ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
En su intervención Gustavo Rodríguez Rollero, ministro de la Agricultura, se refirió al fortalecimiento del sistema de acopio. Foto: Jose M. Correa

Una de las primeras tareas de lo tratado hoy es que existen alternativas y lo que hay es que aplicarlas en todos los lugares y desplegar iniciativas, pues ninguna solución por sí sola puede resolver los problemas, afirmó Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, al resumir una de las sesiones de trabajo de la comisión Agroalimentaria del Parlamento, que se fusionó en la jornada matutina de este jueves con la de Atención a los servicios, para analizar los indicadores esenciales del Ministerio de la Agricultura y el abastecimiento de los principales alimentos al cierre del primer trimestre.

En estos tiempos debemos trabajar con conceptos que han servido para potenciar otras actividades y hacerlo con realismo, a partir de las condiciones actuales, precisó el mandatario en el debate, en el cual también estuvo presente el miembro del Buró Político Salvador Valdés Mesa, primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros.

Díaz-Canel hizo énfasis en la importancia de fortalecer tanto la producción estatal como la no estatal, «porque ambos sectores son importantes», y resaltó que tenemos todo para vencer, por lo que debemos trabajar para vencer, si bien dijo que cualquier análisis que se realice tiene que pasar por las reflexiones contenidas en el discurso del General de Ejército Raúl Castro Ruz, durante la proclamación de la Carta Magna.

El Presidente llamó a la generalización en el empleo de plantas proteicas a partir de las experiencias del programa Sierra Maestra, al cual dedicó sus últimos años el Comandante en Jefe Fidel Castro. Foto: Dunia Álvarez Palacios

Romper la mentalidad importadora

El Presidente mencionó la política agresiva del Gobierno de EE.UU., que pretende fragmentar el triunfo revolucionario de la izquierda en América Latina y el Caribe, y el recrudecimiento del bloqueo estadounidense y de la persecución financiera contra Cuba, debido a lo cual se debe en parte el desabastecimiento que padecemos, amén de las roturas en varias industrias.

Igualmente –explicó– han influido los atrasos en contrataciones y, por ende, la llegada desfasada de barcos, lo cual se expresa en el mercado minorista en fenómenos de acaparamiento, porque la gente compra más de lo que necesita por la inseguridad de si lo volverá a encontrar.

Abundó en que el país también sufre contracción en créditos y financiamientos de algunos países, más las consabidas presiones de ee. uu., a lo cual se agrega que no logramos todos los ingresos por exportaciones, actividad que, subrayó, urge seguir aumentando al igual que los cobros por ese concepto.

Aparejado a ello –puntualizó– tenemos que romper la mentalidad importadora y tender al ahorro como premisa, lo cual significa mayor enfrentamiento a la corrupción y a las ilegalidades, por lo que implican en el desvío de recursos.

Respecto a la determinación de la preparación para la defensa de la patria y la economía, como prioridades, recalcó que están interrelacionadas y dentro de las tareas para la segunda señaló que es básica la producción de alimentos, que transita por varias acciones, como el encadenamiento de los productores de todas las formas de gestión, junto a los elaboradores, distribuidores y quienes dan servicios.

En varios momentos reiteró la idea de que debemos desarrollar los polos productivos, pensar diferente y no lamentarnos por lo que nos deja de llegar, sino en cómo lo sustituimos con producciones nacionales, y puso como ejemplo el aumento sustancial previsto en el maíz, con vistas a la alimentación, sobre todo animal.
Se refirió a tareas derivadas de las visitas gubernamentales a las provincias, como la agilización de gestiones en aras de incrementar las ventas al exterior del combinado citrícola Ceballos y la empresa La Cuba, y la identificación de posibilidades para aumentar rubros o surtidos, como ocurrió en Santiago de Cuba, a partir del café. Al propio tiempo calificó como magnífico el esquema exportador del tabaco.

Dijo que relacionados con la producción de alimentos están los temas energéticos, tanto en los aportes nutricionales de los alimentos como de la tecnología, pues las nuevas inversiones deben asociarse a la mayor utilización de fuentes renovables.

Igualmente insistió en el empleo de la investigación científica y la informatización en los proyectos vinculados a los programas alimentarios, así como en la necesidad de que los cuadros sean proactivos y tengan permanente inquietud revolucionaria.

El Presidente cubano se pronunció por el desarrollo del programa de autoabastecimiento municipal apoyado con un buen plan de fabricación de semillas, la siembra sin límites de cultivos de ciclo corto; el avance sostenido en la producción de granos y pienso, en la agricultura urbana y en las fincas de frutales, además de la generalización en el empleo de plantas proteicas a partir de las experiencias del programa Sierra Maestra, al cual dedicó sus últimos años el Comandante en Jefe Fidel Castro.

Comentó que debemos romper el esquema de que en Cuba no se pueden cebar pollos y rescatar lo desarrollado hace varios años por indicaciones de Fidel, en cuanto a la cría de cerdos y su procesamiento industrial.

