ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Juvenal Balán

Como parte de la estrategia de la cartera de negocios del Ministerio de Industrias de Cuba (Mindus) y un espacio propicio además para el fortalecimiento de asociaciones entre empresas nacionales y extranjeras, obtención de financiamiento externo, y diversificación de los mercados, se realizará la segunda edición de la Convención y Exposición Internacional de la Industria cubana, a desarrollarse entre el 20 y 24 de junio próximo.

CUBAINDUSTRIA 2016, auspiciada también por la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI), estará estructurada en dos áreas: una muestra expositiva en el recinto ferial PABEXPO y un evento científico paralelo que sesionará en el Palacio de Convenciones de La Habana, informó este martes en conferencia de prensa Adriana Barcelo Permuy, vicepresidenta del comité organizador del evento y directora general del Mindus.

Este año, marcado por el repunte de las inversiones, existe una expectativa superior con respecto a la primera jornada que se celebró en el 2014, agregó. “Esperamos la asistencia de casi 2 000 personas, entre ellos 400 empresarios e investigadores de 30 países, y por primera vez se convocaron a compañías de Estados Unidos, las cuales han mostrado interés en las oportunidades que ofrece el sector”.

Además, en esta ocasión la exposición y las conferencias van a estar dedicadas a Rusia como invitado principal, teniendo como parámetro el establecimiento de vínculos y lazos importantes en materia de inversión económica, asociados a la industria.

“Para nosotros es relevante que en este año haya entrado en vigor la modernización integral de la Siderúrgica Antillana de Acero, con financiamiento y tecnología rusa. Se trata de la inversión más grande realizada en la empresa en 50 años y con un presupuesto que supera los cien millones de CUC”.

La cita —además de presentar contribuciones profesionales y muestras comerciales, que tributarán a una mayor cooperación entre todos los actores del gremio— abordará como unas de sus temáticas centrales la aplicación de las tecnologías en miras de sustituir importaciones.

Al respecto, Barcelo aclaró que el principal impacto va a poder apreciarse cuando se concreten las inversiones destinadas a la producción de envases de aluminio, vidrio y flexibles (para el empaquetado de alimentos) en el territorio nacional; proyecto que será presentado para su aprobación al cierre del primer semestre del 2016.

Por otra parte, contribuir a las políticas energéticas del país mediante el aprovechamiento de fuentes renovables de energía figura también como punto de interés en la agenda.

“Como parte de esta iniciativa hemos previsto aumentar la fabricación de paneles fotovoltaicos; la ampliación de la capacidad de producción de calentadores solares de agua; y la concertación de un proyecto para el sistema de recogida de residuos sólidos urbanos, que incluye el procesamiento de la basura para recuperar esos elementos que pueden ser utilizados para generar biogás, y posteriormente, electricidad”.

Aunque esta última gestión, con un alto presupuesto inversionista, estará negociándose en los próximos meses para su posterior aplicación en La Habana, la intención es extender los resultados a todo el país, aseguró la vicepresidenta del comité organizador.

En materia de bienes de consumo para la población —destacó— la convención hará espacio para el análisis de todo lo que la industria cubana puede ofrecer a una vivienda de estándar medio o para otros sectores, como el turismo. “Estamos hablando desde los sistemas constructivos hasta los equipos electrodomésticos, de tal modo que se asegure el confort y la calidad.

De ahí que hayamos retomado la producción de televisores de pantalla LCD, y desde hace meses se trabaja en la venta de las cajas decodificadoras para recepción de televisión digital y las cocinas de inducción”.

Relacionados con los productos de higiene y cuidado personal y del hogar que se exhibirán en la muestra, la directiva anunció que a partir de la conformación a principios de año de la empresa mixta cubano-holandesa Unilever Suchel S.A., —autorizada a establecerse como usuario en la Zona Especial de Desarrollo Mariel (ZEDM)—, volverán a circular en nuestras cadenas de comercio artículos asociados a la marca Sedal, Rexona, OMO, Lux y Close-Up.

Sin embargo, amén de los resultados y las expectativas, el Mindus como sector todavía no utiliza toda su capacidad instalada en función de dinamizar la economía nacional, consideró.

“Esperamos que cuando estas inversiones se lleven a la práctica podamos acelerar el ritmo de participación y transformar esa realidad. CUBAINDUSTRIA 2016 debe ser el reflejo de hacia dónde debe encaminarse la industria del país y los avances científicos-técnicos”.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

hector dijo:

1

24 de febrero de 2016

00:05:43


La industria nacional es la base del progreso en todos los paises . teniendo en cuenta el cuidado del medio ambiente y enseñando a la gente a trabajar y acomprometerse con el trabajo y la sociedad y que no vengan empresas multinacionales a llevarse el fruto de su esfuerzo como paso con la agua tonica paso de los toros de la ciudad de paso de los toros uruguay que fue sacada por la pepsi dejando al pueblo que vivia de esa embotelladora en la mas absoluta miseria

Jose R Oro dijo:

2

24 de febrero de 2016

06:48:10


Muy importante y ese es el camino para desarrollar la sociedad socialista avanzada, diversificada y sostenible en Cuba. Hay que producir mucho, bien y ganancialmente, muchísimas cosas son necesarias en Cuba y las industrias mencionadas en el artículo son primordiales. Cubaindustria – 2016 va a ser un evento de tremendo interés para todos quienes se enfocan en realizar inversiones en Cuba y en conocer las múltiples oportunidades que la industria cubana ofrece.

Inye dijo:

3

24 de febrero de 2016

09:10:27


No hay, no existe desarrollo sin inversión, a partir de las nuevas políticas de inversión extranjera, sin dudas se ha incrementado el interés de los empresarios en invertir en cuba, y para nuestra economía representa una oportunidad única, más aún, teniendo en cuenta las estrategias trazadas para desrrollar una economía diversificada y sustentable, pero soy del criterio de que si bien son muy importantes la nuevas inversiones, también lo son las reinversiones para mejorar y aumentar las capacidades poductivas de las industrias nacionales ya existentes, incrementar la eficiencia de aquellas que se mantienen sin mejorías desde hace decenas de años, que ni siquiera cumplen con un adecuado plan de mantenimiento, por diversas razones, ya se por incapacidad de los directivos o por falta de financiamiento, lo importante es desarrollar nuestra industria, hacerla más eficiente y menos costosa, si queremos desarrollarnos e incrementar el nivel y calidad de vida del pueblo cubano.

Francisco Robledo dijo:

4

24 de febrero de 2016

11:48:58


Ojalá mi país tuviese una política industrial que permita no solo el crecimiento económico si no también el desarrollo de la sociedad. La industria no es una área prioritaria para los intereses de la clase política mexicana.. Saludos desde México.

liborio dijo:

5

24 de febrero de 2016

12:41:57


Yaditza: en español no existe la palabra "sustentable", ESTO ES UN ANGLISISMO; la correcta A UTILIZAR es SOSTENIBLE