ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Cartel del evento

La seguridad del proceso reproductivo en la mujer y el mejoramiento de su salud y calidad de vida es el propósito que-desde este martes- reúne a cerca de 400 especialistas nacionales y delegados de más de 23 países en el XVII Congreso de la Sociedad Cubana de Obstetricia y Ginecología.

Foto: Ismael Batista Ramírez

De acuerdo con el viceministro de salud pública, doctor Alfredo González Lorenzo, la cita, con sede en el Palacio de Convenciones de La Habana, es una invitación a pensar, actuar y velar por la salud integral de la mujer y hacerlo siempre anticipadamente, apegados al significado y esencia de la ginecoobstetricia.

La salud materna constituye un eje central de debate en el cónclave, expresó el viceministro. «Forma parte de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y a pesar de la prioridad que desde la Agenda 2030 se le ha dado a la misma, sigue estando inaceptablemente alta», señaló.

Cada día, en el mundo mueren 830 mujeres por complicaciones relacionadas con el embarazo y el parto. La mayoría de ellas podría haberse evitando, expresó el viceministro en sus palabras de apertura.

Salud materna en la mira

Para el año 2030, dijo, la meta es llevar la mortalidad materna a menos de 70 por cada 100 000 nacidos vivos, y lograr que ningún país tenga una mortalidad materna que supere el doble de la media mundial.

El viceministro subrayó que Cuba alcanzó hace varios años esta meta, lo cual demuestra que es posible hacerlo. “Pero para conseguirlo—como respuesta ética a las mujeres, niños, las familia y la humanidad—se requiere voluntad política y decisión de los estados  y gobiernos, trabajar aceleradamente en la formación de profesionales y técnicos de la salud en la cantidad y calidad suficiente, que vayan a donde más se necesitan;y se precisan instituciones seguras, programas de salud integrales e integrados, políticas públicas bien definidas y conducidas e intersectoriales”, agregó.

Destacó que la prioridad que en nuestro país se le ha otorgado a la salud materno-infantil es evidente en los indicadores y logros alcanzados en las últimas seis décadas.

En el área de ginecología y obstetricia los profesionales cubanos superan los 2900, los que de conjunto con otros miles de especialidades afines, enfermería y tecnólogos, trabajan en equipos multidisciplinarios de elevada formación científico-técnica, ético-moral y competencias para brindar una atención médica de excelencia, refirió Álvarez Lorenzo.

Foto: Ismael Batista Ramírez

“Una publicación de Unicef expresa: los niños sanos necesitan madres sanas. Siempre es oportuno preguntarse cómo el desarrollo de la ginecoobstetricia mejoraría el panorama relacionado con la salud materno-infantil”, reflexionó el viceministro.

Para el doctor Kenneth L. Noller, quien se desempeñara como presidente entre 2007- 2008 del Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos, y fuese nombrado miembro de honor de la Sociedad Cubana de Obstetricia y Ginecología, la mortalidad materna es un problema en todo el mundo. Muchos países tratan de reducirla sin grandes resultados, pues es una labor muyardua, explicó.

El prestigioso especialista norteamericano dijo a Granma sentirse impresionado por las estadísticas y avances que Cuba ha obtenido en esta área, y resaltó la importancia de continuar trabajando, así como de la cooperación entre colegas, una herramienta poderosa para lograr ese empeño.

“Reducir la mortalidad materna implica que médicos y enfermeras trabajen y tengan mejor entrenamiento, sobre todo en temáticas como hemorragias y preeclampsia, principales causas que llevan a la muerte materna, si bien hay otras que no pueden prevenirse y que tampoco deben perderse de vista”, dijo.

Logros y desafíos de la especialidad en Cuba

El doctor Andrés Breto García, presidente de la Sociedad cubana de Obstetricia y Ginecología,destacó que la sociedad encamina sus esfuerzos a trabajar aéreas como la salud sexual y reproductiva, la prevención de la morbilidad materna extremadamente grave y la mortalidad materna, la medicina materno fetal, la oncología y sus aspectos preventivos, diagnósticos y terapéuticos.

Insistió en que ello no es un reto solo para los obstetras, por lo que es importante la vinculación del resto de las especialidades relacionadas con la salud reproductiva de la mujer.

Significó como una fortaleza que el 99,9 % de los nacimientos en el país ocurre en las instituciones de salud y refirió retos como los desafíos que entrañan las tasas de fecundidad, las cuales hoy se mueven en las edades extremas de la vida: adolescencia y luego de los 30 años, lo cual se asocia a mayor morbilidad materna.

Continuar reduciendo la mortalidad infantil—los dos últimos años la más baja de la historia del país con 4 por cada mil nacidos vivos—, así como mejorar el diagnóstico prenatal y la supervivencia infantil ante los defectos congénitos, es una prioridad, indicó el doctor Breto.

Foto: Ismael Batista Ramírez

Respecto a la mortalidad materna que alcanzó en el año 2018 la cifra de 43,8 de por cada 100 000 nacidos vivos en Cuba, el especialista dijo que hoy tiende a una meseta, más que al descenso, por lo que, aun cuando esta ocupe el lugar número 30 dentro de las primeras 35 causas de muerte, su disminución es un imperativo para los profesionales de la salud.

Es un logro poder contar hoy con más de 850 profesionales capacitados en el curso de código rojo, para el manejo de la emergencia por hemorragia obstétrica, lo cual ha impactado y continuará mejorando este indicador, expuso.

Asimismo, el doctor Breto señaló que el cáncer es el principal problema de la mujer cubana en etapa reproductiva, siendo las localizaciones de mama, otras partes del útero y el cuello, las que generan mayor preocupación, y por tanto una de las líneas de desarrollo de la especialidad.

El especialista mencionó la necesidad de incrementar la introducción de tecnologías para la reproducción asistida, así como el entrenamiento de profesionales; asimismo, de desarrollar en los servicios de ginecología y obstetricia la atención a las necesidades de las mujeres que sufren violencia sexual, para la prevención de IRS/VIH y el tratamiento de anticoncepción de emergencias.

Otras áreas de trabajo son la sistematización de las consultas de climaterio y menopausia en todo el país en todos los niveles de atención, con prioridad en el nivel primario, e introducir el kits de clamydia y el test de HPV (virus del papiloma humano) de pesquisa en mujeres mayores de 30 años, dijo.

El desarrollo de un Programa de Parto Respetuoso y Humanizado, comentó el doctor Breto, también forma parte de las líneas de acción de esta sociedad médica.

Temas como los retos en medicina materno fetal y enfermedades crónicas, el manejo de la pareja infértil, la nutrición en el embarazo y lactancia, patología mamaria en niñas y adolescentes, la calidad de vida para la mujer que envejece, las tendencias actuales del manejo del cáncer ginecológico, las novedades de la cirugía mínimamente invasiva en ginecología y los aspectos médico legales han encontrado espacio en esta cita que desde ya augura más vitalidad a la salud de madres y niños cubanos.

Foto: Julio Martínez Molina
COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

noraydis.noa dijo:

1

19 de junio de 2019

16:38:23


las tendencias actuales del manejo del cáncer ginecológico, las novedades de la cirugía mínimamente invasiva en ginecología y los aspectos médico legales han encontrado espacio en esta cita

Raymundo dijo:

2

23 de junio de 2019

12:20:51


Excelentes avances en prevención de la morbilidad maternoinfantil..