ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

El Presidente cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez sostuvo en el Palacio de Convenciones un nuevo encuentro de trabajo con los miembros de las juntas de Gobierno, creadas para supervisar el funcionamiento del sistema empresarial, —similar al que encabezara en agosto pasado—, en el que reiteró el decisivo rol de esas estructuras que representan los intereses del Estado en el control de la gestión empresarial.

Durante la reunión —presidida además por el segundo secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, José Ramón Machado Ventura, y en la que participaron, entre otros, vicepresidentes de los consejos de Estado y de Ministros, ministros y miembros del Secretariado del Comité Central— se discutieron varios temas con el objetivo de mejorar el desempeño de la empresa estatal socialista, principal sujeto de la economía cubana, según se precisa los documentos aprobados en el VII Congreso del Partido y en la Constitución de la República.

Díaz-Canel valoró que existen por delante importantes y complejas tareas revolucionarias para perfilar nuestro modelo económico y social; todas demandan — dijo— responsabilidad, preparación, exigencia, rigor y precisión.

El análisis del Plan de la Economía, señaló, será constante, para continuar buscando medidas que permitan potenciar el desarrollo y logren impacto en un grupo de ámbitos, tanto de la vida económica como social del país.

Con independencia del actual contexto internacional, reflexionó, vamos a trabajar con tranquilidad, con una moral muy alta, convencidos de que saldremos adelante, sin dejar espacio para el pesimismo ni la derrota.

El Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros ratificó que el eslabón esencial y actor más importante del modelo económico cubano está en la empresa estatal socialista, a la cual tenemos que darle un vuelco y potenciarla más.

Llamó la atención sobre las dos grandes prioridades que ha definido el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, General de Ejército Raúl Castro Ruz, en los momentos actuales: la defensa y la economía.

En tal sentido, explicó que se profundizarán y ampliarán los encuentros en los que se debatan los problemas de la economía, para que entre todos se aporte al desarrollo.

Consideró como determinante dedicarle tiempo a la proyección estratégica de las organizaciones superiores de Dirección Empresarial, porque de lo contrario nos quedamos detenidos en el tiempo. En función de ese análisis a más largo plazo, se planifican inversiones, se diseñan nuevos productos y servicios, o se define cómo proyectar exportaciones.

En su intervención, el Presidente cubano también habló de desarrollar las potencialidades de exportación que en muchos escenarios del país existen y cerrar los ciclos de exportación con el cobro oportuno; fomentar encadenamientos productivos entre todos los actores de la economía; potenciar el desarrollo de la industria nacional; dar seguimiento constante a las afectaciones económicas que ocasionan las irregularidades en operaciones del comercio exterior; ser más eficientes en los procesos inversionistas; y promover más la inversión extranjera.

Asociado a ello, compartió conceptos fundamentales para lograr un mejor desempeño de la economía y de la gestión del Gobierno, sobre los cuales ha insistido en diferentes escenarios de trabajo durante los últimos meses, referidos, por ejemplo, a eliminar trabas y burocracias; a la urgencia de que quienes dirijan sean sensibles ante los problemas de la población, inconformes frente a las deficiencias y con cultura del detalle.

Además, subrayó que será permanente la batalla ética contra la corrupción y las ilegalidades, donde una de las mayores insatisfacciones radica hoy en los bajos resultados que se evidencian en el enfrentamiento al robo de combustible.

Como parte de la agenda del encuentro, Marino Murillo Jorge, jefe de la Comisión Permanente para la Implementación y Desarrollo, presentó un informe sobre el cumplimiento de las funciones de las juntas de Gobierno, en el que precisó que se consolida su trabajo en el análisis y aprobación de la distribución de utilidades en el sistema empresarial, así como el cumplimiento de los indicadores directivos y de los resultados de la gestión empresarial. Reiteró como función en la que se obtienen menos resultados, la de aprobar la Proyección Estratégica de Desarrollo de las OSDE.

Sobre la desagregación del Plan de la Economía del 2019 dijo que se avanza con relación al año anterior, aunque existen incumplimientos del cronograma en algunas entidades, lo que provocó que en el mes de febrero existieran empresas que aún no contaban con el plan aprobado para el presente año.

Dio a conocer un diagnóstico realizado a las organizaciones superiores de Dirección Empresarial en el que se comprobó la existencia de estructuras sobredimensionadas; incrementos en los presupuestos de gastos; exceso de reuniones y trámites; y una excesiva centralización de funciones, actividades y aprobaciones de competencia empresarial.

Murillo Jorge también expuso algunas valoraciones acerca del perfeccionamiento de la empresa estatal que comenzó desde el año 2011 y que continúa en la actualidad. De manera particular, mencionó que se estudian o están aprobadas varias políticas que prevén la ampliación de facultades al sistema empresarial, entre ellas: la creación de empresas de alta tecnología, de parques científico-tecnológicos y de vínculos entre las universidades y empresas; así como el desarrollo de empresas productoras de aplicaciones y servicios informáticos.

Se presentó además un informe del presidente del Tribunal Supremo Popular, Rubén Remigio Ferro, sobre los incumplimientos de los contratos y la ejecución de las sentencias respectivas, en el que precisó que la mayoría de las reclamaciones económicas en los tribunales tienen como causa el impago de las deudas que se contraen entre empresas.

