ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Asumir que la autoridad viene encorsetada al cargo, que es cosa propia del jefe por el mero hecho de serlo; y pretender que la severidad, por sí sola, haga efectiva cualquier sanción son errores que se pagan, cuando menos, con la apatía de los trabajadores.

El acatamiento y respeto al orden exigido en cualquier entidad laboral devienen obligación para sus directivos y empleados; resulta una cuestión de orden público. Su incumplimiento, por tanto, comporta para el empleador, de acuerdo con Vivian Aguilar Pascaud, presidenta de la Sala de lo Laboral del Tribunal Supremo Popular, el deber de exigirle responsabilidad al infractor.

Para ello, prosigue, es válida la aplicación de alguna de las correcciones disciplinarias previstas en el artículo 149 del Código de Trabajo, cual mecanismo de autotutela en aras de restablecer, en lo inmediato, el correcto y ordinario funcionamiento de la organización productiva o de servicios.

Pero no se trata, en ninguna de las circunstancias, del ejercicio arbitrario e ilimitado de la potestad disciplinaria del empleador, en tanto existen límites fijados en la Ley que tributan a un debido proceso y al respeto a la dignidad del trabajador.

Es justamente el cumplimiento de dicho proceder lo que determina, a juicio de Aguilar Pascaud «la eficacia de la acción disciplinaria del empleador y la improcedencia del éxito de la inconformidad del trabajador, mostrada ante los órganos de solución de los conflictos laborales».

Con base en los principios de legalidad y tipicidad, las conductas consideradas faltas laborales están previstas en el artículo 147 del Código de Trabajo y en el reglamento disciplinario interno de las entidades, lo cual presupone que la situación de hecho que origine la sanción debe encuadrar en alguna de dichas tipicidades.

Por otro lado, subraya Vivian Aguilar, la autoridad que ejerce la acción sancionadora tiene que estar investida de esa facultad, ya sea por su condición de jefe de la entidad, o en su caso, tratándose de otro directivo, por delegación de aquel expresada en el reglamento disciplinario interno.

En ese sentido, la medida se considera aplicada cuando le ha sido notificada al infractor mediante resolución razonada, dentro del término de los 30 días hábiles siguientes al del conocimiento de la falta por la autoridad facultada.

No obstante, la ley prevé, al decir de Aguilar Pascaud, ciertas circunstancias con un efecto suspensivo en el decurso de dicho término, es decir, que paralizan temporalmente su cómputo, como por ejemplo, la realización de una investigación para el esclarecimiento del hecho acaecido; la suspensión de la relación laboral del trabajador o la trabajadora, derivada de su  movilización para tareas relacionadas con la economía, la defensa del país o de su licencia de maternidad, entre otras.

Y no menos exigible resulta, en su opinión, la existencia de proporcionalidad entre la severidad del correctivo aplicado y la falta imputada, de conformidad con su naturaleza, consecuencias y trayectoria laboral del infractor.

En nuestro ordenamiento jurídico, acota Vivian Aguilar, también se erige como contención y mecanismo de transparencia de ese poder sancionador, la intervención de la organización sindical del centro, previa a la aplicación de la medida disciplinaria, cuya opinión puede influir en la decisión de la autoridad actuante.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

ADELIS DEL TORO CORRALES dijo:

1

22 de junio de 2017

07:03:36


Excelente material publicado. Opino que debe extenderse en los medios de difusión y por todas las vías posibles a cuadros y dirigentes de la CTC para su debate y aplicación. Hoy por hoy la impunidad ante lo mal hecho y la indisciplina laboral pululan sin encontrar una mano firme que haga cumplir lo legislado.Muchas veces la falta de exigencia viene acompañada de la falta de ejemplaridad en muchos administrativos y a estos quién les controla? Gracias.

Oscar Ramos Isla dijo:

2

22 de junio de 2017

08:50:40


El trabajador tiene que hacerse sentir. Usar un lenguaje adecuado y moderado para exigir sus derechos. Mostrarse inconforme ante lo mal hecho. No importa que no seamos jefes pero somos los que hacemos el trabajo duro. Más apoyo del sindicato es lo que necesitamos.

Babby dijo:

3

22 de junio de 2017

09:15:10


Lo que más apatía causa es cuando el jefe carece de ejemplo personal, es demoledor para el trabajador sin que nadie, valore a quien tienen al frente de un cargo.

