ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
José Ramón Machado presidió, junto a otros importantes directivos, el encuentro que ratificó la voluntad de las nuevas generaciones de heredar la obra revolucionaria de Cuba y Vietnam. foto: tomada del facebook de Yuniel Labacena 

Los jóvenes cubanos y vietnamitas de hoy son continuadores de una relación de hermandad a prueba del tiempo y las agresiones del imperialismo.

Esa fue una de las conclusiones del Foro efectuado este jueves con la participación de la juventud de Cuba y Vietnam y la presencia del segundo secretario del Partido Comunista de Cuba y vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, José Ramón Machado Ventura, y del  miembro del Buró Político y primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, y el secretario general del Partido Comunista de Vietnam (PCV), Nguyen Phu Trong.

Ambas partes concordaron en que las nuevas generaciones tienen la misión de mantener viva la llama eterna de la hermandad y la cooperación entre Hanoi y La Habana.

El encuentro entre la Unión de Jóvenes Comunistas de Cuba (UJC) y la Unión de Jóvenes Comunistas Ho Chi Minh, devino un intercambio y diálogo fraternal entre dos organizaciones que tienen en sus manos el futuro de los dos países.

En ese sentido, el líder partidista vietnamita, Nguyen Phu Trong, afirmó que durante todos estos años la distancia geográfica no ha detenido las relaciones de amistad, solidaridad y cooperación.

En la historia del mundo contemporáneo hay muy pocos países con una relación tan especial como la que nos une, dijo. Martí fue el sembrador de la primera semilla de esa amistad y Fidel su mejor alumno y excelente heredero de su pensamiento.

Más de 50 años después de establecer relaciones diplomáticas nuestros pueblos, que antes lucharon por la independencia, hoy siguen unidos en la construcción y defensa de una patria socialista en cada país. «Nuestros jóvenes preservarán y seguirán escribiendo nuevas páginas de historia, haciendo que se profundicen la hermandad y el apoyo», aseveró.

Por su parte, el primer vicepresidente cubano, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, dijo que esta cita es una expresión concreta de que la entrañable amistad no devino de un hecho coyuntural, no se ha quedado anclada en el pasado, ni responde a conveniencias efímeras porque se basa en profundas raíces históricas.

En la Mayor de las Antillas conocimos a la nación anamita a través de nuestro Héroe Nacional José Martí, dijo, y señaló que compartimos un pasado común de resistencia y combate frente a adversarios poderosos e inescrupulosos, hasta llegar a conquistar definitivamente la soberanía y la anhelada independencia.

La inmensa mayoría de los aquí presentes, expresó, aún no había nacido cuando Vietnam y Cuba se enfrentaban a la agresión imperialista más encarnizada, tampoco vivieron la emoción de la victoria. Pero el hecho de que ustedes no hayan vivido los épicos sucesos de las luchas vietnamita y cubana no puede significar distancia ni olvido, véanlo como punto de partida e inspiración para encontrar, de forma creativa y asequible, en esa historia semejante los pasajes que la edificaron, para defenderla cabalmente.

Hoy ustedes recogen el fruto de la semilla sembrada por una generación histórica, la juventud cubana sigue desempeñando un papel fundamental en la actualización del modelo económico y social y la vietnamita en la renovación, respectivamente, sostuvo Díaz-Canel, y afirmó que sin la implicación de los más nuevos  en sus respectivos procesos no hay posibilidad alguna de un modelo de desarrollo justo, próspero y sostenible.

Al igual que el Secretario General del PCV, el Primer Vicepresidente  mostró su plena confianza en la solidaridad, amistad y cooperación entre ambos pueblos, principios sobre los cuales se han fundado los vínculos bilaterales que serán preservados por las presentes y futuras generaciones de cubanos y vietnamitas como un tesoro valioso.

Ante un centenar de jóvenes de ambas naciones, Díaz-Canel apuntó que en Cuba, al igual que en Vietnam, hemos continuado invariablemente la construcción del socialismo bajo la guía de nuestros respectivos Partidos Comunistas y citó al Comandante en Jefe de la Revolución, admirador de las proezas de ese pueblo asiático y defensor de su noble causa, cuando el 31 de octubre de 1982, ocasión en que se le impuso la Orden Estrella Dorada, expresó: «como pequeños ríos nacieron distantes y corrieron largo tiempo, entonces accidentados y solitarios, así marcharon nuestros pueblos hasta entroncarse un día en el río ancho e impetuoso de la revolución socialista».

En nombre de ambas juventudes, Thu Tran Le Anh, representante de la organización vietnamita en La Habana, y Raúl Alejandro Palmero, presidente nacional de la FEU, reafirmaron el compromiso de continuar el glorioso camino de los héroes, fomentar las tradiciones patrióticas y ser justos merecedores de la confianza depositada en ellos.

Mientras, Nguyen Phu Trong, que completó este jueves su segundo día de visita oficial a la Isla caribeña, expresó estar satisfecho por regresar una vez más a Cuba y observar los logros que el pueblo de la Isla ha obtenido en la implementación de la actualización de su modelo económico.

«Tengo plena convicción de que, bajo la sabia dirección del PCC encabezado por el estimado compañero Raúl, superarán todos los desafíos, defendiendo sólidamente las conquistas revolucionarias y obteniendo mayores y nuevas victorias con el objetivo de construir un socialismo próspero y sostenible», agregó.

Durante el intercambio juvenil entre la UJC y la delegación asiática, también se hizo entrega solemne de la Orden de la Amistad, que confiere el Gobierno de Vietnam, a cinco combatientes internacionalistas cubanos que estuvieron junto al pueblo de Ho Chi Minh durante la dura etapa de la guerra brindando su ayuda valiente y desinteresadamente a ese hermano pueblo.

Tong Thi Phong, vicepresidenta del Parlamento y miembro del Buró Político, y Miguel Díaz-Canel entregaron el reconocimiento a Antonio Mackenzie Osbourne, Antonio Martí Céspedes y Jorge Silverio González Alemán, mientras Rogelio Santos Rodríguez y José Orozco Cartaya lo recibieron de manera postmorten.

La cita sirvió de escenario además para la firma de un acuerdo de intercambio y cooperación, que se suma a los que ya existen, a cargo de los máximos representantes de las juventudes comunistas de Cuba y Vietnam, Susely Morfa y Le Quoc Phong, respectivamente.

En la mañana, se presentó por el ministro de Cultura, Abel Prieto, el libro Hasta siempre Fidel, en el que se recoge el homenaje sentido del pueblo cubano al Comandante, durante sus honras fúnebres.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Alberto N Jones dijo:

1

30 de marzo de 2018

22:36:52


A pesar del monumental avance socio-economico que Viet Nam ha alcanzado reduciendo la pobreza y el desempleo de un 70 al 10% en 30 anos, el pais mantiene aun 10 millones de personas viviendo bajo el indice de pobreza. Cuba importa cientos de miles de toneladas de arroz de Viet Nam y Cuba que enseno a Viet Nam a sembrar café en la decada de los 60s, lo ha convertido hoy en el Segundo productor de ese grano en el mundo. Porque entonces, a fin de fortalecer esta union entre los jovenes de ambos paises, Cuba no propicia la llegada de miles de familias de Viet Nam empobrecidas y les permite el uso de terrenos baldios en usufructo por 25 o 50 anos, lo que permitiria producer en el pais el arroz que importamos desde 10, 000 kilometros de distancia, elevamos la produccion de café, pescado, viandas y absorbemos de su cultura y abnegacion al trabajo que hoy nos falta