ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
La gestión empresarial eficiente a la que aspiramos tiene como componente esencial la política de cuadros, dijo Díaz-Canel en el balance de BioCubaFarma. Foto: Jose M. Correa

A asegurar la estabilidad en el cuadro básico de medicamentos y lograr tener el menor número de faltas; incrementar la sustitución de importaciones e incorporar nuevos productos; diversificar los mercados y cumplir los planes de exportaciones, así como a fortalecer el proceso inversionista –aun en medio de un entorno financiero complejo– que permita elevar las capacidades productivas, fortalecer la infraestructura tecnológica y logística y los estándares regulatorios; llamó este lunes el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

Presente junto a Roberto Morales Ojeda, miembro del Buró Político del Partido y vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, dirigentes del Partido, la Central de Trabajadores de Cuba y titulares de varios sectores de la economía, el mandatario cubano explicó la importancia de asistir al balance correspondiente al año 2018, del Grupo de las Industrias Biotecnológica y Farmacéutica de Cuba, BioCubaFarma, una organización superior de dirección empresarial.

Para el Presidente, este es un sector estratégico en el plan nacional de desarrollo económico y social hasta 2030, y con el cual tenemos un compromiso especial desde lo personal, y con Fidel –el más convencido fundador de esta institución–, y Raúl, fiel impulsor de la ciencia cubana.

El país, dijo Díaz-Canel, vive un momento sumamente complejo, en un contexto donde se ha elevado la retórica del imperio en la región latinoamericana y caribeña, ha crecido el nivel de amenaza e injerencia hacia importantes procesos revolucionarios de la región, y las campañas de mentiras falsas y acusaciones que buscan desprestigiar a la Revolución Cubana ante el mundo, para apoyar ese anhelo de destruirla.

Tales acontecimientos no están desconectados de muchos elementos que han repercutido durante 2018 en importantes indicadores productivos del desarrollo de la institución, mencionó el Presidente.

Como aspectos relevantes a los que atender, destacó los ingresos de las exportaciones y la inestabilidad de la industria farmacéutica en el abastecimiento al sistema de salud, lo cual ha provocado numerosas faltas y bajas coberturas de fármacos en la red de farmacias del país.

Según refirió el doctor Eduardo Martínez, presidente de BioCubaFarma, al presentar el informe de balance, en el año 2018 el Grupo Empresarial alcanzó una producción mercantil de 1 901 MM CUP. Si bien el cumplimiento del plan quedó en el 94 %, se lograron incrementar las producciones en 111 MM CUP respecto al año anterior.

Tal incremento en los niveles de producción alcanzados permitió disminuir en aproximadamente un 40 % las faltas de medicamentos respecto a los dos últimos años. Sin embargo, un grupo de fármacos estuvieron afectados en varios momentos en el año y ello impactó desfavorablemente en la población.

«Esta es una situación que se va a complejizar más en el 2019 y es importante que tanto la población como los trabajadores del sector lo conozcan, porque tiene que ver con sanciones muy severas que se han aplicado a países hermanos con los cuales tenemos convenios de cooperación. A ello se suma el recrudecimiento de la persecución financiera hacia Cuba y el bloqueo económico, lo cual ha evitado que los financiamientos fluyan de manera fácil.

«Hemos dependido de convenios gubernamentales y este elemento está marcando nuestros modos de gestión, en los cuales tenemos que ir haciendo variaciones hacia otras perspectivas que permitan mantener el avance y crecimiento de esta institución», reflexionó el Presidente.

No es fortuito, ante este escenario, que la dirección del país, y en particular el Primer Secretario del Partido, Raúl Castro Ruz, haya planteado dos prioridades al mismo nivel: la defensa de la nación y el desarrollo de la economía, por la estrecha relación que tienen, refirió Díaz-Canel.

GESTIÓN EFICIENTE COMO GUÍA Y OBJETIVO

Tener una gestión de gobierno y empresarial más eficiente, que se traduzca en el papel fundamental que debe desempeñar la empresa estatal socialista en Cuba, es crucial. A juicio del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, esta eficiencia pasa por sistemas de trabajo que articulen prioridades, cree adecuados espacios para el debate y la participación, permita dar seguimiento continuo a los procesos para que no se acumulen los problemas, propicien estilos proactivos de trabajo, con menos trabas y burocracias, y una estrecha vinculación con la base.

De acuerdo con Díaz-Canel, «la gestión empresarial eficiente a la que aspiramos tiene como componente esencial la política de cuadro; quienes deben tener ante todo sensibilidad con los problemas de la gente».

Asimismo, se refirió a esa inquietud revolucionaria que debe llevarnos a reaccionar para avanzar y solucionar problemas, ello sin perder de vista la cultura del detalle.

