ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Ismael Francisco/Cubadebate

La aparición de enfermedades y otros daños a la salud en los últimos veinte años, en diversas partes del mundo, han puesto en evidencia el riesgo latente de la aparición de epidemias, la vulnerabilidad de nuestras poblaciones, la necesidad de fortalecer la vigilancia, las investigaciones, la formación de capacidades, de unir esfuerzos entre países para adquirir las nuevas tecnologías y fortalecer las alianzas en el plano político, económico y social.

Así expresó el doctor Pedro Luis Véliz, Presidente del Consejo Nacional de Sociedades Científicas de la Salud, en las palabras de apertura del Foro Internacional de Higiene y Epidemiología, que se celebra hasta el viernes próximo en La Habana.

«La complejidad de la globalización también globaliza los riesgos, se aceleran los cambios en el perfil epidemiológico de los países y se necesitan cambios hacia un enfoque de salud global», expresó Véliz, quien refirió que la conformación de un nuevo orden mundial se manifiesta también en el campo de la salud, y se expresa en las condiciones de salud de las poblaciones y la respuesta social a dichas condiciones.

Justamente en ese sentido, el encuentro contó en sus sesiones iniciales con un panel dedicado a abordar desde diferentes miradas la complejidad de los determinantes y la determinación social de la salud; las llamadas causas de las causas, y en cuya identificación a la epidemiología como ciencia toca un papel esencial, no solo de cara a resolver los problemas del cuadro de salud cubano, sino también del cumplimiento de los objetivos y metas planteados en la agenda de desarrollo sostenible para el 2030, muchos de los cuales determinan que se alcance salud para todos.

«Los determinantes sociales tienen un gran aporte que hacer, primero en contribuir al primer propósito de las transformaciones necesarias, que es elevar el estado de salud de la población, y sobre todo fortalecer la capacidad de análisis de la situación de salud a partir de este enfoque; porque ello nos va a permitir no solo analizar en un espacio concreto cuáles y cómo son los problemas de salud, sino cuáles son sus verdaderas causas», explicó a Granma el doctor Adolfo Álvarez Pérez, subdirector general del Instituto Nacional de Higiene, Epidemiología y Microbiología, y secretario del programa nacional de investigaciones en determinantes sociales.

El especialista dijo que es a partir del año 2004, con la creación de una comisión dentro de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que trató de recoger toda la evidencia y experiencia a nivel mundial para buscar alternativas que permitieran, sobre todo, reducir las inequidades y diferenciales en salud existentes en los países y al interior de estos, que cobró importancia este enfoque.

«Hoy es una realidad que no todos los territorios tienen los mismos indicadores de salud y ello en última instancia está determinado socialmente por un grupo de factores que hacen que, de un espacio a otro, de acuerdo con distintos aspectos —como pueden ser las condiciones de vida, el comportamiento de las personas, o la propia organización del sistema, incluso el papel de la intersectorialidad en función de abordar estas causas o determinantes— la situación cambie», dijo el doctor Álvarez Pérez.

El experto mencionó en ese sentido algunos de los retos que tienen las agendas de salud, entre los que señaló el fortalecimiento de la participación intersectorial y comunitaria, que existan sistemas de monitoreo y vigilancia, de cómo se comportan esos determinantes, que se consoliden esos sistemas de salud y que haya una acción global, nacional y local que permita dar respuesta a esas problemáticas.

«Este enfoque de determinación social es una corriente crítica de América Latina sobre la terminología de los determinantes de la OMS, y plantea que hay que trabajar más en la gobernanza, es decir, la voluntad política expresa de los gobiernos por mejorar la salud de los pueblos, y promover los derechos de los ciudadanos para que estos se empoderen y luchen por su salud, de modo que puedan tener presentes estas causas en el día a día y actuar sobre ellas», puntualizó por su parte la doctora Rosaida Ochoa Soto, directora de la Unidad Nacional de Promoción de Salud y Prevención de Enfermedades (Prosalud).

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Dr. José Luis Aparicio Suárez dijo:

1

16 de noviembre de 2016

05:36:04


Los determinantes sociales de la salud, según la OMS, son las circunstancias en que las personas nacen, crecen, viven, trabajan y envejecen, incluido el sistema de salud. Bienvenido su análisis, imprescindible hoy, junto a la imperiosa necesidad de la participación intersectorial.

Lo determinante Respondió:


16 de noviembre de 2016

15:35:50

Lo determinante es que hay que poner más recursos materiales para la sistematicidad diaria de la limpieza e higienización de La Habana. Por ejemplo, en el municipio de Playa, hay miles de fosas desbordadas y vas y las reportas y no pasan a limpiarlas, como en mi caso, han pasado 4 años y no la limpian, claro que si vas con CUC te la limpian al día siguiente. Qué horror!!! Si no tengo CUC qué me hago con mi fosa desbordada?

ana maria dijo:

2

16 de noviembre de 2016

11:32:28


Lo primero que tenemos que hacer para lograr este objetivo es exigir y concentrarnos en la higienizacion de nuestras calles, como vamos a lograr buena salud en la poblacion, si nuestras comunidades estan llenas de basura, contaminando todo , las aguas albañales como rios dentro de las ciudades con su pestilencia y alta dosis de infeccion, de todo esto es que se ha destapado una serie de enfermedades raras, granos,etc, que hasta los medicos mismos no saben de que se trata, y sin vacilar te dicen; en observacion, que es una virosis, estamos estamos embarcados....

No enmascaremos la realidad dijo:

3

21 de noviembre de 2016

09:29:47


A La Habana no se le puede ver como una provincia como las del resto de Cuba, basta con analizar el número de habitantes que están registrados y la población que no es de La Habana, pero sí está, si sumamos son cerca de 3 millones de personas y en un pequeño territorio, una vez visto esto hay que concluir que La Habana necesita mucho más de lo que se le ha asignado hasta hoy por Plan, pienso que en la Asamblea Nacional de este año en el mes de diciembre se debería analizar esto, porque de lo contrario sería la historia de nunca acabar. La Habana necesita que se le dé mucho más en todo lo que pueda ayudar a su sistemática higienización y con inspectores que velen por el cumplimiento de la higiene y con oficinas donde denunciar el no hacer de los que tenien que hacer. En todos sus municipios y sin excepción La Habana tiene un escenario totalmente desfavorable en su higiene. Por tal motivo la situación epidemiológica de La Habana está muy mal. Recuerden que: Higienes es Salud. Y en La Habana no tenemos ni Higiene ni Salud, por favor, no engañarnos con datos estadísticos para encubrir y enmascarar la realidad.

Lic.rer.reg. Roberto León dijo:

4

5 de diciembre de 2016

15:39:11


En buena Hora poder leer su propuesta. Esa temática relevante para la salud es tratada extensamente en varios documentos por los autores Joan Benach & Carles Muntaner. - Libro: Aprender a mirar la salud ¿Cómo la desigualdad social daña nuestra salud? https://cursos.campusvirtualsp.org/file.php/99/Aprender_a_mirar_la_salud_1_.pdf - Artículo: Aprender a mirar la salud ¿Cómo la desigualdad social daña nuestra salud? http://promsalud.udenar.edu.co/wp-content/uploads/2014/08/Aprender-a-mirar-la-salud-arreglado.pdf