Asimismo, insistió en lo perentorio de crecer en las producciones de yuca, boniato y de ganado ovino y caprino, y también extender las buenas experiencias que se alcanzan en las ramas del arroz y el tabaco.

La producción de alimentos es básica y transita por varias acciones, como el encadenamiento de los productores de todas las formas de gestión. Foto:

Esperanzas sobre bases firmes

Las reflexiones del Presidente cubano tuvieron como antecedente exposiciones de varios ministros y diputados, en las cuales primó la transparencia en la información que, sin pecar de optimismo, dice a las claras los esfuerzos del Gobierno por garantizar las necesidades actuales y futuras de alimentos, esto último a partir de inversiones con destaque para la proveniente de capital extranjero.

Gustavo Rodríguez Rollero, ministro de la Agricultura (MINAG), dijo que se fortalece el sistema de acopio y en marzo se entregaron como promedio per cápita 17,3 libras de viandas, de las 30 libras previstas aprobadas en el programa de autoabastecimiento municipal. Por debajo de la media estuvieron Camagüey, Las Tunas, Holguín, Granma y el municipio especial de la Isla de la Juventud.

Manifestó que las producciones de leche y de huevos seguirán la tendencia creciente. Sobre este último producto explicó que  para cumplir los destinos previstos –canasta familiar normada y venta liberada– habría que entregar todos los días 5,7 millones de unidades, pero el mes pasado se llegó a 4,8 millones.
Mas fue optimista, en tanto se espera la estabilización en la llegada de los alimentos y existen otros insumos que tributan a los incrementos de la producción avícola.

Sin embargo, señaló que la producción porcina atraviesa por un déficit desde octubre de 2018 y no se recuperará en al menos siete meses.

Mientras, la titular del Ministerio de la Industria Alimentaria, Iris Quiñones, dijo que la fabricación de harina de trigo tiene propensión a la normalidad y en estos momentos sigue como primer destino garantizar el pan normado. Las principales dificultades con la cobertura establecida se localizan en la región oriental, básicamente por la transportación, y anunció que para agilizar los traslados hay medidas adoptadas con el Ministerio del Transporte a fin de emplear el ferrocarril.

Agregó que otras disponibilidades las dirigen hacia la Cadena cubana del pan y a la industria cárnica para la elaboración de subproductos con destino social.

Dijo que se garantizan los productos para la canasta familiar normada y la elaboración de unas 1 600 toneladas de croquetas y embutidos, por encima de lo que normalmente se planifica. Aseguró que el primer trimestre cerró con un sobrecumplimiento en las entregas de aceite envasado de importación y nacional, aunque la excesiva demanda por la ansiedad sigue provocando déficits en el mercado, que logrará una estabilidad en los próximos dos meses.

También anunció mejorías en cuanto a las entregas de productos lácteos.

Asimismo, Betsy Díaz Velázquez, ministra del Comercio Interior, planteó que se siguen garantizando los productos de la canasta familiar normada desde el primer día del mes, y continúa el monitoreo de la venta liberada de arroz, frijoles, chícharo y azúcar. Reconoció que los incumplimientos en los planes de la agricultura en los tres primeros meses del año en curso han provocado desabastecimiento e insatisfacciones en cuanto a las disponibilidades de pollo, huevo (60 millones menos) y 1 500 toneladas de cerdo por debajo.  
Señaló que mejorará la presencia de productos lácteos y aceite en el mercado minorista, así como de otros renglones en dependencia de los incrementos productivos, entre ellos, de las pastas alimenticias, y que se completó el nivel de envasado de combustible doméstico para zonas de difícil acceso.

Subrayó que no hay justificación para que ocurriera afectación en el suministro a pobladores de Holguín y Las Tunas en el pan normado.

La alimentación es un problema de seguridad nacional

Neysi Santos, diputada de Villa Clara, se refirió al fuerte vínculo que existe en la provincia con el Grupo Empresarial Azcuba, el Minag y los anapistas, así como a la labor que realizan en el territorio para transformar las comunidades campesinas, a partir de la organización de la base productiva, el fortalecimiento de los mecanismos de dirección y comercialización y compra, mejora de la infraestructura como los caminos, y el aumento paulatino de puntos para el expendio de productos agrícolas.

Fue la iniciadora de un fructífero intercambio acerca de la potenciación de cultivos como la yuca, el boniato y el maíz, no solo en el sector estatal, sino también entre los productores individuales, con vistas a sustituir importaciones e incrementar, por ejemplo, la fabricación de pienso criollo, lo cual incide directamente en producir más carne de cerdo.

Otras experiencias que expuso se vinculan al fortalecimiento de los módulos pecuarios y al movimiento popular que involucra a patios y parcelas, en lo cual también influye el vínculo con los centros científicos.
El Presidente cubano tomó como hilo esta intervención para hacer reflexionar sobre cuántas cosas se pueden hacer con interés, unidad, organización y la aplicación de la ciencia en el campo, e insistió en la necesidad de aumentar las producciones de yuca y plátano, y de exhortar a los campesinos individuales para que contribuyan con todo lo que puedan, pues entre todos podemos ayudarnos y avanzar más.

