ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Endrys Correa Vaillant

Hay un cúmulo de verdades esenciales que caben en el ala de un colibrí, y son, sin embargo, la clave de la paz pública, la elevación espiritual, y la grandeza patria.

Es necesario mantener a los hombres en el conocimiento de la tierra y en el de la perdurabilidad y trascendencia de la vida.

Los hombres han de vivir en el goce pacífico, natural e inevitable de la Libertad, como viven en el goce del aire y de la luz.

Está condenado a morir un pueblo en que no se desenvuelven por igual la afición a la riqueza, y el conocimiento de la dulcedumbre, necesidad y placeres de la vida.

Los hombres necesitan conocer la composición, fecundación, transformaciones y aplicaciones de los elementos materiales de cuyo laboreo les viene la saludable arrogancia del que trabaja directamente en  la  naturaleza,  el  vigor  del  cuerpo  que  resulta  del  contacto  con  las  fuerzas  de  la  tierra,  y  la  fortuna honesta y segura que produce su cultivo.

Los hombres necesitan quien les mueva a menudo la compasión en el pecho, y las lágrimas en los ojos, y les haga el supremo bien de sentirse generosos: que por maravillosa compensación de la naturaleza aquel que se da, crece; y el que se repliega en sí, y vive de pequeños goces, y teme partirlos con los demás, y solo piensa avariciosamente en beneficiar sus apetitos, se va trocando de hombre en soledad, y lleva en el pecho todas las canas del invierno, y llega a ser por dentro, y a parecer por fuera, un insecto.

Los hombres crecen, crecen físicamente, de una manera visible crecen, cuando aprenden algo, cuando entran a poseer algo, y cuando han hecho algún bien (…).

Ser bueno es el único modo de ser dichoso.

Ser culto es el único modo de ser libre.

Pero, en lo común de la naturaleza humana, se necesita ser próspero para ser bueno.

Y el único camino abierto a la prosperidad constante y fácil es el de conocer, cultivar y aprovechar los  elementos inagotables e infatigables de la naturaleza (...).

La cruzada se ha de emprender ahora para revelar a los hombres su propia naturaleza, y para darles, con el conocimiento de la ciencia llana y práctica, la independencia personal que fortalece la bondad y fomenta el decoro, y el orgullo de ser criatura amable y cosa viviente en el magno universo (…).

Los hombres son todavía máquinas de comer, y relicarios de preocupaciones. Es necesario hacer de cada hombre una antorcha. (Fragmentos de Maestros ambulantes)

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Angel Parra dijo:

1

5 de septiembre de 2018

12:56:52


Crece y brilla la felicidad en los niños cubanos, en el momento del inicio de las clases. Ojalá así fuera en todos los niños de América Latina y el mundo. Los que critican el sistema Socialista Cubano se hacen de la vista gorda y en sus respectivos países no ven los miles de niños que tienen sus países deambulando por las calles ,mendigando un pan,limpiando zapatos, cristales de vehículos o vendiendo cualquier chuchería,para sobrevivir y sin posibilidades de poder asistir a una Escuela ,mal vestidos y descalzos, eso en Cuba no se ve, porque cuando los padres no son responsables el Estado lo es. Vivan los niños liberados de Cuba !!! Vivan los niños del Mundo!!!

Jose dijo:

2

5 de septiembre de 2018

14:08:27


Amplia cobertura a dado el Estado al inicio del Nuevo curso escolar, es inmensa la alegría que se observa en todos los niños Cubanos, yo desde una semana antes ya la había observado en el rostro de mi niña de 5 años de edad que comienza la escuela y estaba en el arreglo de su uniforme, no pude ver su primer día escolar porque soy de Granma y ella vive en Santiago de Cuba, converse con ella por teléfono y contacte su alegría, hoy solamente me queda expresar de su parte, de la de su mama y de la mía, GRACIAS CUBA por la oportunidad que nos da de educar a nuestros hijos, GRACIAS FIDEL por el legado que nos dejaste.