ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Jose M. Correa

El encuentro científico nacional Edumecentro 2016, a partir de hoy en Santa Clara, reunirá a educadores de las Ciencias Médicas, quienes debatirán sobre los planes de estudio en la carrera de medicina y la Estrategia de formación continuada postdoctoral,

Unos 200 participantes, entre médicos, estomatólogos,  enfermeros, licenciados en tecnología de la salud y profesores de otras materias, de ocho provincias  y el municipio especial de la Isla de la Juventud, analizarán por dos días, temáticas sobre la formación del personal sanitario, señala un cable de la ACN.

Danalay Consuegra, comunicadora institucional de la Universidad de Ciencias Médica de Villa Clara, explicó que mediante ponencias, carteles, talleres y conferencias se expondrán investigaciones vinculadas al quehacer pedagógico.

Señala la ACN que este encuentro se desarrolla como parte de las acciones, por el medio siglo, del inicio de la docencia médica, en la región central de Cuba.

El programa científico analizará temas como el trabajo educativo desde la historia de la medicina en la formación humanista del médico  y la extensión universitaria en función de la preparación del profesional del sector.

Edumecentro 2016, auspiciado por la Sociedad de Educadores en Ciencias de la Salud, capítulo de Villa Clara,  se desarrolla, con carácter nacional, en homenaje  a los iniciadores del quehacer pedagógico en el centro de Cuba con la apertura de la carrera de medicina, hace 50 años.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Cesar Cabezas dijo:

1

24 de noviembre de 2016

13:25:52


El deseo natural de estar joven es comprensible porque tenemos en los genes impresos la impronta de la eternidad. Por eso el cuidado de la salud tiene un lugar relevante en la vida del hombre. Esto incluye sus cuidados alimenticios. El hombre ha buscado por todos los medios de prolongar su existencia por siglos y ha fracasado en extender este proceso inevitable degenerativo. Salmos 90:10. La Biblia dice que Dios puso el deseo de la eternidad en el corazón del hombre. Eclesiastés 3:11. Esto indica que fuimos creados para vivir para siempre. La promesa de que llegaremos a tener todo el vigor de la perfección y una piel lozana por la eternidad, se encuentra en Job 33:25. La tierra en general llegará a una restauración total, donde los humanos extenderán su vida por la eternidad. Salmos 37:29. Las enfermedades y otros males serán cosa del pasado. Isaías 33:24. 35:5, 6. Apocalipsis 21:3-4.Visite jw.org para más información.

Dr. José Luis Aparicio Suárez dijo:

