ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

«Con seguridad, si en algo no deben parecerse un anciano y una tortuga, es que el primero se dé el lujo de permitirse el poco movimiento, de cuerpo y mente», me dijo el profesor Miguel Ángel Valdés Mier, en aquella rápida entrevista que atiné a hacerle en un Seminario Internacional de Longevidad.

Foto: Cortesía Ministerio de Salud

Y sus palabras sabias llevaban el añadido de la confianza que inspiran. Porque allí, mientras hablábamos de envejecimiento activo y salud mental, estaba también disertando un hombre, que, con su humor criollo y jovialidad, y con esa sabiduría de vida, era un ejemplo cabal de lo que decía.

Pocas veces vi a un hombre reírse hasta de sí mismo con esa peculiar alegría, y siempre me pareció, sobre todo, un acto de valentía. «Es importante que los individuos aprendan a proporcionarse una beneficiosa sensación de satisfacción personal y confianza en uno mismo», sostenía el profesor con frecuencia, una premisa que compartió con sus varias generaciones de alumnos.

Este domingo 2 de septiembre, con su fallecimiento, la psiquiatría, la geriatría, la medicina, la salud pública, la docencia de ciencias médicas, el Partido y la Revolución cubana han sufrido la pérdida de uno de sus más fieles representantes, destacó a Granma el Ministerio de Salud Pública (Minsap).

Presidente de la Sociedad Cubana de Psiquiatría y jefe del Grupo Nacional de Gerontología, Profesor Titular y Consultante de Psiquiatría del Hospital Clínico-Quirúrgico Hermanos Ameijeiras y Héroe del Trabajo de la República de Cuba, supo ganarse el cariño de sus colegas.

Como «paradigma de médico» y una persona extraordinaria, «maestro de la vida», leal a sus pacientes y el ejemplo de la satisfacción al educar, lo recordaron muchos de sus colegas y alumnos al conocer en las redes sociales la noticia.

Valdés Mier era Especialista de II Grado en Psiquiatría, Doctor en Ciencias Médicas, Miembro de Honor de la Sociedad Cubana de Geriatría, Miembro Titular de la Sociedad Cubana de Medicina Interna, Miembro Honorario de la Sociedad Colombiana de Gerontología, Vice-Presidente y luego Presidente de la Sociedad Cubana de Geriatría y Miembro de Honor de la Asociación de América Latina de la APA, siendo además el primer cubano que obtuviera esta condición.

Durante el transcurso de su vida laboral asumió diferentes responsabilidades de dirección. En su querido Hospital Universitario «General Calixto García» fue Jefe del Servicio de Psiquiatría y Jefe de departamento hasta 1969, Director Nacional de Asistencia Social hasta 1983 y Jefe del Grupo Nacional de Gerontología hasta el año 2001, sin dejar de cumplir con sus responsabilidades como profesor de educación continuada en psiquiatría en el MINSAP, en Camagüey y en Santiago de Cuba, además de Presidente y Secretario de Tribunales Estatales de la Especialidad de Psiquiatría.

Valdés Mier era además un investigador incansable. Entre las investigaciones realizadas sobresalen la evaluación psiquiátrica de adolescentes que delinquen; sobre hábito de fumar; acerca de la morbilidad psiquiátrica y por enfermedades crónicas en Hogares de Ancianos, entre otras.

Cumplió misión internacionalista en Argelia, como integrante de la primera misión docente, de 1969 a 1971. Participó en múltiples congresos, conferencias y simposios, nacionales y en el extranjero.

Por su fidelidad a la Revolución, su consagración al trabajo, su sentido de identidad profesional y su ejemplaridad, contribuyó a la formación de las nuevas generaciones de profesionales de las ciencias médicas, y gozaba del respeto, la admiración y el afecto de quienes tuvieron el privilegio de compartir con él saberes y experiencias, tanto en Cuba como en el extranjero, destacó por su parte el portal de la Red de Salud de Cuba, Infomed.

Ostentaba las distinciones de Orden «Frank País» de 1er. Grado; Distinción «Manuel Piti Fajardo»; Medalla «Trabajador Internacionalista»; Medalla «Jesús Menéndez»; Medalla «José Tey»; Distinción «28 de septiembre»; Sello Conmemorativo «XXX Aniversario de la caída en combate del Che y sus compañeros de lucha»; Sello Conmemorativo «70 Aniversario de la Fundación de la CTC»; entre otras.

Pero quizá una de sus más valiosos legados es la sensación de haberle dado vida a sus años y a los de aquellos que tuvieron la dichosa oportunidad de conocer a un hombre feliz.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Arturo dijo:

6

4 de septiembre de 2018

07:16:48


Magnifico profesional, mejor persona. Muchos de sus pacientes y muchos de sus discípulos lo recordarán y venerarán siempre. EPD.

Raul Perez Gonzalez dijo:

7

4 de septiembre de 2018

09:07:53


Fui su alumno en el Calixto y despues estuvimos juntos en tareas dificiles pero el siempre con su caracter y su sabiduria, se fue una gran persona, mis condolencias a su familia y amigos

mariela dijo:

8

4 de septiembre de 2018

10:26:54


mi mas sentido pésame a sus familiares y a todo aquel que como yo, debemos la estabilidad emocional y profesional a tan distinguida persona.

Miriam dijo:

9

4 de septiembre de 2018

10:49:29


Que en Paz descanse el Doctor

Flor Miranda dijo:

10

4 de septiembre de 2018

11:37:46


Excelente artículo porque excelentes han de ser los homenajes a este gran profesional, q desde la humildad de su grandeza repartía entre todos ejemplo y sabiduría. Descanse en paz querido profesor y amigo.