Enumeró el monto de los adeudos y su antigüedad. Refirió que en febrero de 2019 fueron convocados todos los directores de las entidades deudoras, conjuntamente con los acreedores, lo cual permitió actualizar el estado de las deudas e involucrar a los máximos representantes.

Reiteró el papel del contrato como instrumento esencial de la gestión económica y la responsabilidad de los órganos del Estado, las entidades y los ciudadanos en el cumplimiento de las sentencias y demás resoluciones firmes de los tribunales.

El ministro de Economía y Planificación, Alejandro Gil Fernández, hizo algunas precisiones sobre el Plan de este año, el cual, apuntó, es flexible pues permite incorporar durante el año inversiones que generen ingresos; y potencia los proyectos de desarrollo local, la sustitución efectiva de las importaciones y los encadenamientos productivos. Sobre esto último planteó su importancia a los efectos de disminuir la importación y dar mayor uso a las capacidades productivas instaladas en el país.

Argumentó la pertinencia de incorporar desde la concepción y diseño del Plan los proyectos previstos de inversión extranjera.

Para el 2020 las prioridades del Plan están encaminadas a las actividades vinculadas con la producción de alimentos, la construcción de viviendas, el transporte y la informatización. A la par se privilegiará el financiamiento a la industria nacional; se mantendrá la restricción al endeudamiento; y se garantizará el crecimiento de las inversiones.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

José Ramón Hernández Triana dijo:

1

31 de marzo de 2019

15:06:59


Correctos análisis realizados en la junta de gobierno, es correcto lo analizado sobre el papel que debe desarrollar las OSDE ya que en muchas ocasiones obstaculizar el trabajo que tienen q realizar nuestras empresas.

Oscar Ramos Isla dijo:

2

1 de abril de 2019

08:01:35


El control de la gestión empresarial tiene que ser sistemático.

Marcial dijo:

3

1 de abril de 2019

09:55:29


Muy bien, debe analizarse trimestralmente. Considero oportuno señalar que las libertades a las Empresas en muy perjudicial para la economía, deben tener supervisión y soliictar autorización a su organismo superior, ya que se invierte mucho en obras secundarias sin el consentimiento de los trabajadores. No entiendo porque entra usted a las oficinas de Dirección de las Empresas y ve muchos lujos y tecnologia de ultima generación, casa de visitas como si fueran hoteles,ect acosta del salario de sus trabajadores. No considero justo el pago por estimulación , debia ser segun el salario esala( ( atendiendo a la responsabilidad) más un coeficiente que debe ser mayor segun el aporte del trabajador a su empresa; por ejemplo en una Empresa Fundidora , no entiendo que el personal que labora en la oficina central nacional, no importa el cargo funciónes, responsabilidad, ect, cobre más que el propio fundidor, es triste que por ejemplo un jardidero, recepcionista o especialista de mantenimiento que trabaje de 8 a 5 cobre de 2 0 5 veces más estimulación que ese fundidor que es el que verdaderamente le aporta a su Empresa. Por otra parte ojo con la ficha de costo del proceso productivo o de servicio, esa si dice realmente lo que usted gasta y lo que debe obtener , por eso es que el precio es tan elevado, ya que se escuda ahi , la malverzación, ineficiencias , ect.

abelboca dijo:

4

1 de abril de 2019

10:15:26


Celebro mucho el estilo de dirección que ha sido adoptado por el Co. Díaz Canel para dirigir el país, que se asemeja al que fue una constante de nuestro Cmdte. en Jefe: TOCAR LOS PROBLEMAS CON LAS MANOS para darles una solución inmediata. El problema de las empresas es muy serio, pues los OSDE han concentrado un enorme poder, hasta el punto de asumir decisiones que solo les corresponden a las empresas, amén de la superpoblada plantilla burocrática de esas instituciones intermedias. Una OSDE hoy es más que un ministerio. Creo que hay que revisar la exclusión de OSDE ineficientes y la reducción drástica de la plantilla de algunas. Creo que este eslabón intermedio se ha convertido en el repositorio de personas que no han querido los Ministerios y que además no tienen la calificación exigida para ocupar sus cargos. Hay que "afilar la cuchilla" y pasarla bajito en los lugares donde no haya eficiencia. Sin esto las empresas jamás podrán absorber los gastos de los improductivos de las OSDE ni ejercer ls soberanía sobre su autonomía, respaldada por la Nueva Constitución. Meditemos y actuemos en beneficio de nuestra economía y su crecimiento constante a partir del sector productivo y priorizadamente de las empresas.

Luis Hernandez dijo:

5

1 de abril de 2019

12:46:44


Muy correcto el análisis y considero que el principal problema para el desarrollo exitoso de la empresa estatal socialista esta en su módelo de gestión que no es igual para todas, hoy hemos dejado a los municipios sin empresas, creamos las OSDE, estas crearon los grupos empresariales nacionales, estos crearon a las empresas y estas a las UEB, sin autonomia ni modelo de gestión propio, siendo la UEB el nucleo fundamental de producción, asi es imposible que pueda ser efectiva una empresa, propongo que revisen este esquema pero que lo hagan profesionales capacitados en estos temas, no lo pueden hacer los mismas personas que trabajan en los ministerios, tienen que crear asesores de verdad