ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Aunque asistimos a una etapa de particular recrudecimiento del bloqueo y los avances tras el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos han retrocedido drásticamente, aún existen sectores norteamericanos, como el agrícola, interesados en establecer y estrechar vínculos comerciales.

La celebración en La Habana de la primera Conferencia Empresarial Agrícola Cuba - Estados Unidos, que inició este jueves y se extenderá hasta el 10 de noviembre, confirma la voluntad de un grupo importante de estadounidenses de trabajar junto a la Isla para sortear las limitaciones del bloqueo, las mismas que contradicen incluso los intereses del sector agroalimentario norteamericano.

Durante la apertura del evento, José Rodríguez de Armas, viceministro de la Agricultura, agradeció a la Alianza Agrícola por la voluntad para realizar este intercambio, así como a todos los interesados en el restablecimiento de los vínculos en el sector agrícola de ambos países.

Recordó que Cuba se encuentra inmersa en un proceso de actualización del modelo económico, que ha sido refrendado en la reforma constitucional que se lleva a cabo actualmente, y que reconoce al sector agrícola como uno de los más importantes para el desarrollo del país.

Rodríguez de Armas reiteró que es el sector cooperativo, o sea, la gestión no estatal compuesta por unas 5000 unidades, la encargada del 70 u 80 % de las producciones agrícolas y ganaderas del país.

También recordó la reciente victoria cubana, cuando el mundo votó contra el bloqueo, que sigue siendo el principal obstáculo para el desarrollo de los nexos entre ambas partes, pues impide el acceso a financiamiento externo, así como la participación de empresarios norteamericanos en inversión extranjera directa en Cuba.

En sus palabras, evocó las visitas hechas a la Mayor de las Antillas por el anterior Secretario de Agricultura norteamericano, las cuales facilitaron la firma de dos memorandos de entendimiento para la cooperación agrícola en materia de sanidad animal y vegetal, cuyas disposiciones mantienen su vigencia y se chequean sistemáticamente para garantizar su implementación.

De igual modo, agradeció los esfuerzos del sector agrícola norteamericano por mantener las relacione comerciales y contrarrestar el bloqueo, e instó a emprender acciones más activas en el Congreso para oponerse a los grupos que desean descarrilar el proceso de normalización e impedir el avance de las relaciones económicas.

En la jornada inaugural, el congresista republicano por Arkansas, Rick Crawford, aseguró que «desde la perspectiva de los Estados Unidos y de los productores norteamericanos, estamos mucho más cerca los unos de los otros que lo que hemos estado en los últimos años en lo que respecta a los principales productos agrícolas».

Además, adelantó que pretendía, durante la conferencia, actualizar a los presentes sobre los aspectos de la legislación relacionada con Cuba que hoy apoya desde el Congreso.

Por su parte, Phil Peters, presidente del Centro de Investigaciones sobre Cuba, indicó que el diálogo existente entre el Ministerio de la Agricultura de la Mayor de las Antillas y el Departamento de Agricultura de Estados Unidos se mantiene vigente y debe fortalecerse.

Asimismo, Paul Johnson, vicepresidente de la Coalición Agrícola de Es­ta­dos Unidos para Cuba, insistió en que se «ha estado trabajando muy fuerte en el área agrícola por muchos años, y aun cuando persisten temas en los que tenemos que seguir laborando, existe una percepción de avance».

Esta Conferencia, dijo, da la posibilidad de mirar desde una arista más crítica las relaciones comerciales con Cuba, y nos ofrece una oportunidad para beneficiar a ambos países en sus relaciones políticas y comerciales.  «Se está trabajando fuerte en una visión integradora que establezca cuáles son las posibilidades reales de comercio agrícola entre Cuba y Estados Unidos».

Más adelante, en un contacto con la prensa, Paul Johnson reconoció que «el trabajo para acercar posiciones en torno a Cuba nunca ha sido fácil, y este momento no es diferente; pero tenemos experiencia en resolver esos obstáculos. La diferencia es que hoy contamos con apoyo de los demócratas y los republicanos».

La estrategia, comentó, está en lograr, de a poco, abrir el intercambio comercial; en lograr básicamente dos aspectos fundamentales: permitir acceso a créditos, porque es imprescindible para normalizar las relaciones y lograr exportaciones hacia los Estados Unidos, que beneficien al mercado norteamericano. Ello es importante para mostrar que se trata de una relación bilateral.

La Coalición Agrícola está trabajando para mostrar qué queremos lograr en el futuro en términos de agricultura y eso necesita imaginación y creatividad para que no repita los errores del pasado, sentenció.

A su juicio, «hay mucha gente en Estados Unidos que está detenida en el pasado y nuestro interés es mirar al futuro para superar el bloqueo». Hay oportunidades, aunque siempre habrá oposición, y hay que enfocarse en quienes quieren cambiar la situación y no en quienes quieren mantener la postura obsoleta mantenida durante los últimos 60 años.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.