ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Cuando se analizan los resultados de una entidad, sea cual sea su naturaleza, nadie pasa por alto el examen pormenorizado de su contabilidad o de su sistema de control interno. Pero en el estado de las relaciones laborales muy pocos se detienen. Muy pocos hablan de armonía, y de la imprescindible disciplina que debe sustentarla.

Por ello, la columna de hoy no abordará un procedimiento judicial en particular o un acto jurídico específico. Hoy hablaremos de disciplina, cual premisa básica para el acatamiento del orden laboral.

La disciplina, conceptualmente hablando, «es el ajuste conductual de una persona a las normas de comportamiento establecidas en un contexto dado (grupal, organizacional, social, familiar…)», y llevada al ámbito laboral, se define como «el cumplimiento individual, sistemático, de todas las regulaciones de cualquier nivel vigentes en las áreas y materias aplicables a una organización por parte de quienes trabajan en ella».

De acuerdo con Vivian Aguilar Pascaud, presidenta de la Sala de lo Laboral del Tribunal Supremo Popular, la disciplina en el trabajo abarca el cumplimiento de un grupo de asiduidades organizativas y de los llamados deberes y obligaciones generales (asistencia y puntualidad, cuidado de los bienes…); los deberes funcionales establecidos para cada cargo (disciplina tecnológica, que incluye aspectos relacionados con las buenas prácticas) y, por último, pero no menos importante, posee un componente ético-moral, pues alude al cumplimiento de los principios y normas socialmente aceptadas como válidas.

Sostiene, además, que los deberes y derechos de los trabajadores, ya sea en empresas, cooperativas o con el pequeño emprendedor privado, emanan de las propias necesidades prácticas en el cumplimiento de la disciplina laboral y quedan plasmados en el Código de Trabajo y los reglamentos de orden interno de las entidades.

Como componente del comportamiento de los individuos en un contexto organizacional, asegura, «la disciplina tiene un alto impacto sobre los resultados que se obtienen: positivo y reforzador de valores compartidos cuando las conductas se ajustan a ellos; negativo y debilitador cuando los contradicen. Y está condicionada por elementos relacionados con la dirección de la producción, las condiciones de trabajo del empleado, la integración colectiva a la organización laboral y la comunidad».

«No es una obligación sino un deber moral del empleado ante su colectivo de trabajo y ante la sociedad; deviene condición necesaria para la efectividad en el cumplimiento de los propósitos organizacionales», insiste Aguilar Pascaud.

Sin embargo, apunta, la disciplina no caerá del cielo. «Hay que gestionarla mediante la formación de valores éticos, la educación y el fortalecimiento de la conciencia; y en esa gestión, el método principal es la persuasión y su ejecutor primordial, el directivo de cada área. Este es responsable de lograr que sus trabajadores quieran y puedan hacer todo para contribuir al logro de los objetivos de desarrollo de la empresa, en la mayor concordancia posible con sus aspiraciones personales».

La gestión disciplinaria que corresponde al directivo realizar, de conjunto con la organización sindical del centro de trabajo, equivale, a juicio de Vivian Aguilar, a establecer estándares disciplinarios en el colectivo laboral, a hacerlos cumplir y a educar en su cumplimiento.

Estos tres aspectos, añade, se aseguran mediante la comunicación constante y multidireccional con el colectivo de trabajadores. No pueden faltar procesos de planeación,  organización, integralidad, ejemplo personal del directivo,  así como la superación cual premisa para la realización profesional y la evaluación del desempeño laboral con un enfoque integral.

Y sería desfavorable obviar, en su opinión, el papel educativo, de contrapartida y control de las organizaciones políticas y de masas a las que pertenece el trabajador, unido a la adecuada política de estimulación y sanción.

A cómo lograr, a partir de estos cimientos, efectividad en la respuesta disciplinaria del empleador ante las violaciones del orden laboral, estaremos dedicando la próxima edición.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Paulina dijo:

1

8 de junio de 2017

08:14:06


El tema de la disciplina laboral es algo que preocupa a muchos, pero no ocupa a tantos. Esta es un reflejo de la conducta social y familiar, de formación que a los centros educacionales y de trabajo ¿les corresponde corregir?. Por otra parte (y me consta) continúan prestandose servicios a la población en horarios estrictamente de trabajo, muchos establecimientos cierran a las 5 pm, otros trabajan de 10 am a 6 pm, que es la hora en que venimos llegando al hogar....y los ejemplos serían interminables. Otro asunto es la exigencia de la disciplina tecnológica, los daños que ocasionan a la economía del país y particularmente a los colectivos donde se recibe pago por resultados, pues lo perdido en la producción, no cumple su función social al no llegar al pueblo. Serían muchas las aristas a tocar sobre la disciplina social, pero no quiero terminar sin recordar aquellas materias sobre educación formal que incluía hasta hábitos en la mesa. Mi organización tiene entre sus objetivos de trabajo el rescate de los hábitos de conducta y la educación formal ¿quén más lo ha incluido?

Tony dijo:

2

8 de junio de 2017

09:06:59


El SALARIO es la premisa básica para el acatamiento de orden laboral !!!

Rogelio Respondió:


8 de junio de 2017

18:38:14

Si la empresa te contrata para realizar un trabajo que exige destreza, conocimientos aplicados, esfuerzo y cumplimiento de la norma tendras derecho a tu salario. Otra cosa es si cumpliendo todo lo que se te exige lo que te pagan no te alcanza para vivir. En ese caso te recomiendo que te busques otro trabajo pero para esto debes estar consciente de que solo si eres tu el jefe de tu trabajo podras obtener el beneficio fijado.

Oscar Ramos Isla dijo:

3

8 de junio de 2017

10:57:15


Disciplina laboral exige control,puntualidad,dialogo,jefes que sean responsables. Un cindicato que apolle a los trabajadores.

marlene andino morfa dijo:

4

15 de septiembre de 2017

15:14:54


Muy buen alrtículo al respecto de la disciplina tanto laboral como de indole personal la forma de comportarse las personas en todos los lugares incluyendo el hogar, recordemos una frase del concepto de Revolución debemos ser tratados y tratar a los demás como seres humanos. Gracias

Aymara dijo:

5

27 de septiembre de 2017

09:52:26


Es necesario estos temas sean abordados en el colectivo laboral, la disciplina laboral de trabajadores y cuadros es un punto vulnerable en cualquier entidad estatal. No considero que el salario sea la premisa básica para el acatamiento del orden laboral, pero si creo que la ACTITUD y APTITUD ante el trabajo es imprecindible para el logro de una buena disciplina.