ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
El proceso de ubicación laboral de los jóvenes universitarios fue uno de los temas abordados en el Congreso. Foto: Ariel Cecilio Lemus

Sería imperdonable no confiar en los jóvenes, no acompañarlos en cada proceso, no apoyarlos a cada paso. No olviden que serán ustedes los que en próximas décadas harán justo juicio de los que hoy construimos y trabajamos por una nación más soberana, independiente, socialista, democrática, próspera y sostenible.

Así reflexionó Ricardo Cabrisas, ministro de Economía y Planificación, durante un diálogo entre ese órgano y el Ministerio de Relaciones Exteriores con jóvenes de todo el país, como parte de la primera jornada del IX Congreso de la Federación Estudiantil Universitaria.

Con la premisa de hablar de Cuba, de la situación económica actual y del contexto internacional que incide en la Isla, Cabrisas y Bruno Rodríguez Parrilla, titular del Ministerio de Relaciones Exteriores, conversaron, a teatro lleno, de forma afable y cercana con los 400 delegadosdurante la mañana de la primera jornada de la cita estudiantil.

No podríamos entender la situación económica de la Cuba de hoy, sin hacer un análisis de las medidas que se han tomado en estos años y qué las motivaron, comenzó explicando Ricardo Cabrisas.

Hay que entender, dijo, que en la década de 1970 Cuba experimentó un crecimiento aceleradocon una relativa estabilidad macroeconómica, que favoreció un estado de bienestar general, una consolidación de las conquistas, empleo garantizado, crecimiento del consumo personal, todo esto favorecido, entre otras causas, por los convenios firmados con la antigua Unión Soviética.

A finales de los años 80 y principio de los 90, comenzaron los cambios en la política económica de la URSS que tuvo impacto en nuestra economía, y con ello se inicia el proceso de desaceleración del crecimiento y, al mismo tiempo, Cuba emprende una etapa de rectificación de errores y tendencias negativas en la sociedad.

Desde entonces nos hemos adaptado y recuperado de manera gradual, a pesar de las limitaciones que persisten, en un contexto marcado por la proliferación del neoliberalismo y la injusta política de Estados Unidos contra Cuba.

Aún así, tenemos problemas pendientes. Entre ellos, destacó, la no correspondencia entre trabajo aportado y remuneración; disponibilidad y necesidad de divisas frescas; insuficiente oferta de bienes y servicios;la urgencia de incrementar producción nacional para reducir importaciones;obsolescencia de la planta industrial y la infraestructura y la dependencia excesiva de fuentes no renovables de energía.

También resaltó el impacto negativo de la dualidad monetaria y cambiaria, los desplazamientos de trabajadores a actividades de menos calificación por mejor remuneradas o hacia el exterior y las diferencias económicas y sociales no provenientes del trabajo aportado.

Aunque no estamos avanzando a la velocidad que se requiere,

hoy la Isla no está detenida en el tiempo, añadió el Ministro. A nuestro favor, tenemos el proceso de actualización del modelo económico y social de la mano de los Lineamientos de la Política económica y social del Partido que permiten avanzar hacia un ordenamiento macroeconómico.

Aunque el documento partidistaofrece pinceladas para entender y profundizar la Cuba actual, que se cuente con documento estratégico como este es fruto del esfuerzo que ha hecho este pueblo y el gobierno para llevar la economía y el país hacia delante, dijo.

Foto: Ariel Cecilio Lemus

Una Isla en un mar de tensiones

Al intervenir, el Ministro de Relaciones Exteriores explicó a los jóvenes que «en el diseño de la política norteamericana prevalecen elementos de guerra no convencional al coexistir instrumentos neoliberales con una agresiva labor de inteligencia, subversión, que busca influenciar determinados sectores, principalmente los jóvenes y en particular los estudiantes universitarios».

El bloqueo que mantiene unilateralmente Estados Unidos contra la Isla no solo afecta la economía nacional, también impacta a otras naciones, debido a las multas extremas incluso contra países con regímenes políticos afines al estadounidense, lo que afecta seriamente el comercio.

No obstante, señaló Bruno Rodríguez,aun cuando siempre ha habido un enfoque estratégico, táctico, de recrudecimiento de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos.

Entre ambas naciones, no obstante,prosiguen los intercambios técnicos, se mantienen las líneas aéreas, crece la llegada cruceros a nuestro país, y se mantiene en la sociedad norteamericana una masa crítica que favorece el levantamiento del Bloqueo. «Hay una tendencia histórica que hará efímera esa política injusta contra Cuba», aseguró.

Desde la comunicación, resaltó que las redes sociales son una verdadera oportunidad para un debate político serio, justo, respetuoso, donde los jóvenes pueden mostrar la verdadera realidad de Cuba y de los estudiantes, y para el desarrollo del conocimiento, defensa de las culturas nacionales en tiempos de militarización del ciberespacio.

«Así ocurrió en la reciente Cumbre de Perú, donde la prensa cubana brilló; y en la presentación de Cuba en el Examen Periódico Universal del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, que tuvo lugar recientemente en Ginebra», comentó.

Esas experiencias demostraron que con pocos recursos podemos alcanzar grandes cosas, basadas en el talento humano, dijo.

Raúl Alejandro Palmero, presidente nacional de la FEU y miembro del Consejo de Estado, y Susely Morfa González, primera secretaria de la Unión de Jóvenes Comunistas, agradecieron el necesario debate, y la magistral presentación de ambos titulares.

Para José Leandro Rubalcaba, delegado de la provincia de Mayabeque, este ha sido un diálogo imprescindible que demuestra que en Cuba, los jóvenes importan.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.