2

25 de noviembre de 2016

18:37:20


Desde Angola una sincera felicitación por el Aniversario 50 de la UCM-VC. Sintamos el dulcísimo placer de escuchar los acordes del 50 aniversario. No hay distancia que impida, en una ocasión tan especial, estar en mi Universidad, la nuestra, la de todos los que vamos siempre, por ella y con ella, cultivando una noble profesión. Palpitan imborrables recuerdos desde mi primer día, aquel 1ro de septiembre de 1983, cuando vestí el uniforme del Destacamento “Carlos J. Finlay” e inicié, desde los diferentes escenarios de formación y la Federación Estudiantil Universitaria, una ilimitada y apasionante carrera por la vida y la salud de muchos. Un sano orgullo siento por haber cursado mis estudios de Medicina en la emblemática Universidad de Ciencias Médicas de Villa Clara. Allí “aprendí a aprender” sobre Ciencias de la Salud, cultivé valores esenciales como profesional y ser humano, conocí a educadores que venero y colegas para siempre, asimilé lo más importante de la historia de la Medicina y los modos de actuación en su abnegado ejercicio, supe quién fue el hombre honrado y virtuoso cuyo nombre lleva la institución. Además, me enamoré para siempre de la FEU, y decidí realmente lo que haría el resto de mi vida, precisamente defender la salud de los pueblos y mis pacientes, entregarme a las Ciencias Médicas en cualesquiera de sus trincheras, y no dejar de promover sanos estilos, prevenir enfermedades, asistir como médico, cuidar, estudiar, enseñar e investigar, de la mano de la ética, la solidaridad, el humanismo, y el sentido de la responsabilidad. Desde mis inolvidables días allí llevo siempre conmigo un sentimiento especial, de profundo respeto a los educadores, compañeros de curso y colegas de varias generaciones, estudiantes y directivos; además a la superación constante y amor a Cuba, la humanidad y las causas salubristas. Desde entonces aprendí a enaltecer la virtud como médico y ser consecuente con un elevado compromiso social. Mi escuela de Medicina, mi Instituto y mi Universidad representan lo mismo, es “Alma Máter” donde me convertí en “Galeno”, es la institución de “mi Rector y profesores de siempre”, la que me propició conocimientos, destrezas y valores como profesional, la que me ofreció lo esencial para “saber, saber hacer y saber ser” en el desempeño cotidiano, y enseñó a cultivar mejor la ética, la educación, la cultura y la sensatez. Además, me preparó para combatir la ignorancia sanitaria, estado que reduce las posibilidades para una salud integral y larga vida. Siento en lo más profundo la Universidad que me guío, a través de un magisterio ejemplar, a cuidar lo más preciado del ser humano, su dignidad y salud en toda su dimensión. Junto al saber, cultivé en sus aulas el honor y la pasión por el bienestar de Cuba y el mundo. Con certeza, estudié en una buena universidad, por la hondura de sus profesores e invaluable colectivo de trabajadores y estudiantes. Hoy me veo, y veo a mis compañeros de curso, en los nuevos estudiantes que colman sus escenarios, con las mismas ansias de saber y ser, con el entusiasmo de inolvidables actividades de la FEU y la vitalidad que solo un ambiente universitario es capaz de generar. Los desafíos siempre invitarán a asaltar la gloria académica, y alcanzar el nivel más elevado de disciplina, calidad y eficiencia, conscientes que a la Universidad, como a la tierra donde nacimos, la familia y la humanidad, le debemos cada minuto de nuestro tiempo, y solo se recompensa con entrega, cariño y amor. No podemos olvidar que besan las motivaciones y acarician las clases con calidad. En cada escenario formativo, que es además asistencial e investigativo, somos la imagen del sistema cubano de salud. Por tanto, es imprescindible “ser y parecer” un digno representante del sector. La anatomía, la fisiología y el alma del sistema sanitario han de estar en función del pleno bienestar físico, mental, sociocultural y ambiental de todos. Nos corresponde protagonizar la apología al cuidado de la salud y no tenemos derecho a tolerar la indiferencia con la sanidad del pueblo. No hay razón alguna para que se identifiquen mejor los signos de enfermedad que aquellos que evocan insanos estilos de vivir. La educación médica tiene que llegar, todos los días, a los espacios donde transcurre la vida de nuestros compatriotas y allí debe escucharlos, aconsejarlos, asistirlos y acompañarlos con ética y responsabilidad. El superlativo moral debe ser la dignidad, en cada estudiante y educador. Podemos convertir la calidad y la excelencia en patrimonio de la identidad universitaria, donde la ética, como deleite subyugante, identifique nuestra conducta. Llegue en este instante de evocación y gratísimos recuerdos, de mi vida como estudiante, Rector y profesor, un cálido saludo a quienes, junto a mi familia y la sociedad en que vivo, forjaron valores que atesoro y comparto, con mis hijos, seres queridos, pacientes, compañeros de estudio y trabajo, discípulos, compatriotas y hermanos de otras latitudes. Vaya además la confianza y admiración al Claustro universitario y la querida organización estudiantil (FEU). Invitémonos, con el ánimo de contribuir a la salud de la Patria y la felicidad de todos los pueblos del mundo, a amar la educación universitaria y aquellos que se consagran a ella. Sintamos el dulcísimo placer de escuchar los acordes del 50 aniversario, en este inolvidable 21 de noviembre de 2016. A la par de la gratitud, van sinceras felicitaciones.

midaimys padrón hernández dijo:

3

5 de diciembre de 2016

11:57:06


Éxitos en esta tarea tan importante , es vital la formación de los profesionales del sector.