ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Estudios Revolución

«Queremos sustentar un estilo  de trabajo en contra de la burocracia y las trabas, en permanente vínculo con la base, porque el tiempo mejor empleado es el que se dedica al intercambio con el pueblo», así expresó en el balcón del oriente cubano el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, en la reunión resumen de la visita gubernamental que durante dos jornadas encabezó en este oriental territorio.

En la misma, se realizó un profundo análisis de la evaluación realizada a la provincia, que abarcó los principales sectores de la economía y la sociedad en los que, a modo general, se observan avances, pero todavía persisten reservas que no han sido explotadas, sobre todo en materia de la búsqueda de nuevos renglones exportables.

En relación a este particular, Ricardo Cabrisas, vicepresidente del Consejo de Ministros, llamó a profundizar los análisis en materia de potencialidades para incrementar la exportación. «Es vital la identificación de los productos que pueden fomentarse como nuevos rubros exportables, eso incluye la identificación también de nichos de mercado, que no necesariamente tienen que ser los tradicionales, así evitamos tener el producto y no tener donde comercializarlo. Hay que explotar las nuevas potencialidades locales en función de este objetivo estratégico».

Foto: Estudios Revolución

Cabrisas señaló además, que Las Tunas puede evaluar un incremento en la producción de muebles y que los propios invsersionistas de los hoteles en los que hoy se encuentran las producciones de Ludema, los promuevan en sus inversiones en terceros países. Otro sector en el que llamó la atención por su importancia, fue la pesca, que debe proponerse el aumento de la producción de camarón, asimismo llamó a fomentar la exportación de  miel y sus derivados, y en el caso del carbón insistió en la necesidad de pasar a formatos de mayor valor como la briqueta.

Aunque la provincia cumplió al cierre de 2018 los principales indicadores económicos, y se logró poner el uno por ciento de la contribución territorial del desarrollo local, en función de obras de impacto para la población y el desarrollo integral del territorio, Alejandro Gil, Ministro de Economía, señaló que no deben perderse de vista las que hoy se consideran prioridades ineludibles para la economía cubana: el proceso inversionista, las exportaciones y los encadenamientos productivos. «En la provincia se ve un avance de los proyectos de desarrollo local. Hay que fortalecer el engranaje entre la planificación nacional y territorial y la provincia tiene experiencias en este sentido. Consideramos que están en capacidad de enfrentar todos estos retos estratégicos», señaló.

Otro elemento al que se le prestó especial atención fue el de la vivienda y se conoció que en este territorio, todavía quedan pendientes 8096 afectaciones del huracán Ike y 672 del Irma. Aunque en este sentido existen estrategias como el fomento de polos de viviendas en todos los municipios y un impulso a la producción local de materiales, el presidente cubano recordó que cuando el pueblo no ve cercana la solución a sus problemas, no asume que existen avances.«Por eso tenemos que explicarle a las personas, solucionar todas las afectaciones que podamos y a las que vallan quedando, vamos a evaluar al menos darle une serie de recursos para que por sus propios medios puedan también avanzar».

Foto: Estudios Revolución

En relación a este particular pidió que se analizaran, en el momento de entregar un subsidio, las condiciones que tenga la persona para ejecutarlo, pues aunque exista un apoyo ordenado de los organismos a quienes presentan una situación más compleja, puede que eso no siempre se cumpla como está previsto.

En relación a la marcha del programa de autoabastecimiento, se conoció que la provincia fomenta hoy 31 polos productivos ditribuidos por toda la geografía tunera, y que existe un plan de cerrar el 2019 con una cifra de 22 libras percápita de productos agropecuarios.

Gustavo Rodríguez Rollero ministro de la agricultura, señaló que la provincia ha tenido una inyección importante de maquinaria agrícola y un nivel de sistemas que permitirán incrementar en 2000 las hectáreas de tierra bajo riego. El titular se refirió también a otros renglones que avanzan, como la producción de miel y tabaco. Este último, necesitado ya de una mayor infraestructura por el crecimiento que exhibe.

En este punto Miguel Diaz-Canel inisistió en que se debe incrementar la siembra de yuca, y eso debe partir desde la disponibilidad de semillas, un problemática planteada por varios productores. Con la yuca, -apuntó- necesitamos un balance que nos permita por una parte, garantizar su abastecimiento para el pueblo y por la otra, poder utilizar sus potencialidades para la fabricación de harina.

El Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros mostró también preocupación acerca de planteamientos realizados por el pueblo, relacionados con desavastecimiento de productos como el aceite, el pollo y los huevos. Al respecto solicitó un análisis inmediato de las causas de esa problemática y el planteamiento de las posibles soluciones.

Al hacer uso de la palabra, Inés María Chapman vicepresidenta de los Consejos de Estado y de Ministros, se refirió a la marcha de las inversiones en materia de recursos hidráulicos, específicamente a la potabilizadora de Jesùs Menéndez. Apuntó también la difícil situación de la provincia con la sequía, un proceso que requiere de la utilización de medios alternativos en más de 400 comunidades como es el caso de pipas o de trenes para garantizar el abasto.

Por su parte, Roberto Morales Ojeda también vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, llamó a incrementar la capacidad resolutiva de la atención primaria de salud, para que el 70 por ciento de los problemas de resuelva a ese nivel, sobre todo en los municipios donde hay policlínicos con servicio de hospitalización.

Explicó que se debe continuar el programa de mejoramiento de los hospitales y que urge la construcción del materno infantil, cuya obra se detuvo en el período especial, para poder bajar los niveles de ocupación en el Hospital Provincial Ernesto Guevara. «Este año debemos iniciar al menos la primera etapa de esa obra».

Por su impacto para la economía del país, se evaluó la marcha de la zafra y la importancia de dar un seguimiento más directo a los centrales del sur de la provincia.

Las Tunas es la que posee el mayor número de derivados en del país con 16, de los cuales 14 se cumplen. Entre los mayores retos en este sentido está la certificación de los rones de Amancio con normas de calidad más competitivas a nivel de mercado.

Entre las reflexiones del presidente acerca de estos aspectos estuvo el llamado a aprovechar al máximo los meses de marzo de abril en función de la contienda azucarera. Llamó también a concluir la automatización del coloso Antonio Guiteras, a estudiar las potencialidades para el encadenamiento productivo de derivados como la cera y resaltó una vez más la importancia de la reanimación de los bateyes azucareros.

Como consideraciones finales Miguel Díaz-Canel Bermúdez destacó que la provincia muestra sostenibilidad en el trabajo del Programa Materno Infantil y que también ha trabajado con mucha estabilidad el tema del control de vectores. Elogió el proceso de reanimación de obras, que calificó de importante e interesante en función de la diversidad de servicios. Volvió una vez más sobre la importancia de los encadenamientos productivos y el papel de las universidades en todos los objetivos que se propone hoy el país.

«Estamos tratando de impulsar la eficiencia en la administración pública y la gestión de gobierno a todos los niveles. En el estilo de trabajo tiene que haber momento para que todos los cuadros rindamos cuenta ante la población, ante las estructuras de dirección superiores, ante la Asamblea Nacional. Rendirle cuentas al pueblo es un ejercicio constante de superación».

«Cuando uno escucha lo que era Las Tunas antes, y la ve ahora, es cuando puede medirse verdaderamente la grandeza de nuestra Revolución», concluyó.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.