Otro de los elementos señalados en el debate del balance fue la formación de fuerza de trabajo calificada y el éxodo de personal. En ese sentido, Díaz-Canel insistió en la importancia de priorizar el trabajo con los jóvenes. «Muchas veces se condiciona este éxodo a los problemas salariales que tenemos y no deja de ser una razón, pero es solo una parte. Hoy, aunque no pagamos lo que merecen por el aporte que hacen –no por voluntad, sino porque financieramente no podemos asumirlo–,  esta es la institución del país en el sistema empresarial que tiene el salario medio más alto. Aun así, se le va la gente, por lo que no es un tema exclusivo de salario», reflexionó.

Debemos preguntarnos cómo atendemos a los jóvenes, cómo les creamos condiciones para su desarrollo, donde se respete lo que cada uno quiere aportar. En el futuro pagaremos más, y si no tenemos resuelto este problema, el éxodo continuará.

Por otra parte, llamó la atención sobre el necesario uso de herramientas como la comunicación social priorizando los públicos internos, y que los colectivos conozcan las estrategias de sus instituciones; y la informatización tanto en el aseguramiento productivo, como en las plataformas de cara a la población, para que las personas puedan opinar, sugerir, plantear inquietudes y tengan respuestas.

El mandatario cubano enfatizó en la relevancia para la investigación científica de mantener el vínculo con las universidades, y compartir con estas las nuevas tecnologías instaladas; convertir a los polos en unidades docentes. Asimismo, orientó aprovechar las ventajas que ofrece la existencia de un técnico superior universitario, para responder a las demandas de fuerza de trabajo.

Como una fortaleza, Díaz-Canel refirió que hoy el país tiene aprobadas todas las políticas planteadas en los Lineamientos en relación con el ámbito científico-técnico, referentes a medioambiente, innovación, empresas de alta tecnología, parques tecnológicos, relación universidad-empresa. «Ahora resta implementarlas y lograr nos den nuevas oportunidades».

Reforzar los equipos negociadores y atemperarnos a los nuevos tiempos conscientes de que nuestras investigaciones enfrentarán regulaciones más exigentes y serán politizadas es un imperativo, señaló. En ese sentido, llamó a defender los encadenamientos con la inversión extranjera directa, no solo en inversiones o empresas mixtas dentro del país, sino en el exterior.

«Hay que exportar más y cobrar lo que exportamos», enfatizó. A finales de 2018 teníamos una deuda de exportaciones no cobradas vencidas con un monto considerable, cuando el país necesitaba dinero. Biocubafarma era una de las empresas más implicadas. Desde octubre, con un sistema estricto de seguimiento, hemos recuperado un importante monto.

Importar menos, sustituir importaciones, gestionar mejor los financiamientos, aprovechar los fondos de proyectos de innovación e invertir con seguridad y confianza en los estudios de factibilidad, son urgencias a atender.

Defender la producción nacional, incluidos los productos naturales, es igualmente una demanda del país.
Por todo ese trabajo y dedicación diario, Díaz-Canel dijo sentirse profundamente orgulloso de ser cubano cuando ve los aportes y nuevos productos que logran los científicos de esta institución. «Son orgullo de la Revolución».

ALGUNOS RESULTADOS DE 2018

En el balance trascendió que en el 2018 se lograron 35 registros sanitarios en el exterior, con lo que se completa una cifra de 740, lo cual constituye un activo importante para incrementar las exportaciones.

Otros hitos fueron la negociación en más de 50 países y el intercambio con más de 70 nuevas empresas farmacéuticas y biotecnológicas, para la firma de nuevos contratos, dentro de los cuales destaca la culminación de la negociación con el Instituto de Cáncer de New York, que concluyó con la creación de una empresa mixta entre Cuba y EE. UU. en la Zona Especial de Desarrollo Mariel.

El plan de inversiones, aunque no se cumple, alcanzó la mayor cifra de los últimos diez años, con un incremento del 33% respecto al año anterior, con especial mención para los avances en el complejo industrial biotecnológico CIGB-Mariel y la terminación de varias inversiones que comenzaron su explotación.

En la actividad de investigación y desarrollo se alcanzan resultados positivos. Se lograron introducir 23 nuevos productos y se presentaron ocho nuevos objetos de patentes en la Oficina Cubana de la Propiedad Industrial y se otorgaron 116 patentes a nivel internacional.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Oscar Ramos Isla dijo:

1

9 de abril de 2019

11:00:13


Cumplir con lo planificado para mantener lo logrado y si las condiciones económicas, tecnológicas y de capital humano lo permiten, avanzaremos en el sobrecumplimiento de lo pactado.