ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
José Manzaneda, líder del sitio web CubainformacionTv, comenta acerca de la guerra mediática mundial desarrollada por el imperialismo para derrocar gobiernos que no son de su preferencia. Foto: Nuria Barbosa León

«La guerra mediática actúa ahora como nunca en contra de los procesos revolucionarios», afirmó en visita reciente a La Habana, el vasco José Manzaneda, coordinador principal del sitio web CubainformaciónTV, un espacio que enfrenta la manipulación mediática contra Cuba y genera contenidos argumentativos de la realidad en la Isla caribeña, silenciados por la gran prensa internacional.

«Las grandes corporaciones mediáticas internacionales ubicadas en Estados Unidos, Europa y en países de América Latina tienen su foco actual en Venezuela. Clarísimamente son el ejército civil de la guerra sicológica para derribar un proceso político y social, en el que el gran poder, con mayúscula, es internacional y se juega demasiado. Centran sus contenidos en conformar un escenario en el que sea posible y factible la intervención armada.

Hugo Chávez y la Revolución Bolivariana fueron y son blanco de las campañas mediáticas de las grandes transnacionales de la información. Foto: Correodelorinoco.gov.ve

«Han intentado de todos los modos, pero en los últimos meses mezclan varios factores muy importantes: la desaparición física del gran líder de la Revolución Bolivariana Hugo Chávez; la caída de los precios del petróleo y el desarrollo de guerras económicas muy coordinadas; más una campaña sicológica y mediática, muy intensa. Con todo ese potaje, los imperialistas han pensado que este es el momento idóneo para dar la estocada al gobierno venezolano. A ello se le suma, una administración norteamericana ligada a la ultraderecha y un contexto regional que ha derivado en gobiernos satélites en países como Colombia, Brasil, Perú, Chile y otros. Los medios de comunicación masivas actúan como nunca contra los procesos revolucionarios, algo visto en Siria, Cuba, Libia y otras naciones soberanas.

«Quizás Cuba no está en este momento dentro del ojo del huracán, pero eso no quiere decir que si se dan las condiciones pudieran ser reforzadas estas campañas mediáticas, que siempre existen. Nuestro equipo analiza la manipulación informativa. Todos los días los medios de comunicación de España, Colombia o de Estados Unidos publican noticias, reportajes y artículos de opinión acerca de Cuba, siempre en sentido negativo, pero los vemos hoy muy ocupados con Venezuela».

— ¿Cuáles son los ejes temáticos que promocionan?

—Hay ítems muy bien diseñados. Sobre Venezuela insisten en caracterizarlo como un régimen o dictadura camuflada, donde no hay elecciones presidenciales homologables, no hay separación de poderes, por lo tanto, el ejecutivo controla al resto de los poderes presentes en el estado. Sin embargo, en esa nación sudamericana existen cinco poderes, porque se dan los tres clásicos: legislativo, ejecutivo y judicial, y se le agregan el poder moral y electoral.

«Una matriz común a Cuba, es que los sistemas políticos que vayan en contra del libre mercado y que en su base esté el desarrollo de la empresa pública, allí los programas sociales masivos no funcionan, son un fracaso y provocan carencias en la población. Siempre obvian y silencian el factor de la guerra externa y el bloqueo económico que le imponen, liderado por Estados Unidos, con un impacto absolutamente abrumador.

«En el país sudamericano existe una guerra de acaparamiento, de hiper inflación, de ataque a la moneda, y también se da el robo de recursos y activos bancarios. No hablamos de unos cuantos millones sino de decenas de miles de millones de dólares. Esos recursos que irían a parar a la compra de insumos como medicamentos y alimentos o desarrollar mejor la empresa petrolera o la economía, pues el estado venezolano no lo puede invertir en esos sectores. Quieren asfixiar a la economía para que finalmente ocurra lo que siempre han soñado, como también lo desean para Cuba: se trata del levantamiento de la población o de un sector de población significativo contra el proceso y el gobierno.

«En torno a Cuba desarrollan otros ítems.Primeramente el tema de la democracia y el respeto a los derechos humanos, son clásicos y recurrentes. Ahora mismo, Cuba ha demostrado y pocos han podido criticar este hecho, de que se puede someter a consulta popular la construcción de una constitución. Es uno de los pocos países, quizá único en el mundo, que expuso un proceso constituyente con sentido participativo masivo. Eso no tiene parangón y los medios de comunicación lo silencian. Es difícil evaluar negativamente la experiencia, incluso el hecho de consultar al pueblo en la fase de elaboración de la Carta Magna, debatirla y modificarla, difícilmente puede convertirse en una noticia negativa. Por eso han tratado de darle un perfil absolutamente bajo».

— ¿Otro ítem es el desprestigio a los líderes progresistas?

—En el caso de Venezuela ha sido la demonización de Hugo Chávez y Nicolás Maduro y en Cuba, de la figura de Fidel y de Raúl Castro. Se le añade que las campañas van dirigidas a los sectores de la población que participaron en el proceso inicial de la Revolución Bolivariana, aquellos que fueron chavistas o que sintieron simpatías por Hugo Chávez, calificando a Maduro como una especie de actor que ha traicionado el legado de su antecesor.

