ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Prensa Latina

El Instituto de Oncología y Radiobiología (INOR) ha mantenido la vitalidad en sus servicios y trabaja para incrementarla, a pesar del incendio que afectó la institución hospitalaria en horas de la tarde de este martes, significó el Miembro del Buró Político, Vicepresidente del Consejo de Estado y titular de Salud Pública, doctor Roberto Morales Ojeda.

Si bien se investigan todavía las causas del siniestro, —originado en la torre biológica de la planta de tratamiento de agua residual;  y que obligó a la evacuación de 108 pacientes hacia centros de salud cercanos como el Hospital Hermanos Amejeiras, el Hospital Universitario Clínico Quirúrgico Comandante Manuel Fajardo y el Instituto de Neurología y Neurocirugía (INN)—, el ministro refirió que la prioridad ahora es recuperar las áreas afectadas y garantizar que el INOR quede en mejores condiciones que las que tenía antes del lamentable incidente.

En un encuentro con trabajadores, autoridades del sector, constructores y aseguradores, en la propia institución, se conoció que de manera interrumpida se continuaron las labores de limpieza y recuperación en el centro desde que ocurrió el incendio hasta el amanecer de este miércoles, lo cual posibilitó no detener la actividad asistencial.

De acuerdo con el doctor Luis Curbelo Alfonso, director del INOR, hoy se trabaja con 101 camas reales sobre todo en los servicios vitales como medicina oncológica, oncopediatría, la sala de atención médica internacional y terapia intensiva, con un 89 % de ocupación (90 camas). Ninguna de las salas del bloque B se encuentra funcionando en el día de hoy, lo que implica que se han visto afectadas 133 camas.

Sin embargo, sostuvo Curbelo Alfonso, con las medidas adoptadas y el apoyo de las tres instituciones a las que fueron trasladados los pacientes, ha sido posible mantener, por ejemplo, una atención esmerada a los casos quirúrgicos.

Hoy— de esos 108  pacientes evacuados en un primer momento—, se encuentran hospitalizados en los tres centros a los que se trasladaron, 83 personas: 34 en el hospital Hermanos Amejeiras, 30 en el hospital Manuel fajardo, y 19 en el INN, los cuales están recibiendo toda la atención necesaria según sus requerimientos médicos, y lo previsto por los especialistas.

Sobre la quimioterapia ambulatoria, una de las preocupaciones más fuertes en tanto es vital para el paciente oncológico, Curbelo Alfonso explicó que al igual que la cámara de mezcla citostática, quedó restablecido el servicio eléctrico en estas áreas, por lo que fue posible la preparación de 63 mezclas para 31 pacientes.

Asimismo, mencionó que en el caso de la actividad quirúrgica en los próximos días, incluyendo el fin de semana, serán reanudadas con vistas a atender a los pacientes que están en espera, y a partir del lunes esta actividad retoma su ciclo habitual de programación.

Por otra parte, se destacó el esfuerzo conjunto de los médicos del INOR junto a sus homólogos de las instituciones adonde fueron llevados los pacientes, y el apoyo psicológico que recibieron tanto estos como sus familiares, ante la natural ansiedad que generan hechos de este tipo.

Los directivos de estos tres hospitales manifestaron a la dirección del INOR que no existe gravedad en los cuadros clínicos de los pacientes acogidos en sus instituciones, así como la disposición a ofrecer sus salones y medios diagnósticos si fuese necesario en la atención de estas personas.

Dentro del plan de recuperación, informaron en el chequeo que son prioridad en las acciones constructivas la farmacia intrahospitalaria —donde además de la infraestructura,  se dañaron varios fármacos ante el extremo calor—, el área de la quimioterapia ambulatoria, el laboratorio clínico, el banco de sangre  y el área de cirugía menor y endoscopía (de las más afectadas por el incendio), entre otras.

Jorge Omar Pordiéguez Rodríguez, director de inversiones del Ministerio de Salud Pública dijo que hoy hay en función de las labores constructivas 150 trabajadores distribuidos en los cuatro niveles del INOR, y afirmó que los trabajadores de los contingentes Blas Roca y Julio Antonio Mella, los de la Empresa de Servicios Ingenieros del Minsap y Gepalsi (Empresa Comercializadora y Conformadora de Carpintería Metálica), entre otras,  trabajan sin descanso para lograr que para el 26 de julio queden recuperados la mayoría de los objetos de obra.

Al respecto, el ministro señaló que de lo que se trata— más que de fechas— es de lograr en el menor tiempo posible, sin descuidar la calidad de las acciones de recuperación, el buen gusto y la racionalidad, y con un estricto control sobre los recursos puestos a disposición de la obra, mantener de modo integral el INOR, para continuar ofreciéndole una calidad de excelencia al pueblo.

En ese sentido, el doctor Morales Ojeda reconoció el esfuerzo de todas las instituciones y personas, incluidos los familiares, que contribuyeron no solo a sofocar el fuego, sino a que la vitalidad de los servicios de salud pudieran mantenerse.

Del mismo modo, hizo un llamado particular  no solo a determinar qué ocasionó este hecho, sino aquellas causas y condiciones que generan estos incidentes, reportados con anterioridad en otras instalaciones de salud.

Especial énfasis hizo el titular en el necesario mantenimiento corriente a la infraestructura y los sistemas ingenieros, como una prioridad dentro del programa de mantenimiento y reparación; y a hacer cumplir lo establecido respecto a la prohibición de fumar en las instituciones sanitarias, un aspecto en lo que los centros del sector deberían ser ejemplo.

En el chequeo, que se mantendrá regularmente hasta tanto no esté recuperado totalmente el instituto, participaron además el viceministro primero José Ángel Portal Miranda y los viceministros Marcia Cobas Ruiz y Luis Fernando Navarro Martínez.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

sonia dijo:

1

22 de julio de 2018

07:04:02


Aunque no se pueda dudar de alguna mano enemiga en estos momentos dificiles que se estan viviendo alrededor del mundo referente a las diferentes politicas y que Cuba esta en sus ojos oculares, puede tambien ser que no se dan los mantenimientos requeridos en todas esas instalaciones, que se van destruyendo poco a poco y no se reconstruyen, como ha pasado con el Hospital de Sagua la Grande entre otros...Ojala el Nuevo Presidente y el Ministro de Salud, tome en cuenta esta situacion, tal vital, para todo el pueblo, que se merece y sigue mereciendo una Buena atencion de salud, como hasta ahora lo ha sido.....Muchas felicitaciones a todos los que han apoyado de una forma u otra que todo siga en su normalidad a pesar de las limitaiones existente...