ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Prensa Latina

Expresión poética y musical enraizada en la identidad  nacional, el punto cubano acaba de ser incluido en la exigente lista de manifestaciones que forman parte del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

La declaratoria tuvo lugar este miércoles en Jeju, Sudcorea, donde sesionó el comité de la Unesco para la revisión de los expedientes presentados por los Estados miembros del organismo multilateral a fin de valorar las más significativas y vigentes prácticas que dan cuenta de las tradiciones culturales de los pueblos y garantizar su protección.

Al evaluar la presentación cubana quedó en evidencia no solo la autenticidad y arraigo de una manifestación originalmente cultivada, con diversas variantes enriquecedoras, en las zonas rurales del país, y extendida luego a los ámbitos urbanos, sino también su  consecuente promoción a escala social en correspondencia con los principios democratizadores que animan la política cultural del Estado revolucionario.

Por definición el punto consiste en una tonada o melodía acompañada por la voz de una persona que canta composiciones poéticas en décimas, improvisadas o aprendidas. La Unesco ponderó su jerarquía como elemento esencial del patrimonio cultural inmaterial cubano, abierto a todos, que propicia el diálogo y expresa los sentimientos, conocimientos y valores de las comunidades que lo practican.

De linaje hispánico, a partir de la transculturación de tonadas y versos  cantados traídos a la Isla por emigrantes españoles, sobre todo canarios y andaluces, el punto comenzó su andadura criolla en el siglo XVIII, de acuerdo con la notable musicóloga Teté Linares, y desde entonces, en continuo crecimiento y expansión, llegó a dominar la vida cultural de los campesinos, con sus melodías y un tratamiento temático que recorre desde la épica hasta el humor.

Acompañaron al punto en su incorporación a la lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, la ornamentación de las paredes de las viviendas por parte de las mujeres de Asir (Arabia Saudita), la danza kochari (Armenia), la comida dolma (Azerbaiján), el tejido de esteras de Sylhet (Bangladesh), la feria de la Alasita (La Paz, Bolivia), la  ebanistería de Konjic (Bosnia y Herzegovina), las tradiciones para recibir en marzo la primavera (Bulgaria, Moldova, Macedonia y Rumanía), la música y danza de los guro (Costa de Marfil) y los cantos de trabajo del Llano (Colombia, Venezuela).  

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Dieudome dijo:

1

7 de diciembre de 2017

02:59:59


Enhorabuena!!!! Hace falta que se rescate esa tradiciòn. Hemos perdido un poco en calidad, pero la base existe todavìa. Todo el mundo quiere irse a vivir a la ciudad, pero el punto cubano solo se puede desarrollar en el entorno campesino. Los que viven en la ciudad no tiene la mismas vivencias que los hermanos que viven en la serranìas. Se extrañan los Coralia y Ramòn, Justo Vega, Adolfo Alfonso, El jilguero de Cienfuegos, El conjunto Antares, con Teresita, Emiliano Radeunda Lima, Celina Gonzàlez, Reutilio y muchos otros que se me escapan a la memoria, que han dado color y lustro a las tonadas campesinas. Ahoora tenemos una razòn de mucho màs peso, para no dejar que se pierda esa importante rama de nuestro acerbo cultural.

Pérez Nápoles dijo:

2

7 de diciembre de 2017

13:18:58


Enhorabuena por el trabajo desplegado para este reconocimiento del Punto Cubano como patrimonio inmaterial de la humanidad. Toca recordar a Reutilio y a Celina: dos ejes de ese reconocimiento. Y toca ahora que el ministerio de Cultura comience a trabajar para que la Guajira Guantánamera, que ya es un himno que no necesita traducción, sea reconocida también, y con ella a su creador, el gran Joseíto Fernández. Gracias, y felicitaciones.

idania dijo:

3

8 de diciembre de 2017

08:36:38


Felicitaciones y que se mantenga esa idea, recientemente en el programa la Colmena TV unas niñas en competencia bailaron yo soy el punto cubano, cantado por celina gonzález, que belleza escuchar esa voz, que timbre, no por gusto es la reina de la música campesina, gloria eterna para ella y todos aquellos que llenaron los campos de cuba de música, esas son nuestras raíces y que raíces, al igual que el uso de la guayabera, el sombrero, en fin sería larga e interminable la lista. Gracias a todos.