ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Lema

Cuba es, desde hace muchos años, un tema recurrente en la agenda de todo aquel que ha pasado por el más alto cargo político de Estados Unidos, las palabras se repiten y la retórica es siempre la misma, y si en determinado momento se logró una mejoría en las relaciones bilaterales, la administración de Donald Trump lo ha echado (casi) todo por tierra.

Uno de los últimos hechos ocurrió cuando el mundo celebraba el Día de los Derechos Humanos, y para «festejarlo», el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, envió supuestamente una misiva –que llegó primero a los medios que a su destinatario– al canciller cubano Bruno Rodríguez, en la cual plantea su «preocupación» por los derechos humanos en la Isla.

A pesar de que se ha demostrado una y otra vez el compromiso de Cuba en este tema, avalado además por representantes de organismos multilaterales que han visitado la Mayor de las Antillas, los ataques por la parte estadounidense no cesan.Inmediatamente después de publicada la carta de Pompeo, numerosas personalidades y dirigentes cubanos respondieron a través de diversas plataformas:

«EE. UU. no tiene moral para hablar de Derechos Humanos, su discurso es hipócrita, deshonesto, de doble rasero. ¿Alguien conoce una violación más cruel, prolongada y masiva de los Derechos Humanos, que el bloqueo económico, financiero y comercial a Cuba?», así expresó a través de su cuenta en Twitter, el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

Desde la cuenta de la Cancillería de la Isla en esa misma red social, el ministro Bruno Rodríguez reclamó a Pompeo: «Levante el bloqueo. Restablezca visados para cubanos. Cese represión de migrantes, minorías y pobres».

Mientras, un comunicado del director general de EE. UU. del Minrex, Carlos Fernández de Cossío, expresó: «Si a Estados Unidos verdaderamente le interesaran los derechos humanos de los cubanos, no impondría un bloqueo económico criminal que castiga a toda la nación, ni pondría obstáculos crecientes a la emigración ordenada, ni a los servicios consulares de los que dependen decenas de miles de cubanos».

Fernández de Cossío hacía referencia en sus declaraciones a la decisión de la administración de Trump de cerrar, desde el pasado lunes, el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (Uscis, por sus siglas en inglés, y perteneciente al Departamento de Seguridad Nacional). De acuerdo con ese mismo documento será ahora la oficina del Uscis en Ciudad México la que asuma la jurisdicción sobre los asuntos de inmigración hacia EE. UU., que eran atendidos antes en La Habana.

Es necesario recordar que desde noviembre del pasado año, la mayoría de los servicios del Uscis en la Isla se habían trasladado a otros consulados estadounidenses alrededor del mundo, pero ahora, con el cierre de la oficina en La Habana se verán afectados los residentes permanentes que hayan extraviado su llamada «green card» o su permiso de reingreso a EE. UU. en Cuba, quienes deberán gestionar sus papeles fuera de la Isla.
La decisión también afectará al Programa de Reunificación Familiar.

BREVE CRONOLOGÍA DE UNA ESCALADA:

2017

- A inicios de año, la parte estadounidense informa a Cuba de supuestos ataques acústicos contra el personal de su embajada.

- A pesar de que al día de hoy no hay pruebas de dichos ataques, en septiembre se anuncia la retirada del 60 % del personal diplomático norteamericano en La Habana, mientras que el Departamento de Estado recomienda a sus ciudadanos no viajar a la Isla. En octubre, el Departamento de Estado ordena la salida de 15 diplomáticos cubanos de Washington.

2018

- A partir del 5 de marzo, la sede diplomática de EE. UU. en Cuba comenzó a funcionar como un «puesto diplomático sin acompañante».

- Debido a todas estas medidas unilaterales, la sección consular de Washington en La Habana estaba prácticamente paralizada.

- El pasado lunes 10, mediante un comunicado donde se continúa usando el término «ataque», se anunció el cierre del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos en la Isla.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Juan Garcés dijo:

1

12 de diciembre de 2018

06:04:40


Está claro que la verdadera intención del gobierno de los Estados Unidos no es dirigirse a las autoridades cubanas sino a los medios de comunicación de su país y del mundo, de los que ellos son dueños y controlan, para lavarle el cerebro con mentiras no solo al propio pueblo estadounidense sino al mundo entero. Ante la imposibilidad de destruir a la Revolución por la fuerza, intentan hacerlo confundiendo a la opinión pública. La guerra de hoy empieza por las mentiras.

Cub@no dijo:

2

12 de diciembre de 2018

07:06:24


«Levante el bloqueo. Restablezca visados para cubanos. Cese represión de migrantes, minorías y pobres». Buena respuesta ....eso es lo q tienes q acabar de hacer para q se terminé todo este chuchu q tenemos ambos países y así nuestro país bello y soberano se desarrolle aún mucho más

Pikilin dijo:

3

12 de diciembre de 2018

14:54:51


Pobres gringos enfermos de poder y ambiciones. Pobres gringos.