«En el caso de Cuba siempre hubo una demonización de Fidel, Raúl y comienzan a verse señalamientos para Miguel Díaz-Canel. Hemos visto fake news en los últimos tiempos. Ejemplifico con una noticia que circuló en el mundo en torno a la reacción del estado cubano tras el tornado. Se hizo una construcción clarísima en una visita del presidente al barrio de Regla. Se construyó un rechazo de la población que no existió a través de una grabación de un celular en el que se incorporó un audio a escasos metros del teléfono».

— ¿Qué experiencias puede brindar Cubainformación a esa guerra mediática?

— Primero desmontar las matrices de manipulación informativa en torno a noticias concretas. Trata de tener el mayor sentido pedagógico y educativo, pero tiene una limitación fundamental. No somos un gran medio de comunicación y estamos visibles para un público determinado. Tenemos seguidores en Facebook, en una suma de más de 200 000. Nos siguen personas fieles. Nunca hemos pensado que podemos competir en igualdad de condiciones contra el monstruo de las corporaciones de la información. Nuestro mensaje se dirige a ese lector con inquietudes por la crítica mediática, que no tienen por qué simpatizar con Cuba y su Revolución, pero que se dan cuentan de que los grandes medios de comunicación tienen intereses deshonestos detrás.

«Tratamos de realizar una labor sistemática de producción de videos, textos y otros materiales para combatir las fake news y las mentiras probadas, también frente a esa lluvia fina que los espectadores y lectores reciben todos los días de los medios de comunicación con lenguajes estereotipados como: régimen cubano, exilio cubano, prensa oficialista y otras, que desfiguran tanto la naturaleza política de un gobierno como su naturaleza social y económica.

«Producimos materiales y luego hacemos que se distribuyan, utilizando el máximo de sentido común, huyendo del lenguaje panfletario, sin idealizar y sin desconocer los problemas por los cuales atraviesa la isla caribeña, buscando comparaciones, citando informes de Naciones Unidas y sus organizaciones, exponiendo las causas concretas de los problemas y fenómenos, que en muchos casos, al contrastarlos con otros países del hemisferio occidental, serían verdaderas anécdotas en comparación con los dramas humanas que padecen ellos».

— ¿Qué le ocurrió a Cubainformación en el año 2018?

— Sufrimos un ciberataque en agosto del pasado año, que en principio destruyó completamente el sitio y se pudo lograr recuperar solo una copia de seguridad de seis meses antes. Es decir, los contenidos de los seis últimos meses desaparecieron. A través de una labor de reconstrucción manual hemos recuperado solo aquellos materiales de reproducción propia. Posteriormente no ha habido ningún hackeo específico, pero hemos reforzado las medidas de seguridad.

— ¿Habrá cambios en el sitio web?

— Vamos a presentar en nuestro sitio una web con un diseño muy similar a la anterior, pero con mejores prestaciones, cualitativamente superior y con una serie de novedades de contenido. Estamos produciendo videos protagonizados por el repentista cubano Alexis Díaz Pimienta, que se llaman el Asere ilustrado, en el que se mezcla humor, poesía cubana y análisis de la manipulación informativa. Presentaremos también mensajes dirigidos a los potenciales visitantes a Cuba, sugiriendo información práctica y de contexto social y político, para que puedan entenderse por cualquier persona.

«Vamos a presentar una campaña de apoyo a Cubainformación, de socios y socias, con 19 spot nuevos que mezclan la divulgación de algunos logros sociales de Cuba, ejemplo para la humanidad, relacionándolos con la tradicional lucha contra el injusto bloqueo económico, comercial y financiero y contra el bloqueo mediático».

— ¿Cuál sería el futuro de Cubainformacióntv?

— Primero mantener este portal web y hacer que nunca desaparezca. Tratamos de ser una ventana del movimiento de solidaridad con Cuba. Queremos convertirnos en un medio de referencia y consulta en torno a los acontecimientos cubanos. En muchas ocasiones hay miles de personas que recurren a Cubainformación como elemento de contraste. Ellos nos buscan para saber nuestra opinión o comentarios en referencia a lo que han oído y leído.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Juana dijo:

1

23 de marzo de 2019

15:38:54


Urge agilizar esos mecanismos. En Argentina los medios concentrados han comenzado a atacar la atención médica en Cuba y también se hartan en demonizar los liderazgos y la constancia y lucha de nuestro pueblo. Seguimos haciendo Patria con la constancia de que tenemos memoria y razones más que suficiente para seguir avanzando. Continúan atacando burdamente a Venezuela y enmascaran la verdad dentro de las aberraciones que lleva adelante un gobierno fraudulento que hace hambrear a todo un pueblo. Jamás pensé en tantos años de edad y viviendo en este país que se llegaría a tal degradación. El ser humano ha pasado a ser un número contable en una planilla Excel. Hoy en Chile se han manifestado contra Bolsonaro, contra el Presidente Pineda y el propio Macri. Jamás creí vivir semejante pesadilla. Cuba por su medicina, su educación y el alcance de sus esfuerzos, ha sido tocada por medios hegemónico. Desmentidos todo tipo de ataque.