ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Ahora se acerca otra jornada que será también histórica, cuando el próximo domingo 2 de octubre se celebre el plebiscito con el que los colombianos aprobarán o no el Acuerdo de paz. Foto: Revista Semana

CARTAGENA DE INDIAS, Colombia.—El investigador colombiano y director de la Fundación Paz y Reconciliación, León Valen­cia, aseguró este martes que el pacto suscrito entre el Gobierno y las FARC-EP constituye un hito en la historia nacional.

La firma del trascendental acuerdo para la terminación del conflicto entre ambas partes divide en dos la historia del país, insistió el politólogo en declaraciones a Prensa Latina.

Ante unos 2 000 invitados, entre ellos 15 jefes de Estado, cancilleres y directivos de or­ganismos multilaterales, el presidente Juan Ma­nuel Santos y el líder de las FARC-EP, Ti­moleón Jiménez, rubricaron el lunes el documento con el que se comprometen a concluir la confrontación bélica, prolongada por más de medio siglo.

«Los colombianos estábamos atados al siglo XX» (a sus problemáticas y conflictos), con este paso, sin dudas un salto cualitativo, entramos al XXI, subrayó el analista, quien presenció la ceremonia protocolaria para la firma de la paz, en la plaza del cartagenero Centro de Con­venciones.

Valencia recordó que el consenso celebrado por su pueblo fue posible, además, gracias al apoyo de naciones como Cuba, garante de las pláticas entre el Ejecutivo y las Fuerzas Ar­madas Revolucionarias de Colombia-Ejér­cito del Pueblo (FARC-EP).

Nunca sabremos cómo pagarles a los cu­banos lo que hicieron por nuestra patria al brindar su territorio para los diálogos entre las dos delegaciones, los cuales duraron casi cuatro años, añadió el estudioso y habitual columnista de la revista Semana.

El documento final rubricado aquí contempla junto al compromiso de cese el fuego bilateral y dejación de armas o desarme de esos guerrilleros, convenios en torno a temas me­dulares como la transformación del campo me­diante una reforma rural integral y el combate contra el tráfico ilícito de drogas a través de la sustitución progresiva de los sembrados cocaleros por otros cultivos.

Asimismo abarca pactos sobre la reparación de los daños causados a las víctimas, participación en la vida política, refrendación e implementación de lo concertado.

Al referirse a las perspectivas de una futura negociación o proceso similar de conversaciones con el Ejército de Liberación Nacional (ELN), Valencia calificó de acertados y muy oportunos los recientes pronunciamientos de esa agrupación rebelde.

Han dicho que van a seguir el mismo camino de las FARC-EP y que decretarán un cese de hostilidades con la finalidad de facilitar la realización del plebiscito el venidero 2 de octubre, me parece que son propuestas muy atinadas, opinó.

Única en el continente, la conflagración oca­sionó la muerte a unas 300 000 personas, mientras casi siete millones permanecen desplazadas de sus lugares de origen y al menos 45 000 están desaparecidas.

La jornada del lunes fue calificada de me­morable por el secretario general de Na­cio­nes Unidas, Ban Ki-moon, quien fue el primer orador del acto, en el cual Santos bautizó a la amurallada Cartagena, Patrimonio de la Hu­ma­nidad, con el nombre de Ciudad de la Paz.

Por su parte, el congresista Alirio Uribe comentó que los pactos entre ambas partes serán la principal agenda del país durante al menos los próximos diez años.

El representante a la Cámara dijo que este no es un punto de llegada, sino de partida para construir una nueva nación, estamos muy contentos y optimistas a la espera de una paz completa, que deberá incluir también al igualmente guerrillero ELN.

Llevábamos décadas tratando de encontrar una solución política a la guerra interna, lo vivido en Cartagena constituye un acontecimiento trascendental, que traerá grandes desafíos como el desmontaje efectivo de las es­tructuras paramilitares, subrayó el parlamentario por el Polo Democrático Al­ter­na­tivo, mayor convergencia nacional de iz­quierda.

Otra voz que se alzó en Colombia a favor de la paz fue la defensora de derechos humanos Piedad Córdoba, quien comentó que fue un día memorable, un acontecimiento extraordinario para Colombia tras décadas de conflicto interno.

Ahora la prioridad deberá ser la refrendación de todo lo concertado en Cuba entre ambas partes, acotó la también vocera de la plataforma Marcha Patriótica.

El paso siguiente en la ruta de la paz será la celebración de un plebiscito el venidero 2 de octubre cuando la ciudadanía podrá validar con su voto lo pactado en la capital cubana, requisito obligatorio para la aplicación de cada uno de los consensos en torno a temas cruciales como la transformación del campo me­diante una reforma rural integral.

Asimismo, el documento conclusivo contempla convenios sobre otros asuntos considerados medulares como la participación en política, la lucha contra el tráfico ilícito de drogas, reparación de los daños causados a las víctimas de la contienda, cese el fuego bilateral, refrendación e implementación del conjunto de acuerdos.

El trabajo sigue, ahora por la victoria del Sí en el plebiscito, enfatizó Córdoba luego de instar al diálogo con el también insurgente ELN, menos numeroso que las FARC-EP pe­ro igualmente activo desde hace más de 50 años.

La patria clama por una paz completa, imposible sin el ELN, añadió la líder de Poder Ciu­dadano y una de las figuras más destacadas de la izquierda en Latinoamérica. (Co­rres­ponsal de Prensa Latina en Colombia)

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

jairo dijo:

1

28 de septiembre de 2016

09:17:50


santos todo lo que quiere es dejar un legado a toda costa , me recuerda a Obama, todo a cambio de nada. Preaparence cuando usen todo ese dinero del narcotrafico y secuestros para financiarse sus candidatos a la presidencia y acabar con el pais , miren como anda Venezuela, para muestra un boton. Debieron ser derrotados y acabados militarmente como ya estaba sucediendo, por eso decidieron negociar y tuvieron suerte de encontrarse un Santos que es medio flojon, receta perfecta, esos asesinos no pagaran ni un dia de carcel y para colmo recibiran pension mensual que muchos ciudadanos de bien colombianos se les niega. Ya veran con el tiempo el error si votan si.