Frank dijo:

4

22 de junio de 2017

14:23:52


Aclarar lo siquiente, no solo por Resolución se le notifica la medida disciplinaria, sino también por escrito fundamentado, que generalmente las utilizan las Unidades Empresariales de Base por carecer de personalidad jurídica y no poder utilizar la resolución como instrumento jurídico, lo inicialmente escrito está regulado en la Ley 116 Código de Trabajo en su artículo 151.

Roberto Manuel González Herrera dijo:

5

22 de junio de 2017

14:42:56


La disciplina y el reto de la armania vienen enmarcadas dentro del circulo de relaciones reciprocas entre los empleadores y los empleados con un actuar dinamico lo que conllevará a una adecuada disciplina laboral y a un sostenimiento adecuado de la armonía laboral en cada una de las entidades.

aquirino Segura Alayo Respondió:


16 de julio de 2017

11:34:41

Soy de lo que ha entendido todas las medidas que la Revolución a adoptado para poder haber llegado a lo que hoy somos, soy el jefe de recursos humanos en una institución que sumados todos los contratos a los cuales les efectamos pago suman cerca de 1500 trabajadores, las medidas disciplinarias de todas las áreas por procedimeinto llegan al departamento de que dirijo, además soy abogado y durante 10 maños presidí sala de juicio incluyendo lo laboral aunque en menor medida, todo lo expresado hasta el momento es para que conozcan que lo que voy a expresar lo he visto, aplicado o vivido en carne propia. La disciplina laboral es todo eso que muy sabiamente expresa la presidenta de los penal del tribunal supremos, recordándole que a pesar de su sabia respuesta a esa instancia no llegan por un problema de procedimeinto ni el 20% de los casos que en materia de disciplna laboral se aplican en nuestras entidades. lo cierto es que el tema de la disciplina laboral es muy complejo. hablar de la disciplina laboral hace 30 años no es nada comparable a hoy..Soy de los jefe de recursos humanos que llego a un departamento con la plantilla del área y hago un conteo, soy de los que me aprendo el nombre de casi todas las áreas y de los que pregunta a los jefes por sus tranajdores y realmente existen un sin número de cuestiones difícil de entender, comprender y resolver, qué respuesta le puedo dar al trabajdor que aveces llega una hora antes del horario, firma a su hora, pero que dentro del mismo centro presta un detrrminado servicio a un cuentapropista que está dentro de mi entidad y le paga 50 pesos a ese tranador por ejemplo por que le traslade el pan desde una panadería a la cafetería, cuando yo le estoy pagando alrededor de 14 pesos en el día. cómo puedo exigirle al trabajador un óptimo aprovechamiento dela jornada laboral cuando me trabaja con una disgusto orrible por que su salario no le alcanza para nada y bajo el mismo techo, en le mismo departamento tengo a otro trabajador realizando la misma actividad, el mismo trabajo y el dienero que le pago le sobra. mire yo me he puesto a analizar la medida del salario de los profesores formado por el sistema de salud y los formados por otras universidiades y es horrile. º un profesor no formado por el sistema salud con categoría de auxiliar y con 20 años de experiencia e incluso máster gana alredor de 800, pesos con el 5 % de seguridad social descontado, un profesor que sea médico con una sola especialidad gana 1400 pesos. si a eso le sumamos que si ese mismo profesor formado por el sistema de salud si le imparte docencia a un financiado o autofinanciado puede ontener de estimulación más de 1000 CUC por este concepto cada 6 meses., cuando divide esos 1000 entre 6 meses son 166.66 CUC que multiplicado por 25 pesos CUP son 4166, sumado con lo 1400 serían 5566.00, sería cas 7 veces el salario del profesor auxiliar no formado por el sistema de salud, ambos trabajdores van a mostrar igual disciplina, cuando los precios en el mercado son invariables y parejos para todos, solo ese ejemplo nos dice que el problema de la disciplina es mucho más complicado y hay que analizar más profundo el tema. una entidad no puede verse conmo el que hace esto y el que no hace esto. una entidad es un sistema que para que funcione tiene que estar integrada en un sistema y si hay que estimular algo puediera hablarsde de los que están involucrados directamento y de los indirectos, pero tanto para una mayoría y nada para otros. a donde se metió el principio de distribución que caracteriza al socialismo.