ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Juvenal Balán

A erradicar males e incrementar actitudes positivas para contribuir al avance económico, llamó José Ramón Machado Ventura, Segundo Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC), al clausurar el XXI Congreso de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), jornada que contó con la presencia de Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del PCC y Miguel Díaz-Canel, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros.

Valoró el cónclave de excelente, a la altura del especial momento en que vive la patria y destacó que constituye una contundente respuesta de los trabajadores a las agresiones, amenazas y mentiras conque el enemigo pretende hoy, con renovada saña, cumplir su viejo sueño de derrotar a la Revolución.

Quienes tienen estos propósitos desconocen la historia de lucha y la resistencia acumulada por nuestro pueblo, señaló el dirigente cubano y aseguró que nunca se ha claudicado ante los reveses transitorios, ni se escatimaron esfuerzos para alcanzar la victoria definitiva el 1ro de enero de 1959.

«El movimiento sindical enfrentó numerosos retos durante los últimos cinco años en que han sido constantes y profundas las transformaciones en la economía y por ende las del entorno laboral, a lo que se suma una situación internacional adversa en muchos sentidos», indicó Machado Ventura y aseveró que no han sido sencillos la labor de los dirigentes sindicales, principalmente en la base.

Puntualizó que no estamos en igual situación que años atrás y se notan avances evidentes en la actualización del modelo económico y social, sobre todo en sentar las bases para no repetir viejos errores. «En ello ha sido vital la comprensión y apoyo de la gran mayoría de los trabajadores, su voluntad de enfrentar los problemas y no convertirlos en justificaciones», indicó.

Instó a consolidar el sentido de pertenencia al centro laboral, a fomentar el orgullo de ser parte de un colectivo y el compromiso personal con los resultados. Además de sentir vergüenza cuando las cosas no marchen como debe ser.

«La inercia, las justificaciones y el derrotismo siempre han sido y serán muy dañinos, pero más en momentos que resulta imprescindible el ahorro real, efectivo, no como una simple frase», manifestó y convocó a no darse por satisfechos con cumplir el plan, aprovechar la posibilidad de exportar cualquier producto o servicio, aunque signifique un pequeño aporte.

Igualmente exhortó a averiguar primero, antes de importar, si la materia prima o maquinaria puede producirse dentro del país, a eliminar la corrupción y cualquier actitud delictiva o negligente, que tanto daño material y moral producen.

Reconoció que los momentos actuales y futuros no serán fáciles y se deberá producir en compleja e inaplazables procesos para poner orden en el sistema monetario y paralelamente los salarios, los subsidios y las gratuidades, asunto que requiere de soluciones conjuntas por su estrecha relación.

Machado Ventura, reconoció que problemas económicos tan complejos como los salarios y los precios no se resuelven con medidas administrativas y hoy es imprescindible, en las condiciones difíciles que enfrentamos, mirar hacia todo lo que ha hecho la Revolución en favor de sus hombres y mujeres.
Son muchas las conquistas, dijo, que por cotidianas vemos como algo natural, pero no pasan de quimeras para los trabajadores en otros países.

Para conservarlas hay que hacer un uso eficiente de todos los recursos, sentenció.

El Segundo Secretario del Partido evocó las palabras del General de Ejército Raúl Castro, durante la proclamación de la Constitución, cuando alertó de los retos y peligros del presente y la posibilidad de agravarse, así como el impostergable deber de priorizar las tareas de la defensa y la economía.
Esa es, a su juicio, nuestra respuesta a la escalada agresiva de Estados Unidos y ratificó la solidaridad con Venezuela y Nicaragua. Somos tres naciones que compartimos el honor de exacerbar al límite la soberbia y la estupidez del imperio.

El movimiento obrero cubano y las fuerzas progresistas del mundo tienen una tarea y responsabilidad con la historia: no permitir al imperialismo borrar el sentido de independencia de la región, aseveró.

Al decir de Machado Ventura, estamos seguros de que los pueblos no permanecerán en silencio ante los intentos de destruir a un país solo por mantenerse firme en sus principios y en su voluntad de construir el socialismo. Agradeció, además, el rechazo de la comunidad internacional al bloqueo.
Reiteró que no van a quitarnos el sueño las nuevas medidas y mentiras que venimos venciendo hace muchos años. La posición de Cuba está muy clara en las declaraciones del Gobierno Revolucionario.

Tenemos muy presente, aseguró, la alerta del Comandante en Jefe, quien señaló que mientras exista el imperialismo, le prestaremos a los servicios de la defensa la máxima atención.

Según Machado Ventura, seguiremos haciendo cuanto sea necesario para preservar la invulnerabilidad militar del país, mediante la concepción de la guerra de todo el pueblo, y en la parte económica se respaldarán los principales programas de desarrollo. Tendremos que supera cada obstáculo, sin retroceder en los sectores priorizados y tratando de satisfacer las necesidades básicas del pueblo.

Estos asuntos, subrayó, han guiado los análisis del Congreso. Se ha hablado con los pies en la tierra. No podía ser de otra forma después de un proceso previo tan profundo.

Ahora comienza lo decisivo para que lo dicho en el Congreso llegue a la base, a cada trabajador y trabajadora, y para que esas ideas se materialicen en acciones para producir más o brindar un mejor servicio.

En su opinión, el movimiento obrero ha trabajado con seriedad y constancia, por ello, en nombre del Partido, felicitó a todos los trabajadores.

«Son grandes los retos, pero ninguno imposible para un pueblo como este. Hemos aprendido en la lucha que la victoria le pertenece a los que combaten y resisten».

El próximo 1ro. de mayo nuestro pueblo dará una contundente demostración de unidad, compromiso y victoria, concluyó.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.