ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

SANTO DOMINGO, República Dominicana. – Sin pitcheo y sin producir con corredores en circulación, los Tigres de Ciego de Ávila no pudieron rebasar a un oponente, como el mexicano Venados de Mazatlán, que aprovechó todas las brechas que le dio el rival y optimizó las oportunidades a la ofensiva para meterse, en calidad de invicto, en la final de la Serie del Caribe.

Un inning le bastó al campeón azteca, el cuarto episodio. En ese acto, con solo dos inatrapables más tres boletos hicieron un trío de anotaciones que pesó una enormidad sobre el ataque antillano, dominado por los embrujados envíos del zurdo Héctor Daniel Rodríguez. En la entrada, tanto el abridor Vladimir Baños como su relevo, el zurdo Liván Moinelo, literalmente perdieron el home y se perdió el juego de pelota.

En cuanto a los bateadores cubanos, muchos turnos empezaron son swing al primer lanzamiento, la mayoría rompientes bien alejados de la zona de strike. A eso hay que agregar, el lastre de que hasta la sexta entrada, con corredores en circulación se fueron de 8-0, incluyendo dos doble play. En la séptima, Lourdes Gurriel negoció la base, Avilés volvió a lucir inmenso y pegó jit para que Osvaldo Vázquez impulsara el descuento.

Con hombres en primera y segunda, la pizarra del Quisqueya Juan Marichal mostraba marcador favorable a los mexicanos de 4-1. Machado siguió moviendo el banco y trajo a Sayler Hernández, pero su roletazo sirvió para el tercer doble play de la defensa de Mazatlán. Fue el duodécimo fallo con hombres en las almohadillas.

El viejo axioma del béisbol de que si no la haces te la hacen se combinó con la anémica efectividad del pitcheo de la Mayor de las Antillas, vestido de gala ayer con sus mejores hombres, pero desprovisto totalmente en esta jornada sabatina. En la séptima, los bates mariachis se desataron y fabricaron otras tres con lo que le dieron doble click al marcador.

No se puede decir que los avileños no pelearon, es más, no dejaron de hacerlo y en el octavo volvieron a registrar con la primera empujada de Alfredo Despaigne en el torneo. Y con buenas comparecencias al home del más pequeño de los Gurriel y de Avilés, boleados ambos, repletaron las bases. Sin embargo, esta vez Osvaldo Vázquez no pudo hacer la cruz y el ponche abortó la amenaza con la decimosexta vez que un bateador de los 17 que encontraron compañeros en los pasillos, no producía.

Lo que sucede es, y hay que entenderlo y asimilarlo, que para estar al nivel de esta lid, frente a un equipo como los Venados, con tres estadounidenses, un cubano (Yunieski Betancourt que emoujó para el rival cuatro de la siete), un italiano y otro dominicano en su formación al campo, hay que presentarse con un pitcheo que en el país hoy no tenemos. En consecuencia, esa carencia convierte en muy vulnerables a los bateadores ante los serpentineros que encuentran aquí, que en ocasiones sin mucha exigencia como el abridor azteca Héctor Daniel Rodríguez, los logran dominar con mucha facilidad.

Ciego de Ávila y Cuba terminan su paso por esta 58 Serie del Caribe, con una cara muy distinta a la que comenzaron. Lo hicieron combatiendo ante un elenco que una vez más hay que decirlo, los superó en toda la ruta. Hoy los de Mazatlán disputarán la final con el otro Tigre, el venezolano de Aragua, desde las cuatro de la tarde, hora local.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

José Antonio dijo:

11

7 de febrero de 2016

01:58:08


Yo creo que haber perdido no es el problema, esto se veía venir y no era por la calidad de los peloteros cubanos sino por la calidad del pensamiento y de la toma de decisiones en cada momento del partido, esto se traduce en que el pitcheo se muestre ineficaz, con poca solvencia, errático y al final fácil de descifrar por el contrario así como el bateo sea nulo o inefectivo. Yo creo que la razón esta en la forma de organizar nuestra Serie Nacional, no se puede pretender que con la cantidad de equipos en contienda se pueda mejorar en cada uno de los aspectos del beisbol, la estructura es obsoleta y solo beneficia a los dirigentes locales que quieren tener cada provincia con representación en la serie trayendo consigo una perdida de la calidad del espectáculo. Si no vemos como es la estructura de otras Ligas y logramos tener sistemas de competición parecidos a estos no lograremos sobrevivir y solo iremos a perder el tiempo a las competiciones. Como se ve el desarrollo del beisbol a nivel regional y mundial solo podemos augurar que de seguir asi no vamos a ganarle a nadie, si no se eleva el nivel de las series seguiremos hundidos como llevamos varios años sin poder conseguir resultados decentes. Hay que remover a la dirigencia actual y traer gente nueva con ideas que refresquen y que logren estimular a los peloteros, que la afición se sienta satisfecha de cada partido que vea, solo sangre nueva y comprometida con intentar resolver los problemas será la que logre en realidad la mejoría. Cada año se habla mucho por los directivos y seguimos en las mismas, sin poder lograr resultados dignos de nuestro supuesto nivel, justificando los resultados con respuestas manidas y superficiales, lamentando la salida de jugadores al extranjero como causa del declive de nuestro pasatiempo y sin embargo manteniendo estructuras de desarrollo en la base que no logran articular beneficios, series nacionales superpobladas de jugadores que no merecen estar en este nivel y que solo logran disminuir la calidad de nuestro beisbol. Por favor señores directivos háganle un favor a nuestro deporte nacional y dimitan, permitan que el aire nuevo refresque las ideas para poder lograr la mejoría deseada por todos. Basta ya de pueriles justificaciones y hagan lo que cualquier persona que no logra hacer bien su trabajo en cualquier parte del mundo hace, irse a casa.

