ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

El pasado 22 de abril, el Departamento de Estado anunció la decisión de incluir el café en la lista de productos cubanos producidos por el sector no estatal, que se permitiría sean importados en ese país. Con esta acción se daba continuidad a una medida adoptada por el gobierno de los Estados Unidos en febrero del 2015, autorizando exportaciones cubanas muy limitadas, que excluyeron todos los bienes y servicios producidos por empresas estatales.

Llama la atención que en su anuncio, el De­partamento de Estado aclaró que para ello “los empresarios cubanos tienen que demostrar su independencia del Estado” y señaló que esta es otra medida pensada con el fin de “apoyar la capacidad del pueblo cubano para lograr un mayor control de sus propias vidas y determinar el futuro de su país”.

Lo que no dijo el Departamento de Estado es que por el hecho de haber desprovisto unilateralmente a Cuba —después de decretado el bloqueo— del tratamiento de nación más favorecida, que por derecho nos corresponde como Estado Fundador de la Organización Mundial del Comercio, cualquier producto cubano que se quiera exportar a los Estados Unidos tiene que pagar las más altas tarifas aduanales, lo cual hace prácticamente imposible su importación en ese país.

También ignora que la Ley de Reforma Agra­­ria, promulgada tras al triunfo de la Revo­lu­ción en 1959, hizo dueñas de las tierras a más de 200 000 familias campesinas, y que el Estado cubano ha implementado desde entonces un programa para el desarrollo productivo, económico y social del campesinado de nuestro país y ha garantizado la asistencia a la producción, el acceso al crédito, mercado seguro para sus productos y otros beneficios sociales.

Nadie puede pensar que un pequeño productor agrícola puede exportar directamente a los Estados Unidos. Para que esto sea posible tienen que participar empresas cubanas de co­mercio exterior y tienen que producirse transacciones financieras en dólares, que hasta ahora no se han podido concretar.

Estamos conscientes de que el objetivo que persigue este tipo de medidas es influir sobre el campesinado cubano y separarlo de nuestro Estado.

Los pequeños agricultores cubanos no les tememos a los cambios, siempre que sean im­pulsados por nosotros mismos. Por esa poderosa razón, la pretensión permanente del gobierno de los Estados Unidos de quebrantar la unidad del pueblo de Cuba no puede permitirse, porque destruiría un proceso revolucionario que nos ha brindado democracia participativa, libertad, soberanía e independencia.

Los campesinos cubanos somos miembros de la sociedad civil socialista y existimos como parte del Estado y no en contraposición a este, que representa el poder del pueblo. Junto a los obreros y a todo nuestro pueblo, nos enfrentamos al objetivo de la política imperialista, de promover la división y la desintegración de la sociedad cubana, que es lo que se pretende con una medida como la anunciada recientemente.

Si el gobierno de los Estados Unidos quiere realmente contribuir al bienestar de los cubanos, lo que tiene que hacer es levantar definitivamente el bloqueo económico, comercial y financiero, impuesto desde hace más de 50 años, que es el principal obstáculo para el desarrollo de Cuba.

Los campesinos cubanos ratificamos la fidelidad a nuestro Estado revolucionario frente a todos los riesgos y desafíos, y continuaremos construyendo un socialismo próspero y sostenible, con todos y para el bien de todos, con el compromiso patriótico de seguir produciendo para el pueblo.
 
Buró Nacional de la ANAP

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

r_man dijo:

1

4 de mayo de 2016

23:46:53


Con ese mismo ímpetu que responde la ANAP a las pretensiones imperiales hace falta que se cumpla con ese compromiso tantas veces reiterado de seguir produciendo para el pueblo, ah! y no se olviden de vender sus productos a precios realmente razonables y justos.

Jorge Wilsy Respondió:


5 de mayo de 2016

12:17:43

r-man, primero considero que debes informarte un poco más, la ANAP como organización de masas que representa los campesinos cubanos da una respuesta firme y contundente a la medida adoptada por el Imperio del Norte, como cualquier cubano digno que respete y defienda los principios que caracteriza a nuestra Revolución lo haría, sin embargo tu aprobechas el momento para tu comentario el cual no calificaré, de todas formas grasias y recuerda la ANAP en su aniversario 55 "Sembrando Ideas Defendemos la Revolución"

Livio Sartorato dijo:

2

5 de mayo de 2016

02:23:04


Sono interessato vostri artcoli Politici, culturali , e turistici, Amo CUBA

Enrique dijo:

3

5 de mayo de 2016

06:31:43


Muy acertada la declaración del Buró Nacional de la ANAP. Aunque no soy campesino ni me dedico a la producción agrícola. Es perfectamente claro que lo que se quiere es dividir y dar falsas expectativas a los productores de café individuales con el fin de socavar poco a poco el orden institucional, político, social y de unidad de nuestro pueblo. Eso está en lñinea con el discurs retórico de Obama cuando nos visitó. Nuestra posición respetuosa y clara, debe ser NO a esta pretensión.

Isidro Lamote Matos dijo:

4

5 de mayo de 2016

06:56:47


Buenos dias.Una dignA respuesta que demuestra en primer lugar que los tanques pensantes que diseñan la polìtica anticubana ,no se concientizan de nuestro poder de pensamiento, se proponen dividir sembrando ideas mal sanas,no aprenden que como dijo Fidel las mejores y mayores cosas de nuestra Revoluciòn,as alcanzamos de esa misma forma sembrando ideas , positivas , creyendo en el hombre,nuestra unica idea como expresara los representantes de la Iglesia Catòlica y cito è y serà por siempre preservar el socialismo es garantizar la independencia, soberanía, desarrollo y bienestar de la Nación. Tenemos la más firme decisión de enfrentar todos los retos para alcanzar una sociedad virtuosa y justa, con altos valores éticos y espirituales. Como señaló el venerable presbítero Félix Varela, “…queremos que las generaciones futuras hereden de nosotros la dignidad de los hombres y recuerden lo que cuesta recuperarla para que teman perderla…” .Unidad,unidad,unidad y resistencia.

cayo dijo:

5

5 de mayo de 2016

07:06:30


Parece que Obama piensa que los campesinos van a ir a los EE UU con arria de mulos a vender productos. Produce una sensacion de repugnancia el trato discriminatorio de nuestro vecino que quiere tener buenas relaciones con Cuba.