ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Unicef apuesta por un mundo en el que todos los niños y niñas desarrollen plenamente su potencial con salud y bienestar. Foto: Juvenal Balán

Si a algo ha apostado el sistema de salud pública en nuestro país es al bienestar de la primera infancia como base de la salud a lo largo de toda la vida. Justamente de ello han dado suficientes muestras los resultados de las investigaciones y temáticas presentadas en el XXVIII Congreso cubano de Pediatría que se desarrolla hasta este viernes en el Palacio de Convenciones de La Habana.

Es esta premisa un reconocimiento de profesores y expertos invitados a la cita, y también lo fue de la representante de Unicef en Cuba, María Machicado Terán, quien al abordar cómo los niños, niñas y adolescentes conforman el centro de la estrategia de salud de Unicef elogió que Cuba encabeza los indicadores más bajos de mortalidad infantil en la región, con una tasa de 4,0 por cada 1000 nacidos vivos, la más baja de la historia.

Del mismo modo, resaltó que se redujeran otros indicadores como la mortalidad del menor de cinco años y la mortalidad materna, el hecho de contar con una cobertura de inmunización superior al 98 % con 11 vacunas que protegen contra 13 enfermedades, y un total de 10 bancos de leche humana en todo el país, así como 24 hospitales recertificados con la iniciativa del hospital amigo del niño y de la madre.

Representante de Unicef en Cuba, María Machicado Terán Foto: Dunia Álvarez Palacios

A pesar de que en los últimos dos decenios se han obtenido enormes progresos en materia de salud materna e infantil, cada año en el mundo, dijo Machicado Terán, se registran aproximadamente 2,6 millones de casos de niños nacidos muertos. «Las tasas de mortalidad neonatal han disminuido menos rápido que las de los menores de cinco años. En la actualidad la mortalidad neonatal representa el 45 % de todas las muertes de menores de cinco años, lo cual subraya la necesidad de aumentar la atención en los primeros días de vida».

Poner fin a la mortalidad materna, neonatal e infantil evitable, así como promover la salud y el desarrollo de todos los niños y niñas, considerando sus necesidades de salud en cada una de las etapas de la vida, son los objetivos de la estrategia de salud de Unicef, subrayó.

En ese sentido insistió en que Unicef imagina un mundo en el que ningún niño muera a causa de una enfermedad evitable y en el que todos los niños desarrollen plenamente su potencial con salud y bienestar.

Las mayores reflexiones respecto a los retos que tiene Cuba para continuar mejorando sus indicadores de salud infantil, están de acuerdo con Machicado Terán, en incrementar la lactancia materna; en tanto solo el 33 % de los niños y niñas menores de seis meses de edad son amamantados de forma exclusiva.

También, la maternidad temprana o el embarazo adolescente constituyen un punto rojo a no descuidar. Resultados de la  Encuesta de Indicadores Múltiples por Conglomerados (MICS), Cuba 2014, dan cuenta de que el 9 % de las mujeres de 15 a 19 años ha empezado el proceso reproductivo.

En el punto de análisis se ubica también las actitudes hacia la violencia doméstica. En esta propia encuesta se apunta que el 4 % de las mujeres opina que es justificado que el esposo o pareja golpee a su esposa.

La representante de Unicef abundó además en el Estado Mundial de la Infancia de 2017, informe que enfatizó en las formas en que la tecnología digital ha cambiado las vidas de los niños y sus oportunidades, y explora lo que puede deparar el futuro. «Aprovechar lo bueno, limitar el daño», explicó la conferencista, teniendo en cuenta las posibles consecuencias de las TIC sobre la salud y la felicidad de los niños es una cuestión de creciente preocupación pública, y una esfera en la que el camino está allanado para realizar futuras investigaciones y obtener datos.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.