ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
El 88% de los países soportan la pesada carga de dos o tres formas de malnutrición Foto: Internet

En un mundo de paradojas como este, mientras el hambre domina de un lado, su peor antítesis gana terreno del otro. Y de ambos flagelos nace una preocupante conclusión: la humanidad se enfrenta a una situación nutricional grave.

«Unos 2 000 millones de personas carecen de micronutrientes clave como el hierro y la vitamina A; 52 millones de niños padecen emaciación (pérdida involuntaria de más del 10 % del peso corporal)… El 88% de los países soportan la pesada carga de dos o tres formas de malnutrición (retraso del crecimiento en la infancia, anemia en las mujeres en edad reproductiva o sobrepeso en las mujeres adultas), y los progresos respecto a las metas mundiales de nutrición evolucionan con lentitud», señala el Informe de la Nutrición Mundial del 2017.

Si los datos no fuesen del todo claros, basta saber que en el planeta una de cada tres personas está malnutrida.

La obesidad mata cada año tantas personas como el hambre. Anualmente más de 2,6 millones de personas, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), mueren debido a esta epidemia; definida como el exceso de grasa corporal debido a un desequilibrio energético ocasionado por una alta ingesta de energía superpuesta a un bajo gasto.

Laura Melo, representante del Programa Mundial de Alimentos en Cuba, PMA –agencia que celebra sus 55 años de cooperación con nuestro país–, dijo a Granma que, según el Informe, Cuba se ubica entre las naciones con mayor cobertura e intervenciones para fortalecer la nutrición materna e infantil. «Es conocido, no obstante, que la anemia por deficiencia de hierro, el sobrepeso y la obesidad son preocupaciones y prioridades en la agenda del Estado.

El 88% de los países soportan la pesada carga de dos o tres formas de malnutrición Foto: Internet

«Este tema tiene mucho que ver con hábitos alimentarios, por eso la importancia de la educación nutricional, qué tipos de elementos consumimos, no se trata solo de acceso a los alimentos, sino de diversificar nuestra dieta».

¿Qué prefieren comer las personas? Una simple mirada despeja las dudas del peligro que representan los alimentos ultraprocesados como motor de la epidemia mundial de obesidad. Indicadores suficientes de ello encontramos en Cuba, si tenemos en cuenta que, de acuerdo con los resultados de la III Encuesta Nacional de Factores de Riesgo, realizada en el año 2010, más del 40,4 % de la población cubana de 15 años y más no realiza actividad física suficiente, y la obesidad en su forma global, que incluye sobrepeso, representa un 43,8 %, con los hábitos no saludables de alimentación entre sus condicionantes.

AZÚCARES EN LA DIETA: MALAS COMPAÑÍAS

«El consumo elevado de azúcares se asocia con diversas patologías como el sobrepeso, la obesidad, las alteraciones hepáticas, los desórdenes del comportamiento, la diabetes, hiperlipidemia, la enfermedad cardiovascular, varios tipos de cáncer y caries dental, entre otras enfermedades», alerta por su parte el Boletín Bibliográfico de la Biblioteca Nacional de Salud, en su número 10, volumen 24 de octubre del 2017.

La OMS afirma que la ingesta de azúcares libres, entre ellos los contenidos en productos como las bebidas azucaradas, constituye actualmente uno de los principales factores que está dando lugar a un incremento de la obesidad y la diabetes en el mundo, sostiene el texto.

En ese sentido, vale aclarar que las fuentes principales de azúcares adicionados –aquellos que los fabricantes añaden a los alimentos o bebidas durante su procesamiento o preparación–, incluyen refrescos, gaseosas, pasteles, galletas, jugos de fruta azucarados, postres lácteos y chocolates, entre otros productos.

«La OMS recomienda a adultos y niños reducir el consumo de azúcares libres a menos del 10 % de la ingesta calórica total, si bien para obtener mayores beneficios se recomienda idealmente reducir su consumo a menos del 5 % de la ingesta calórica total, lo que proporcionaría beneficios adicionales para la salud», agrega el boletín.

De igual modo, subraya, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) exhorta a adoptar medidas como la restricción a la comercialización de productos alimentarios y bebidas ultraprocesados a los niños, el incremento de los costos de estos alimentos mediante impuestos, el aumento de la producción y accesibilidad de alimentos frescos saludables, así como la formulación de nuevas directrices para los programas alimentarios escolares y prescolares.

«Dentro de los hábitos y actitudes dietéticas del cubano se señala el excesivo consumo de alimentos, donde se encuentran como integrantes azúcares refinos, en muchas ocasiones en combinación con las grasas», apunta el texto.

