ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

SANTO DOMINGO, República Dominicana. – Sin pitcheo y sin producir con corredores en circulación, los Tigres de Ciego de Ávila no pudieron rebasar a un oponente, como el mexicano Venados de Mazatlán, que aprovechó todas las brechas que le dio el rival y optimizó las oportunidades a la ofensiva para meterse, en calidad de invicto, en la final de la Serie del Caribe.

Un inning le bastó al campeón azteca, el cuarto episodio. En ese acto, con solo dos inatrapables más tres boletos hicieron un trío de anotaciones que pesó una enormidad sobre el ataque antillano, dominado por los embrujados envíos del zurdo Héctor Daniel Rodríguez. En la entrada, tanto el abridor Vladimir Baños como su relevo, el zurdo Liván Moinelo, literalmente perdieron el home y se perdió el juego de pelota.

En cuanto a los bateadores cubanos, muchos turnos empezaron son swing al primer lanzamiento, la mayoría rompientes bien alejados de la zona de strike. A eso hay que agregar, el lastre de que hasta la sexta entrada, con corredores en circulación se fueron de 8-0, incluyendo dos doble play. En la séptima, Lourdes Gurriel negoció la base, Avilés volvió a lucir inmenso y pegó jit para que Osvaldo Vázquez impulsara el descuento.

Con hombres en primera y segunda, la pizarra del Quisqueya Juan Marichal mostraba marcador favorable a los mexicanos de 4-1. Machado siguió moviendo el banco y trajo a Sayler Hernández, pero su roletazo sirvió para el tercer doble play de la defensa de Mazatlán. Fue el duodécimo fallo con hombres en las almohadillas.

El viejo axioma del béisbol de que si no la haces te la hacen se combinó con la anémica efectividad del pitcheo de la Mayor de las Antillas, vestido de gala ayer con sus mejores hombres, pero desprovisto totalmente en esta jornada sabatina. En la séptima, los bates mariachis se desataron y fabricaron otras tres con lo que le dieron doble click al marcador.

No se puede decir que los avileños no pelearon, es más, no dejaron de hacerlo y en el octavo volvieron a registrar con la primera empujada de Alfredo Despaigne en el torneo. Y con buenas comparecencias al home del más pequeño de los Gurriel y de Avilés, boleados ambos, repletaron las bases. Sin embargo, esta vez Osvaldo Vázquez no pudo hacer la cruz y el ponche abortó la amenaza con la decimosexta vez que un bateador de los 17 que encontraron compañeros en los pasillos, no producía.

Lo que sucede es, y hay que entenderlo y asimilarlo, que para estar al nivel de esta lid, frente a un equipo como los Venados, con tres estadounidenses, un cubano (Yunieski Betancourt que emoujó para el rival cuatro de la siete), un italiano y otro dominicano en su formación al campo, hay que presentarse con un pitcheo que en el país hoy no tenemos. En consecuencia, esa carencia convierte en muy vulnerables a los bateadores ante los serpentineros que encuentran aquí, que en ocasiones sin mucha exigencia como el abridor azteca Héctor Daniel Rodríguez, los logran dominar con mucha facilidad.

Ciego de Ávila y Cuba terminan su paso por esta 58 Serie del Caribe, con una cara muy distinta a la que comenzaron. Lo hicieron combatiendo ante un elenco que una vez más hay que decirlo, los superó en toda la ruta. Hoy los de Mazatlán disputarán la final con el otro Tigre, el venezolano de Aragua, desde las cuatro de la tarde, hora local.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

la carta dijo:

16

7 de febrero de 2016

06:23:52


cuando vamos a recapacitar sobre nuestro beisbol,seguiremos justificando lo injustificable,lucharon en el terreno como si los juegos terminaron por una carrera o en extra inning,fue el equipo que mas anotaciones permitio,mas hombres dejado en bases,un picheo que deja mucho que desear etc,hay que analisar con profundidad y dejar el falso triunfalismo,elevar la calidad y rivalidad de nuestra serie nacional,adactarnos a los tiempos que se estan viviendo si queremos recatar nuestro beisbol

Eugenio suárez dijo:

17

7 de febrero de 2016

07:08:51


Oscar tú dices que "hay que presentarse con un pitcheo que en el país hoy no tenemos". Sin embargo, esto lo viene diciendo el pueblo desde hace año, y tú lo has reiterado muchas veces, pero no sabemos que dicen los que les tocan resolver esta situación. Este padecimiento viene de hace mucho tiempo, y lo volveremos a padeceer en la próxima serie del Caribe, porque si ahora fueron los mejores, quienes irán a la por venir. Desde hace años, y tiempo se ha perdido, que debía haber comenzado a curar este padecimiento, que por lo visto se viene agravando, y la cura no puede ser de aspirina, tiene que ser radical.

JULIAN dijo:

18

7 de febrero de 2016

07:15:41


No se le puede pedir a una mata de limones que de aguacates

carlosF dijo:

19

7 de febrero de 2016

07:23:20


Quieran o no quieran algunos la Serie Nacional SOLO de 6 equipos para que haya calidad. En la serie del Carbe en los tres años que hemps participado somos el peor equipo con 5 triunfos y 10 derrotas. Pero lo peor es que buenos peloteros pero muy mala tecnica y direccion.

Fernando dijo:

20

7 de febrero de 2016

07:28:47


Desde Venezuela: luego de observar todos los juegos del equipo cubano hay que concluir que se trata de un grupo de jugadores con mucha garra, les duele su uniforme pero de un nivel muy discreto. El único jugador que demostró estar al nivel de los mejores peloteros caribeños que hacen vida en el béisbol americano es Gurriel. La pelota cubana debe abrirse hacia el exterior porque con el tiempo ha tendido a estancarse y establecer un techo de excelencia muy bajo.

isanto Respondió:


8 de febrero de 2016

08:18:20

ya es hora que toda la direccion nacional de besibol sea relevada por otra con nuevas iniciativas, la que esta actualmente estan casado con los mismos , asi no llegamos a ningun resultado como esperamos nuestro pueblo que es un fiel seguidor de nuestros clasicos, necesitamos respecto para todo este pueblo.