ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

ISLA DE LA JUVENTUD.–Notables mejorías en los servicios de salud pública aportan las más recientes innovaciones realizadas por el policlínico general docente Juan Manuel Páez Inchausti, en la Isla de la Juventud.

Entre los dispositivos –usados principalmente en la rehabilitación y que fueron presentados en el Fórum de Ciencia y Técnica del año 2018– están la cuña tradicional para el tratamiento de afecciones comunes, la lámpara de luz infrarroja para mantener el tratamiento termoterapéutico en las fisioterapias y el mango de bisturí para tratar afecciones podológicas, como matriceptomía, la onicocriptosis, la hiperqueratosis circunscripta, entre otros trastornos.

La licenciada Lourdes Rodríguez Sánchez, jefa del Departamento de Rehabilitación del centro, precisó que para la elaboración de estos equipos se utilizaron materiales desechables no costosos, que contribuyeron a sustituir importaciones; como la cuña tradicional, que está formada, entre otros recursos, por poliespuma y vinil, para posibilitar a los pacientes aquejados con neuritis, polineuritis, hemiplejia, paraplejia y otras afecciones traumáticas, realizar ejercicios como parte de los procesos curativos.

Agregó que la fuente infrarroja se logró con medios al alcance del colectivo, mientras que el mango de bisturí fue confeccionado con cepillos dentales reciclables, adaptables al tamaño del bisturí empleado, y factibles de esterilizar.

La cuña tradicional permite atender alrededor de diez pacientes diarios en la sala de Rehabilitación, la lámpara infrarroja a 20 enfermos y con la adaptación al bisturí se tratan a 16 personas en el día.

* La autora estudiante de periodismo de la Universidad de la Habana

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

FELINA MORAGA FUENTES dijo:

1

3 de octubre de 2018

10:03:45


CONTENTA SIEMPRE CUANDO CONOZCO DE LOS LOGROS DE LA SALUD EN NUESTRO PAÍS, QUIZÁS Á TRAVÉS DE USTEDES PODRÍA CONOCER QUE ÉSTA SUCEDIENDO CON LOS BOLSOS DE COLOSTOMÍA, SI ESTÁN EN FALTA EN EL PAÍS O SOLAMENTE PARA LAS PROVINCIAS ORIENTALES (HOLGUÍN)

Jorge Luis Sgambelluri dijo:

2

3 de octubre de 2018

10:40:21


No discuto los exitos de este Policlinico y la justeza de divulgar sus esfuerzos, pero el Ministro de Salud Pública, sin decirlo siquiera a su jefe de despacho o ayudante, debiera personarse sorpresivamente en los Policlinicos de La Habana y comprobar si realmente se esta brindando un buen servicio, si los médicos, enfermeras y personal laboratorio, entre otros, -incluido los Jefes-- permanecen en su puesto el tiempo que deben. Mi madre estuvo un mes en el de trocadero y blanco en centro habana, esperando por una firma, por un modelo, un cuño, cunado fue la ultima ves este año a actualizar la dieta de diabetica, pero igual le ha oucrido en años anteriores, lo mismo es por lo antes dicho que porque la doctora no está, los turnos para los analizis son pocos y se acabaron, la Dirección no está por que esta en una reunión. Al respecto, no concibo como puede cotrolar la Dirección de un centro de salud el funcionamiento, que de por si debe ser complicado, si la estan convocando con frecuencia a reuniones, muhcas veces para trtra un asunto que podia resolverse por correo electronico o el telefono, o una comunicación por escrito, tal como me manifestó recientemente un directivo del sistema de salud. Lo mismo debiera hacer el Ministro en cunato a los hospitales para que no lo engañen y comprobar, por jemeplo la falta de higiene, lo cual no tiene que ver con el bloqueo y es inconcebible en un centro de salud, asimimso, debiera existir un estricto control y vigilancia de visitas y pacientes ambulatorios, quienes he presenciado con la libertad que entran y se mueven dentro de los hospitales a cualquier hora, ciertamente el enemigo no hace sabotaje en los hospitales porque no quiere, aunque seha producido recientemente fueguitos sospechosos. Recuerdo en los años 80 y antes, que fuera del horario de visita, no se permitia a nadie permanecer, el acompañante solo podia sr uno y con su pase, y el cambio de acompañante era a una hora determinada, en fin costab trabajo colarse en una sala para ver un paciente fuera de hora y las enfermeras eran exigentes con todo esto, incluso he visto hasta los vendedores ambulantes metidos en una sala ou otra area interna del hospital en ocasión de estar recibiendo un servicio ambulatorio. Por todo lo anterior, es que sugiero que ademas de hablar de logros, busquemos la verdad, creo es más importante descubrir los problemas -y los engaños- para resolverlos.