ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Estudios Revolución

Todos los actores de la economía impulsan el desarrollo del país, y en este sector existen potencialidades suficientes para ello, subrayó el Presidente cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez en el balance anual que se realizó este jueves sobre el trabajo del Ministerio de Energía y Minas durante el 2018, donde no solo se analizaron los logros, sino también las deficiencias.

Por eso –dijo– tenemos que lograr integrar coherentemente todos los actores de la economía con las formas de propiedad y de gestión reconocidas, sin ningún prejuicio y con las mismas posibilidades, de manera que exista competitividad y progreso.

Raúl García Barreiro, ministro de Energía y Minas, explicó el comportamiento favorable que tuvieron las principales producciones, en su mayoría con indicadores superiores al 95 % de lo planificado y al año 2017.

«Al programa más importante del país, que es el uso de las fuentes renovables de energía, se le debe prestar cada vez una mayor atención», puntualizó el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros.

La investigación científica, la informatización y la comunicación social constituyen tres herramientas de trabajo imprescindibles en los momentos actuales, reiteró Díaz-Canel.

Por otra parte, insistió en que cada vez debe ser más transparente y participativa la gestión de Gobierno. Que sea más visible todo lo que se hace
–señaló– de manera que se comparta con la gente y se les permita participar más en la toma de decisiones.

Foto: Estudios Revolución

Destacó la necesidad de compartir con los trabajadores las estrategias aprobadas en este balance, para que tanto el obrero como el directivo conozcan claramente los objetivos trazados y cooperen con su puesta en práctica.

Reconoció como vital la vinculación de los cuadros con la base, que es decir con los colectivos de trabajadores en las diferentes entidades y territorios.

De ahí –puntualizó– la importancia de que los cuadros rindamos cuenta a todos los niveles de dirección. Ello promueve valoraciones y análisis autocríticos del desempeño, lo cual es un ejercicio que, si se hace bien, proporciona desarrollo al país, reflexionó.

Además, compartió criterios sobre la necesidad de revisar constantemente los diferentes procesos y perfeccionarlos para minimizar las trabas burocráticas que pudieran entorpecerlos. Igualmente, hizo referencia a la política de cuadros y su relación con la fuerza de trabajo calificada y la gestión de recursos humanos; así como la batalla ética contra la corrupción, las ilegalidades y el robo de combustibles.

Urge trabajar para propiciar el encadenamiento productivo entre la empresa estatal, el resto de la economía, la inversión extranjera, las empresas mixtas, las exportaciones y el sector no estatal.

Al referirse a este último, enfatizó en que constituye un complemento importante, que se debe conectar a nuestros proyectos y trabajar en función de la economía. Hay cosas –apuntó– que se les pueden contratar y otras que podemos ofertarles; y esa es también una manera de integrarlos en este empeño.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Jose R.Oro dijo:

1

8 de febrero de 2019

10:51:18


La corrupción en las empresas estatales ponen en cuestion la legitimidad dela dominacion estatal.Por este camino ae malograra un proyecto social que tanta sangre costó y que esta colapsando producto de los vicios orgánicos que le son inherentes.