Sergio Rodríguez, director del Instituto de Investigaciones de Viandas Tropicales (INIVIT), intervino a petición de Díaz-Canel, y calzó las intervenciones referidas a la necesidad de potenciar la producción de yuca, vianda de la cual una cifra superior a los 800 millones de africanos obtienen más del 60 % de las calorías.

Al asegurar que la alimentación es un problema de alta seguridad nacional para el país, el mandatario cubano subrayó que ningún Parlamento, salvo el nuestro, discute este tema, y recalcó que el interés del Gobierno es producir más para que el pueblo se alimente bien, y por eso la discusión es más retadora, si bien superar los desafíos es lo que permite las victorias.

El director del Inivit destacó que experimentan para emplear la masa verde de la yuca como fuente proteica en la alimentación animal, y ya disponen de vitroplantas de ese renglón para reproducir por vía biotecnológica, al igual que la malanga, cuyos clones están reconocidos a nivel mundial.

Sobre la experiencia de los parques familiares en Villa Clara dijo que han prendido mucho y son generadores de solidaridad.

Aseguró que el escenario productivo cubano tiene tres fortalezas: la voluntad política, los conocimientos técnicos y el potencial científico.

El desarrollo de 16 polos productivos en Sancti Spíritus, los crecimientos en la producción porcina y que este mes cumplirán la obtención de huevos fue resaltado por el diputado Javier Brito Pérez, en tanto Elvis Pérez Olivera, delegado de la Agricultura en Camagüey, reconoció que la producción de cultivos varios y de alimentos es asignatura pendiente en la provincia, que sí cumple con sus entregas de leche fluida. A este último planteamiento Díaz-Canel comentó que es necesario acabe de ponerse en marcha la fábrica de leche en polvo en esa provincia.

Por su parte, Yaquelín Puebla, diputada por Cauto Cristo, en Granma, se refirió a la recuperación del sistema de acopio en la montaña y de las empresas agroforestales, y consideró que puede ser más eficiente la comercialización de productos de estas zonas y resulta imprescindible la recuperación de los caminos.
Ratificó el compromiso de Granma de producir 90 000 toneladas de arroz, que sería otro récord, esta vez en saludo al aniversario 60 de la promulgación de la Ley de Reforma Agraria.

También intervino María del Carmen Concepción González, presidenta de la Comisión de Atención a los Servicios de la anpp, quien reconoció la mejor oferta a la población del sector no estatal con idénticos productos a los que recibe la gastronomía popular, como es el caso del pollo. Por ello de este resultado, subrayó, ha derivado un proceso de análisis en las unidades estatales, porque se está desaprovechando una posibilidad de brindar más alimentos en cantidad y variedad a la población.   

La titular del Ministerio de la Industria Alimentaria, Iris Quiñones, dijo que la fabricación de harina de trigo tiene propensión a la normalidad. Foto: Julio Martínez Molina


La agricultura en el primer trimestre

Antes de los debates, Maury Hechevarría Bermúdez, viceministro de la Agricultura, expuso los principales resultados del organismo en el primer trimestre del año, relacionados con el objetivo de fomentar una voluntad y vocación exportadora en provincias, municipios, empresas, cooperativas y productores.

Exportaciones en el primer trimestre:

Al 107 % llegó la exportación de bienes y servicios.
Alcanzó el 114 % del plan los ingresos por lo comercializado en el exterior, cifra superior a igual etapa del año precedente.

Fueron aprobadas las facultades de exportación a las empresas Victoria de Girón, agroindustrial de Ceballos y Frutas Selectas, lo cual contribuirá al desarrollo de polos industriales y cierta autonomía para esas empresas.
Se trabaja en diferentes etapas de proyectos basados en encadenamientos con inversión extranjera para aumentar producciones de alimentos destinados a la población.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Lalo dijo:

1

12 de abril de 2019

08:26:29


Hace falta que se estabilice la venta de harina de trigo a la población, también del aceite, porque el robo en las panaderías y dulcerías se incrementa, que siempre lo ha habido, los panaderos con total impunidad a lo largo y ancho del país venden la harina, el aceite y cualquier otra materia prima a la vista de todos y cuando la cosa se pone mala por la madrugada, en primer lugar a los cuentapropistas que van en ese horario y a los vecinos en cualquier horario.

Roberto dijo:

2

12 de abril de 2019

10:05:43


Hay que aumentar el cultivo de la yuca como bien dice nuestro Presidente. Los africanos saben sacarle mucho provecho y en Brasil se hacen innúmeros platos después de su procesamiento casi artesanal o en mini-industrias. Hay que vender estos medios al campesino para que dejemos de pensar que la yuca solo se come fresca. Procesarla para tenerla disponible en todo momento es un imperativo.