ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Bolsa con obtención de células madre de sangre periférica. Foto: Archivo del Instituto de Hematología e Inmunología Foto: Hematología e Inmunología, Archivo del Instituto de

Basada en la propia posibilidad del organismo humano de reemplazar por células sanas a las dañadas, como consecuencia de diversos procesos ocurridos en los tejidos, la medicina regenerativa es una de las ramas más promisorias y fascinantes de la práctica médica contemporánea.

No por casualidad muchos científicos la sitúan en idéntico rango de impacto de lo que en su tiempo representó la transfusión sanguínea y el trasplante de médula ósea, devenidos en la actualidad procederes habituales y de reconocido valor en el tratamiento de diferentes dolencias.

Sus pilares básicos son la terapia con células madre y la administración de proteínas bioactivas que tienen capacidad regenerativa. Dada su factibilidad, constituyen las variantes más utilizadas a nivel internacional, complementadas en ocasiones con la ingeniería de tejidos en vivo.

Como sucedió con la biotecnología y la ingeniería genética, Cuba también incursionó tempranamente en la medicina regenerativa y el 24 de febrero del 2004 tuvo lugar en el país la primera aplicación con células madre derivadas de la médula ósea, en un paciente que presentaba la isquemia de un miembro inferior, así se logró evitar la amputación de la extremidad afectada.

Según refiere a Granma el doctor en Ciencias Porfirio Hernández Ramírez, coordinador del Grupo Nacional de Medicina Regenerativa y Células Madre, del Ministerio de Salud Pública, aquel fue el primer caso reportado para el continente americano y el área del Caribe en ese tipo de dolencia específica, y el segundo conocido en el mundo.

«Apenas unas semanas después se introdujo el uso de plaquetas con fines regenerativos. En este mes de febrero se cumplen 14 años de la inserción de Cuba en esa disciplina», resaltó.

OPORTUNIDADES DE UNA NUEVA «REVOLUCIÓN CIENTÍFICA»

Un hecho que contribuyó de manera decisiva a que la Mayor de las Antillas pudiera sumarse con sus propios esfuerzos a esta nueva «revolución científica» en el campo de la medicina, fue la preparación en el Instituto de Hematología e Inmunología de un método simple y práctico de obtención de las llamadas células mononucleares procedentes de la médula ósea.

Estas se componen por una mezcla o «coctel» de diferentes células madre que al interactuar entre ellas incrementan su capacidad regenerativa.

«Si en un principio solo empleamos las extraídas de la médula ósea, luego empezamos a utilizar las sacadas de la sangre periférica mediante la aplicación de un factor estimulador de colonias de granulocitos de producción nacional. Hoy ese método es el más aplicado en Cuba y los resultados  son similares a los de otras naciones con procedimientos más complejos», explicó.

En el 2016 la medicina regenerativa fue extendida a todas las provincias y al municipio especial Isla de la Juventud. Al cierre del pasado año sumaban 11 298 los pacientes cubanos tratados con células madre, fundamentalmente  en las especialidades de Angiología, Ortopedia y Traumatología.

Sobresalen en particular las favorables experiencias reportadas en los casos con insuficiencia arterial grave de los miembros inferiores. Se evitó una amputación mayor en un rango del 58 al 85 % de los enfermos que tenían esa indicación, mientras en los aquejados de claudicación intermitente invalidante (una variante menos avanzada de la citada insuficiencia arterial crónica), el índice de recuperación satisfactoria está en el orden del 85 % de las personas atendidas.

Igualmente, al concluir el 2017 ya se habían aplicado un total de 12 425 componentes plaquetarios con fines regenerativos, sobre todo en Ortopedia y Traumatología, Angiología y Medicina deportiva.

Pese a las oportunidades que la medicina regenerativa ofrece a los individuos con diversas enfermedades crónicas que no responden a los tratamientos convencionales, hasta el momento forma parte exclusivamente de proyectos investigativos en los cuales se incluyen pacientes seleccionados, por tanto, todavía no es un proceder asistencial de carácter masivo, aseveró el doctor Porfirio Hernández.

ALGUNAS PRECISIONES:

- En el 2017 se hicieron en el país 798 implantes con células madre.
Cuba figura en la relación de naciones con una mayor tasa de aplicación de la terapia celular regenerativa.

- Actualmente las plaquetas son utilizadas con fines regenerativos en diferentes especialidades médicas.

- El implante intraarticular con células mononucleares autólogas de sangre periférica en pacientes aquejados de artrosis de la rodilla, sin respuesta a los tratamientos convencionales, reportó una mejoría en el 95,1 % de los casos.

- Otras aplicaciones favorables de la terapia celular se han alcanzado en pacientes con periodontitis, traumatismos raquimedulares, secuelas de accidentes cerebrovasculares y distrofia muscular de Duchenne en niños; mientras que con el empleo de plaquetas hay reportes de resultados positivos en úlceras de la córnea, síndrome de ojo seco y en lesiones secundarias de prácticas deportivas, entre otras dolencias.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Dr. José Luis Aparicio Suárez dijo:

1

3 de febrero de 2018

03:13:09


A todas luces, la Medicina Regenerativa se abre al porvenir, una vez que se comprenden y amplían sus bondades. Pueden resumirse las esencialidades con el siguiente Prontuario, a partir de las iniciales de la “MEDICINA REGENERATIVA”: Moderna rama de la práctica médica. Es una terapia multidisciplinar. Desarrollo gradual y alentador. Investigaciones en curso hay muchas, para optimizar su aplicación. Células madre constituyen la esencia de esta Medicina. Importantes resultados se han logrado en algunas áreas. No hay barreras inmunológicas cuando se utilizan células madre adultas. Avances notorios, en el conocimiento de la biología de las células progenitoras, se han publicado. Razones, muchas, justifican los ensayos clínicos. Es preciso ser prudentes y serios en la investigación y el desarrollo. Generan conflictos éticos las células madre embrionarias. Efectos adversos deben explorarse a fondo, aun cuando se reportan pocos. No se deben generar falsas expectativas en los pacientes. Estimulan los hallazgos reportados en ensayos preclínicos y en humanos. Responsabilidad y saber deben ir de la mano en su empleo juicioso. Aplicaciones clínicas han de estar bien fundamentadas. Transdiferenciación de las células madre es aún una teoría. Inspiran las moléculas solubles liberadas por las stem cells. Varios son los mecanismos propuestos para explicar los efectos positivos de la terapia celular. A las bondades de las células madre y sus productos obedecen los resultados que se reportan en la literatura internacional. Felicidades a los colegas por compartir sus experiencias en este apasionante campo del saber y las Ciencias médicas. Un abrazo desde el cumplimiento del deber en pueblo hermano.

Carlos Alberto dijo:

2

3 de febrero de 2018

05:54:25


Felicidades poe los exitos y Adelante. La Ciencia Cubana al servicio del pueblo y del mundo. Salud !!!

Armando dijo:

3

3 de febrero de 2018

13:37:55


OTRO BUEN ARTÍCULO DE LA PÁGINA DE CIENCIA DEL SÁBADO, NO SABÍA QUE APLICÁBAMOS CÉLULAS MADRE DESDE HACE CATORCE AÑOS, SIN DUDA UN NUEVO ÉXITO DE LA CIENCIA CUBANA

Lidia Arabian dijo:

4

3 de febrero de 2018

18:12:36


Quisiera que me informen sobre avances en Hemofilia.

Felix dijo:

5

4 de febrero de 2018

11:37:04


Sigo muy de cerca los trabajos de nuestro país en este prometedor campo de la medicina moderna, felicidades a todos los profesionales que laboran en esa dirección