Según estudios realizados en nuestro país, entre los factores de riesgo más importantes para la presencia de diabetes están el sedentarismo y la obesidad, han referido con anterioridad expertos a nuestra columna Todo Salud. La III Encuesta Nacional de Factores de Riesgo del 2010 determinó que en el país existía una prevalencia de 6,1 % de diabéticos conocidos, mientras que según la dispensarización del año 2015 padece diabetes un 5,7 % de la población, lo cual indica que aún hay un subregistro de la enfermedad y existe un grupo de personas que no sabe que son diabéticos.

Asimismo, las estadísticas sanitarias oficiales indican que más de un 25 % de la población mayor de 14 años es hipertensa conocida, y se aprecia que después de los 50 años casi el 50 % puede padecerla.

El factor común de todas estas enfermedades: la dieta. Ocuparse de prevenir desde las edades más tempranas, incentivar los estilos de vida saludables y la práctica del ejercicio físico, así como políticas públicas que hagan viables estos elementos, es la manera más efectiva de hacer frente a esta epidemia creciente.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Dr. José Luis Aparicio Suárez dijo:

1

13 de marzo de 2018

05:44:28


La malnutrición puede ser por defecto o exceso, e incluye la desnutrición, los desequilibrios en relación a vitaminas o minerales, el sobrepeso, la obesidad, y las enfermedades no transmisibles relacionadas con la alimentación. Casi la mitad de las muertes en menores de 5 años se relacionan con la desnutrición. La OMS nos advierte que las repercusiones en el desarrollo y las consecuencias de índole económica, social y médica de la carga mundial de la malnutrición son graves y duraderas, para las personas y sus familias, para las comunidades y para los países. Unamos voluntad, inteligencias y tenacidad para prevenir la malnutrición en todas sus formas.

Adrian Miranda Hernández dijo:

2

13 de marzo de 2018

06:23:12


Es un problema difícil de resolver

en-forma dijo:

3

13 de marzo de 2018

08:17:55


Muchas gracias por la información, pero lo que mas me interesó fue como calcular si estoy obesa o sobrepeso. Calculé hasta donde puedo coger masa corporar sin estar sobrepeso.

mailen@madesa.co.cu Respondió:


15 de marzo de 2018

15:09:06

yo quisiera que usted me explicara como lo calculo

belkis dijo:

4

13 de marzo de 2018

09:47:13


rectificar la fórmula de IMC, la estatura es en m no en m2

OrlandoB Respondió:


14 de marzo de 2018

06:46:48

La formula que proponen es un mecanismo matematico de dividir, el peso de la persona entre el cuadrado de su altura. mi ejemplo personal. Peso 60kg Altura 1.72m formula propuesta: Peso/Altura al cuadrado = 60/1.72*1.72 =60/2.96=20.27 ese es el parametro para comparar , que debe ser menor de 25 Ese en mi resultado de acuerdo a la formulacion hacertada, supongo que sea una formula empirica debido al analisis estudiado.

dinora dijo:

5

13 de marzo de 2018

10:51:13


son alarmantes las cifras de obesos y personas con sobrepeso que a consecuencia de la malnutricion (excesiva) se incrementa en nuestro país, debiera analizarse la posibilidad de lugares adecuados donde se puedan realizar ejercicios despues de la jornada laboral (al menos 30 a 45 mtos) y no me refiero a los famosos gimnacios particulares donde los precios son altos y no todos podemos pagar, pero, se que parte de los sobrepeso, lo adquirimos porque laboramos en áreas de oficinas y no tenemos a nuestro alcance lugares donde podemos ejercitarnos al menos 4 dias a la semana. son temas que puedieran promoverse con las administraciones del gobierno, y que decir de las frutas que ya no se pueden consumir porque ni ud. ni yo sabemos con que (rayos) la maduraron, para esto debieran existir tambien severas medidas, porque el enriquecerse enfermando a otros debe ser penado por Ley. demosle un vuelvo a la obesidad, diábetes y todas las enfermedades oportunistas a partis de la obesidad. gracias Dr.José L.Aparicio por su acertado comentario

NEO Respondió:


14 de marzo de 2018

08:37:52

La teta de la vaca... ahora también el estado debe costear los gimnasios porque supuestamente los gimnasios particulares son "muy caros".... Hasta cuando la lloradera ???? No son caros, y son muy accesibles a la población en general, que trabaja y no vaguea... Pero si prefiere... no tiene que ir al gimnasio.. aqui le dejo una formulita para que cuide su salud... Primero: 1. No coma comida chatarra... 2. Camine mínimo 5km diario... y despuues de las 0800pm... no ingiera alimento...