ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Adán

¿Cuánto ha cambiado Cuba desde que emprendió el proceso de actualización del modelo económico y social hace casi diez años? ¿Mucho? ¿Poco? La respuesta puede ser tan difícil como las vallas por saltar aún en ese camino. En el escenario abundan las transformaciones, tanto como la multiplicación de actores de la economía, aunque las cooperativas maniobran experimentalmente todavía, y no sin tropiezos, y los trabajadores por cuenta propia, incluidos los más afines a formas empresariales privadas, miran cada mañana con incertidumbre por la ventana de sus negocios.

Las reglas del juego han variado con la expansión gradual de alternativas de mercado y otros pasos. Hasta en el ámbito más tradicional de las empresas estatales ensayan, entre tropiezos también, opciones de autonomía desconocidas antes. Los cambios están a la vista, pero no con fortuna similar para todos.

La lista de medidas, innovaciones y ajustes no es pequeña. Pero persiste una interrogante de cuya respuesta depende la materialización y percepción de muchos cambios: ¿cuándo despegará la economía?

El crecimiento de 1,6 % conseguido este año es apenas un avance mínimo, «discreto», como lo calificó el ministro de Economía y Planificación, Ricardo Cabrisas, ante la Asamblea Nacional del Poder Popular. Pero es una buena señal, después de la contracción de 0,9 % del año anterior, y de la cadena de tensiones financieras y costosos accidentes climáticos del 2017.

El consenso entre entendidos, en que participa el gobierno, establece un rango de incremento del Producto Interno Bruto (PIB) entre 5 y 6 % para hablar de desarrollo. O para empezar a hablar; porque para entrar en las aguas profundas del desarrollo hace falta sostener ese paso durante años, en plural.

Economistas de escuelas no siempre coincidentes concuerdan al distinguir la dualidad monetaria y cambiaria como el obstáculo determinante hoy para que la economía cubana expanda sus alas. Su oreja peluda asoma lo mismo en los mercados agropecuarios, en la contabilidad de las empresas, en los planes de los gobiernos territoriales, en las gestiones de la banca, en los negocios hoteleros, en las inversiones y en el más reciente análisis del jefe de la Comisión de Desarrollo e Implementación, Marino Murillo.

Después de reconocer ante los diputados que las transformaciones económicas han superado en complejidad a lo que previeron en un inicio, Murillo comentó que «la dualidad monetaria y cambiaria tiene un efecto en toda la sociedad y en la economía». Sobre el ordenamiento o unificación monetaria explicó: «No es solo quitar una moneda y poner un tipo de cambio: tiene que ver con la formación de los precios, tiene que ver con el ingreso de las personas, tiene que ver con la capacidad de compra que tiene el salario, de lo que tanto se ha hablado en estos días».

Mientras el sistema monetario y cambiario, y por extensión la contabilidad de todas las entidades económicas, continúe infectado con dos monedas –CUP y CUC, y otras alternativas sucesoras como los CL– y múltiples tasas de cambio, carentes además de fundamento económico, será imposible medir en su justa dimensión los beneficios y riesgos de cualquier negocio o inversión.

La dualidad monetaria y cambiaria auxilió a la economía en los momentos de crisis inflacionaria de los años 90, pero con el tiempo ha creado distorsiones que impiden apreciar con claridad la evolución de la economía a cualquier escala. Tales deformaciones favorecen hoy a las formas de gestión no estatales, en detrimento de las empresas estatales.

Aunque los actores recién nacidos en la economía lamentan no disponer de un mercado mayorista y otras alternativas en igualdad con las empresas, lo cierto es que gozan de ventajas para emprender pagos, incluidos los del personal que contratan. Como consecuencia, trabajadores de alta calificación emigran desde puestos empresariales hacia plazas menos exigentes, pero mejor pagadas.

La presión de esa competencia y la pérdida de personal la sienten, incluso, sectores tecnológicamente avanzados, cardinales para el desarrollo, como la industria biotecnológica. También lo sufren las universidades, sobre cuyo capital descansa no el futuro, sino un presente que reconoce en la llamada economía del conocimiento el modelo de desarrollo.

La unificación monetaria y cambiaria ha demorado demasiado, como alertó el General de Ejército Raúl Castro ante la Asamblea Nacional. La tardanza puede explicarse por la complejidad del paso, que confirma la cautela de los economistas más sesudos para expresar fórmulas o soluciones al problema y la falta de acuerdo entre ellos cuando se arriesgan a elucubrarlas.

El freno del ordenamiento monetario –que ya implementó algunos pasos menores–, parece ponerlo también el convencimiento de que puede tener costos delicados para una parte de las empresas y de la población. ¿Cómo evitarlos? Otra respuesta difícil.

Pero habrá que buscarla más temprano que tarde porque la dilación del problema tiene igualmente costos económicos para las empresas y la sociedad, visibles ya, que ponen en riesgo, además, la culminación exitosa de los cambios emprendidos en nuestro modelo económico de socialismo.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

perez perez dijo:

11

29 de diciembre de 2017

07:38:00


Un tema muy importante pero tratado de forma muy general mas bien superficial publíquese los analisis de especialistas para ver la esencia del problema y poder opinar.

