia y la hipertensión. A pesar de los progresos en el conocimiento de su historia natural y patogénesis, esta enfermedad sigue siendo una patología agresiva con una alta mortalidad. La estrategia más eficaz es la prevención.

Luis Armando venereo izquierdo dijo:

2

17 de marzo de 2018

16:17:32


Soy medico y en el 2004 en venezuela fui operado en una clinica privada en barinas luego me diagnostique a los 6 meses un virus c de hepatitis y aunque muy bien atendido en ser.gastrode amejeira se confirmo se decidio no poner tto con indicado y he negativizado gracias a dios pero se q Cuba trabaja hace años en la prev del cancer q se ubica cada año dentro de lamorbimortalidad con mas frecuencia doy mi consentimiento para colaborar en cualquier estudio de ser necesario me he cohibido del consumo de alcohol actualmente estoy en ecuador de mision y reconozco q es importante la promocion de estilos saludables y prevencion de este tumor y hay poca pesquisa de estas hepatitis q evolucionan en gran medida al cancer y donde mas se busca es en banco de sangre y en el embarazo o grupos riesgo de vihsida y como no se expresa con muchos sintomas en este minuto hay personas enfermas consumiendo alcohol y pudieran tener este tipo de hepatitis y no saberlo y nosotros los cubanos fundamentalmente en el oriente usamos y abusamos del alcohol en momentos festivos o no gracias por seguir ganando batallas a las enfermedades y a la muerte y con las gratuidades del sistema de salud y el recrudecimiento del bloqueo y sus consecuencias sobre las investigaciones medicas gracias Cuba