José Luis Pérez Lantigua Respondió:


8 de febrero de 2016

12:22:22

Creo que la estructura es uno de los problemas a resolver y que tiene mucho que ver con la calidad que se exige a nivel internacional en la pelota para ser realmente competitivos. Pero en mi opinión el problema es más profundo, pues una nueva estructura no resuelve el problema de la falta de repertorio en los lanzadores, los que los hace muy bateables en otras lides y convierte fáciles de dominar a nuestros bateadores, para referirme solo a un aspecto, en aras de no ser demasiado extenso. Se trata de un problema de trabajo y de preparación de entrenadores y atletas, así como de control, evaluación y exigencia sobre los resultados que corresponde a los directivos a todos los niveles. También, nosotros, los aficionados de contribuir con opiniones e ideas. Sin salir del tema del pitcheo, hay que enseñar repertorio, perfeccionar los movimientos, repetir lanzamientos hasta dominarlos, y eso solo se logra con trabajo y control sobre él. Por mucho que se juegue, si no hay un proceso de enseñanza-aprendizaje adecuado en contenido y método, si no tiempo de reflexión y dedicación al entrenamiento, cada día nuestros peloteros tendrán menos calidad y menos podrá manifestarse ese talento que nos sobra. Esto lo dice alguien que siempre jugó manigua y que desarrolló un repertorio de lanzamientos apoyado en la literatura disponible y la repetición de los lanzamientos con un medio auxiliar creado por nosotros mismos. Pero esto se lo pude transmitir a compañeros más jóvenes que querían introducirse en el campo del pitcheo. Por ello sostengo que la solución de nuestros problemas en la pelota está en nuestras manos, mediante superación, preparación, estudio, trabajo y exigencia. No hay otra.

Néstor del Prado Arza dijo:

12

7 de febrero de 2016

02:44:45


Confío en que los compañeros del INDER, de la Comisión Nacional de Pelota y de otros involucrados realicen el análisis y adopten las decisiones pertinentes, que nuestro pueblo amante de su deprte nacional espera. Como se sabe hay decisiones a corto, mediano y largo plazo, cada una ha de jugar su rol.

luis Respondió:


7 de febrero de 2016

16:28:42

y tu de que galaxia caiste?

luis Respondió:


7 de febrero de 2016

16:30:34

te faltó "Amen".

ramon prieto Respondió:


7 de febrero de 2016

20:56:20

Senor Nestor que optimista es usted no espere buenos resultados hasta que no se cambie la politica con el fogueo de los atletas en liga de calidad mundial y que puedan participar todos los deportista nacidos en el territori cubano independiente del lugar donde vivan y jueguen.

Boris Respondió:


8 de febrero de 2016

08:38:19

Nestor me hizo recordar a Héctor Rodriguez y Eddy Martin. Como se extrañan! Creo que usted quiso ser sarcástico porque la verdad eso parece un corte y pega de un comentario de épocas pasadas.

Dominicano Soy dijo:

13

7 de febrero de 2016

05:18:30


Nos encontraremos en el Clásico Mundial de Béisbol y, veremos donde es que el "maco" tiene la manteca.

Jorge dijo:

14

7 de febrero de 2016

06:04:32


Al final lo importante no es que se haya perdido la serie del caribe ,sino de la forma en que se perdió ,no me explico como pudieron dejar a peloteros que están muy mal ,que se aprecia a simple vista que no pueden ,dejarlos para que se desmoralicen desde el punto de vista deportivo ,,,,,era preferible llevar cualquier pelotero con rendimiento que poner a jugar a despaigne ,,muy mal sin sabor dejo esta serie ,,,,,,

Julio dijo:

15

7 de febrero de 2016

06:11:23


Hipótesis mostrada: Torres, el gran ausente Con un picheo maltrecho, responsable en gran medida del naufragio avileño, los estrategas dejaron fuera al derecho Yosvani Torres, el mejor serpentinero del momento en Cuba. Horas antes de viajar muestra delegación a Santo Domingo, frente a Holguín, en el Capitán San Luis, el astro vueltabajero dejó claro que estaba al ciento por ciento de sus capacidades. Con Torres en la Serie del Caribe, otra hubiese sido la historia, aunque a decir verdad la ofensiva no funcionó con hombres en circulación. Un año después, la memorable actuación de los Vegueros de Pinar del Río, en San Juan de Puerto Rico, bajo las órdenes del experimentado Alfonso Urquiola Crespo, perdura entre nuestros más hermosos recuerdos. Vendrán marchas y contramarchas, luces y sombras, pero tengo la seguridad para el béisbol en Cuba, todo tiempo futuro será prolifero para cicatrizar viejas desgarraduras. Gracias al diario Granma, y a Oscarito por el brillante trabajo de cobertura.