Juan Daniel dijo:

12

29 de diciembre de 2017

08:08:11


Estoy de acuerdo con Murillo cuando dice que el problema es bastante complejo, pero también creo que algo hay que hacer, aunque despues se le hagan correciones a lo empezado, pero no debemos dilatar mas este asunto, porque a la larga esta haciendo tanto o mas daño el no tomar medidas que el tomarla y equivocarnos. Dejemos de una vez de subsidiar los productos y subsidiemos a las personas, al jubilado, al desvalido y al trabajador, asi los vagos de hoy sentiran la necesidad de trabajar cuando no tenga las 5 libras de arroz baraticas en la bodega. Ojala este asunto no pase del 2018, o por lo menos empiece

Jorge Alfonso dijo:

13

29 de diciembre de 2017

08:17:31


La gracia de todo lo que aquí se expresa es que todo esos males son creados por políticas económicas de precios, cambios salariales puntuales, apertura o creación de trabajadores por cuenta propia y pequeños empresarios sin tener las condiciones de comercio mayoristas de insumos y materias primas, ni forma eficaces de control sobre el pago y cobro de impuestos, todo por un enfermizo método de aplicar curas en un lugar que provocan llagas en otros. Ahora la solución es hacer lo que haya que hacer y en el menor tiempo posible, es mejor padecer más en una momento de nuestras vidas que toda la vida.

Hery dijo:

14

29 de diciembre de 2017

08:19:17


Es que hace rato se esta hablando de darle solucion al problema y nada. Yo creo que eso tenga que ver mucho o , en gran medida con el respaldo monetario y el poder economico que tenga el pais. No es cambiar moneda por cambiar. No sea que pase como en Mexico, un dolar es igual a un camion de pesos mexicanos,

Armandito Respondió:


29 de diciembre de 2017

14:50:33

Diga mejor como en Venezuela que un dólar es una terminal de bolívares

Yorka Respondió:


29 de diciembre de 2017

15:57:16

Amigo, la diferencia entre el USD y el peso mexicano no es de un camion, sino solo de 1 USD= 14 pesos mexicanos, osea, tienen una tasa de inflacion de 14% con respecto a una poderosa moneda mundial. En nuestro pais la tasa de inflacion economica se encuentra a un 25% entre dos monedas nacionales, con las cuales, en ningun rincon de este planeta se puede comprar algo, pues no valen nada mas alla de nuestras fronteras, al menos cuando cambias ese camion de pesos mexicanos en un banco internacional en cuba, casi que te llevas otro camion de CUC, pero no puedes hacer esto en mexico, puesto que las monedas no son duales. Todos los paises del mundo tienen un % de inflacion con respecto al USD, tomandolo como referencia, o si lo prefieres el EURO, donde en China 1 EURO= 8 YUANES. Este problema es unico en el mundo, es un mounstro creado por gestiones economicas ineficientes, un vestigio sin fundamento de los intercambios desiguales y favoritistas del CAME, nunca antes tuvimos economia, y cuando nos quedamos solos vimos eso y comenzo la era de los experimentos, como lo vemos en cada sesion del parlamento, la solucion... se habla y habla, pero no se procede, veras como el 19 de abril se seguira hablando y haciedo experimentos en La Habana, Artemisa, Mayabeque... en todo el pais, pero no la solucion final ...Saludos

Carlos Respondió:


29 de diciembre de 2017

17:22:25

Hijo en Mexico el cambio esta a 20 pesos x dolar no se de donde sacan esas informciones y para colmo falsas

Rene Respondió:


29 de diciembre de 2017

17:35:25

El efecto de tipo de cambio no es una cosa que nos deba asustar. Hay que llamar las cosas por su nombre. El tipo de cambio de 1 peso = 1 dolar fue una estafa desde principios del siglo XX que surgió nuestra moneda, primero con la colonización económica norteamericana y después con la fantasía del bloque socialista. En 1991 nos caimos del burro y la economía real nos puso de golpe la tasa de cambio 1 dolar = 100 pesos hasta que la política económica nacional pudo reducirlo a 25 pesos. No hay que cogerle miedo a esto. Si tienen que poner en circulación el billete de 2000 y el de 5000 adelante. La actividad productiva se tiene que encargar de poner las cosas a nivel.

josue Respondió:


29 de diciembre de 2017

17:42:20

Señor con todo respeto creo debe actualizarse el peso mejicano hoy esta a 19.80 por dollar creo que el cubano a 25 es mas camion de pesos no cree ?. LA UNIFICACION DE LA MONEDA DEBE DARSE YA Y LOS PROBLEMAS QUE SURGAR SOLUCIONARLOS EN EL CAMINO SI NO SE INTENTA NO SE CAMBIA NADA .

Ruben Respondió:


29 de diciembre de 2017

23:31:46

Aunque si ha subido mucho en Mexico por el mal gobierno que tenemos que poco le importa el pueblo y le aclaro un dólar NO es lo equivalente a un camión de pesos sino a 19 pesos. Y aquí una persona que estudió una carrera universitaria puede ganar al mes de los 20 mil pesos para arriba.

ORG dijo:

15

29 de diciembre de 2017

08:36:16


La dilatacion en enfrentar las nuevas formulas que nos llevaran al desarrollo es la causa fundamental por la cual el avance es lento, revisen la implantacion de inversiones extranjeras que el desarrollo ha sido minimo y ahora el cambio de moneda que todos reconocen que ha demorado demasiado , con mucho control demoles rienda a las medidas que pueden sacar al pais adelante