ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: István Ojeda Bello

LAS TUNAS. — Quizás por el frío, toda una rareza en la zona oriental cubana, o quizás por un ataque persistente de Industriales en la primera mitad del choque, en las tribunas del parque Julio Antonio Mella comenzaron a verse algunos claros cerca de las once de la noche, justo cuando estaba a punto de producirse un giro en los acontecimientos.

Hasta ese momento, los Leones eran amos y señores del primer duelo semifinal contra los Leñadores tuneros, dominados en buena medida por el experimentado derecho Freddy Asiel Álvarez y apagados luego de la explosión de su as, Yoelkis Cruz, máximo ganador del campeonato.

Comandados por Alexander Malleta, líder espiritual de la novena, los Azules tomaron por asalto el cuartel general de los orientales y enseñaron el arsenal que ha conducido a Industriales a planos estelares en el pasado.

Sin embargo, en el béisbol, no solo un juego no se parece a otro, sino que dentro de un mismo partido pueden existir momentos de alza para cada conjunto, de los cuales, generalmente, sale triunfador el que ríe último.

Así sucedió en el Mella, donde los pupilos de Pablo Civil borraron una desventaja de cuatro anotaciones en el llamado inning de la suerte y frustraron los planes capitalinos de abrir con victoria la serie semifinal, un soberano cubo de agua fría si tenemos en cuenta que Freddy Asiel dejó encaminado el pleito, a solo nueve outs del final.

Cohesión y trabajo colectivo, sin ínfulas de protagonismo, fueron los valores que condujeron a los Leñadores a la remontada, porque en la fabricación de sus carreras todos aportaron la dosis exacta en el momento oportuno, desde los cohetes de Ayala, Quiala, Jhonson y Danel, hasta los corridos feroces de Larduet y Alarcón, linces en los senderos. 

Se vuelve muy complicado resaltar algún nombre, pues los nueve titulares de Civil mostraron parte de su arsenal ofensivo, única vía para derrumbar a unos Industriales crecidos, que sucumbieron por las flaquezas de su bullpen.

Y precisamente en esa área los Leñadores ganaron la partida a Víctor Mesa, pues Yosimar Cousín (20 años) y José Ángel García (36), la más pura combinación de juventud y experiencia, liquidó la segunda mitad del encuentro sin grandes sobresaltos.

El líder histórico de juegos salvados en Series Nacionales, José Ángel García garantizó el primer éxito de los Leñadores tuneros. Foto: István Ojeda Bello

«Tenía mucha confianza en mí y estaba listo, porque el profesor me dijo que podía entrar en cualquier momento. Al final no pude completar el octavo, pero le entregué el choque encaminado a José Ángel y ganamos. Aquí lo importante es eso, ganar, halar parejo y contribuir para que Las Tunas logre su primer campeonato», precisó Cousín en diálogo con nuestro diario.

Por su parte, el «Barbero» de Guanajay aumentó su registro de rescates, departamento que domina ampliamente en la historia de las series nacionales. «Es solo otro salvado más, por el que le doy gracias a Dios, pues nos pone delante en el choque. De todas formas, Industriales es un gran equipo que siempre lucha hasta el final y no nos podemos confiar, porque para pasar hay que ganar cuatro», enfatizó José Ángel.

Tras este primer triunfo, los Leñadores buscarán este sábado (4:00 p.m.) marcharse al Latino con ventaja de 2-0, mientras los capitalinos lucharán por igualar la serie y evitar un desbalance que les pase factura prematuramente. De cara al segundo encuentro, los Leones enviarán a Erlis Casanova a la lomita, y el zurdo Yudiel Rodríguez asumirá por las huestes locales en el Mella.

Foto: István Ojeda Bello
Foto: István Ojeda Bello

Anotación por entradas

J. A. Mella

C

H

E

IND

012 040 000

7

14

0

LTU

011 100 60x

9

10

1

G: Yosimar Cousín (1-0). P: Eddy Abel García (0-1). Js: José Ángel García (1).

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Lázaro dijo:

1

6 de enero de 2018

09:32:27


A Industriales le falta garra y corazón, es un equipo que de pronto se queda en el limbo y se va del juego, los veo muy mal.Espero que enderecen. Saludos.

manuel dijo:

2

6 de enero de 2018

09:43:46


Que bien los refuerzos, ayer se demostro que Las Tunas fue muy acertada en sus elécciones, y que fue la que mejor se reforzo en cada una de las Etapas. Y aún está por ver a Baños muy bien reservado para el primer juego en el Latino, donde se necesita a un picher acostumbrado a esa presión y que habra el camino al exito final en la Toma del latino.

Rafael Gerónimo Morales dijo:

3

6 de enero de 2018

09:52:35


Un saludo para todos, el juego de ayer demostró una vez más las locuras de Victor Mesa en su forma de dirigir en nuestro beisbol, una cosa es en la campaña regular y otra es el este tipo de juego. Seguirá siendo un director mediocre con buenos resultados en la campaña regular pero malísimo en los play off y si no cambia la filosofía en esta oportunidad será terce´ro o cuarto en dependencia del vencedor del otro duelo.

El maja dijo:

4

6 de enero de 2018

10:01:38


Alegre por la victoria de los leñadores, buen trabajo de los refuerzos de la segunda vuelta. decir aquí que creo los periodistas y locutores deportivos de tv y otros medios nacionales deben pasar un curso de narración impartido por los comentaristas deportivos de Radio Victoria (tema: como narrar de forma imparcial en el deporte) pues se nota que aunque sean tunero narran cada acción sea del equipo de los leñadores o de sus adversarios de turno con el mismo tono de voz sin demostrar parcialidad hacia uno ú otro y lo mismo resaltan la calidad de su equipo como del contrario, y es asi como debe ser un comentarista segun mi opinión y creo no soy el unico con este criterio pues hace algún tiempo en otro sitio web vi este mismo criterio sobre los narradores tuneros, ojala sigan haciendo su trabajo de esta forma

Linda dijo:

5

6 de enero de 2018

10:04:18


¡Arriba, Leñadores! Dejen a VM32 listo para la jubilación, y bien peladitos a los Leones.