ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Tomada de Internet

Más de 76 bases militares en América Latina, el respaldo a golpes militares y judiciales contra presidentes,  el intento de magnicidio contra Nicolás Maduro, las sanciones y bloqueos económicos, el empleo de organizaciones como la desprestigiada OEA contra gobiernos progresistas y la aplicación de métodos subversivos cimentados sobre el consumo cultural a través de medios masivos como internet y el apoyo a figuras ultraconservadoras de la derecha en su ascenso a altos puestos políticos, son algunas de las estrategias y acciones aplicadas por Estados Unidos en Sudamérica y el Caribe en su afán por revertir de manera total las victorias alcanzadas por los gobiernos progresistas de las últimas décadas.

La II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) proclamó la región en enero del 2014 como Zona de Paz, pero las diferentes administraciones estadounidenses parecieran empeñadas en desmontar ese consenso, en especial, durante este año.

Al menos tres emisarios del poder norteamericano han recorrido la región con mensajes contrapuestos a los principios de no injerencia, solución pacífica de controversias a fin de desterrar el uso y la amenaza del uso de la fuerza en este hemisferio, la promoción de una cultura de paz y la obligación de no intervenir, directa o indirectamente, en los asuntos internos de cualquier otro Estado, todos contenidos en los documentos suscritos por los miembros de la Celac.

Rex Tillerson, quien en febrero se desempeñaba como secretario norteamericano de Estado, antes de empezar ese mes su gira por la región, anunció que el 2018 sería «el año de las Américas» y dejó claro que buscarían incentivar la división y la sumisión entre los gobiernos latinoamericanos.

En junio, el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, también realizó un recorrido con la evidente intención de crear alianzas para sancionar a Venezuela. «El objetivo es fortalecer la seguridad regional con nuestros aliados en el hemisferio (...) amenazados por (...) el Gobierno de Venezuela», había indicado su portavoz, Alyssa Farah.

El primer paso en el itinerario de Pence fue estrechar vínculos con el golpista Michel Temer y asegurarse de que el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva continuara preso. En Ecuador, por otro lado, anunció una donación de 1,5 millones de dólares para luchar «contra la corrupción y reforzar a la sociedad civil», como símbolo de un nuevo capítulo en las relaciones bilaterales con Lenin Moreno al frente de esa nación.   

Ahora es el secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis, quien se acerca a Brasil, Argentina, Chile y Colombia, visitas que teniendo en cuenta los principios de la estrategia de defensa nacional estadounidense, inducen a pensar a los analistas que la región del Caribe se está convirtiendo en una zona de futuros conflictos.

LOS HECHOS VALIDAN LA TESIS:

- El presidente de Bolivia, Evo Morales, acaba de denunciar una «invasión encubierta» contra América Latina a través del envío, por parte de Estados Unidos, de una embarcación con capacidad para transportar helicópteros de guerra. La excusa: necesidad de prestar ayuda humanitaria a los venezolanos que viven en Colombia.

- Se fortalecen las capacidades del Comando Sur, con su red de bases militares, incluida la IV Flota.

- En lo cultural: el gran capital mueve a importantes medios de comunicación, iglesias y empresas tecnológicas, en función de desmovilizar políticamente a la juventud y fomentar la supuesta inviabilidad del socialismo o de la aplicación de políticas de justicia social desde el Estado.

- Se revitaliza la Doctrina Monroe. La Estrategia de Seguridad Nacional del 2017, la Estrategia de Defensa Nacional y las declaraciones de altos funcionarios del gobierno de Trump así lo confirman.

- Estados Unidos continúa potenciando iniciativas no gubernamentales, la articulación de campañas mediáticas antisistémicas y la cooperación entre los poderes judiciales con organismos controlados por Washington, para desarrollar una guerra, selectiva y brutal, contra la izquierda en la región.

- Se promocionan empresarios como actores políticos y se actualizan los programas y formas de lucha de no pocos partidos, a partir de parámetros neoliberalizantes.

Esas estrategias se ajustan a los esquemas de «cambio de régimen», que cobran millones de víctimas en varias partes del mundo y promueven la violencia, la guerra, las crisis humanitarias y la inestabilidad, a cualquier costo.

Nada más alejado de los preceptos de la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz, que el gobierno norteamericano se empeña en desconocer, ignorar y no hacer valer, pues nada tienen que ver sus intereses hegemónicos con el respeto, el entendimiento, la cooperación y la convivencia pacífica entre nuestros pueblos.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Luis dijo:

1

20 de agosto de 2018

23:46:32


Para el imperialismo, América Latina siempre ha sido vista como su traspatio y dominio neo-colonial. Recordemos que el comienzo del imperialismo estadounidense fué en 1846 con la anexión de Texas, y después con la agresión a México y la toma de casi la mitad de todo su territorio---a punta de cañón. Otras agresiones siguieron en el siglo 19, y la guerra contra España para tomar a Puerto Rico y Cuba en 1898. La proyección global del imperialismo no aconteció hasta 1945, al finalizar la 2a Guerra Mundial, al quedar Estados Unidos como el único país industrializado con su infraestructura intacta. A la actual estrategia del imperialismo debemos aunar los intereses de las grandes corporaciones de Estados Unidos---todas oligopólicas---que suministran de un modo u otro al aparato militar, y también los grandes bancos de Wall Street. Son esas corporaciones---y los bancos---las que desean apoderarse de los recursos minerales del pueblo venezolano, uno de los más ricos del planeta. Por ello, la "promoción" de Colombia para entrar en la OTAN, y la posibilidad de la futura entrada de Brasil y Argentina.

Isabel M Fernández dijo:

2

21 de agosto de 2018

06:14:30


Excelente descripción de lo que está ocurriendo. En Argentina se está develando el verdadeo rostro de esta ingerencia. Lograremos sobreponernos.

Angel Martinez dijo:

3

21 de agosto de 2018

06:33:10


¿Cual es el monto del presupuesto de defensa de Cuba? Dividase ambos presupuestos entre el total de la poblacion de ambos paises. ¿Por que Cuba no publica la cifra de su presupuesto de defensa? Seria interesante.

yk dijo:

4

21 de agosto de 2018

08:16:34


El ave de rapiña que se muestra en el reportaje, tiene hasta el parecido a Donald Trump. El Imperialismo siempre ha actuado de forma hegemónica y se considera el "dueño del Mundo", y está tratando de restablecer su dominio en América Latina. Es obvio que algunos países y Gobernantes, le están siguiendo el juego sucio y se pliegan como "perros falderos" al Imperio que al final les darán una patada p....y los chuparan como una sanguijuela que es. Con todo el respeto pero al Forista Angel Luis, ¿cual es tu insinuación?¿Tu tambien eres de los "falderos asalariados del imperio?. Nuestro presupuesto de Defensa no es tan alto, como debiera para poder enfrentar a un imperio que durante decenas de años ha estado tratando de tragarnos, pero se le ha atravesado en la garganta y no han podido, pero lo que si te puedo asegurar que el Presupuesto Moral, Digno y Valiente de nuestro Pueblo es enorme. y si te pica "rascate".

Efrain Núñez Funes dijo:

5

21 de agosto de 2018

08:53:51


Enfrentar al imperialismo yanqui de forma organizada en todos los frentes, denunciar incluso a sus lacayos en el área, que son los complices de sus políticas hegemónicas constantemente, en todas las tribunas y espacios, no dejarnos provocar pro tampoco demostrar debilidad y nuestra unidad dentro de las fronteras y fuera de ellas nos llevaran al triunfo. Porque después de estas andanzas imperiales vendra la victoria nuestra que debemos saber defender.