ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Ricardo López Hevia

LA DEMAJAGUA, Granma.–El museo Parque Nacional La Demajagua, sitio exacto en que iniciaron las guerras cubanas por la independencia el 10 de octubre de 1868, es sometido a una remodelación integral que incorporará nuevos elementos arquitectónicos y simbólicos, en ocasión de conmemorarse este 2018 los 150 años del estallido de las gestas libertarias.

Ubicado a unos 13 kilómetros al suroeste de la ciudad costera de Manzanillo, el complejo, declarado Monumento Nacional en 1978, contará con al menos tres recintos más que ofrecerán opciones al visitante; se reconstruirán los tres kilómetros del vial de acceso, y será exaltado con otros componentes alegóricos el famoso conjunto patrimonial que integran las ruinas de la fábrica de azúcar, atrapadas por un jagüey, y el muro curvo de piedras con la campana original del ingenio Demajagua.

Carlos Céspedes Leyva, director en funciones de la institución, detalló a Granma que al fondo del entramado monumentario serán plantadas diez esbeltas palmas reales, representativas del día exacto de octubre en que se produjo el alzamiento fundador; en tanto al frente, 12 astas formarán un monte de banderas que simbolizarán el número de hombres que quedaron al lado del Padre de la Patria al dispersarse la tropa inexperta luego del fracaso en la toma del poblado de Yara, primera escaramuza militar.

Afirmó que las piezas principales del monumento serán iluminadas desde el suelo con modernas luces (spotlights) en los tres colores de la bandera, y será restaurada la hermosa jardinería que distingue la extensión total del parque.

Céspedes Leyva precisó que ya se labora en el movimiento de tierra de las parcelas sobre las cuales se construirá, a la entrada del sitio, un edificio socioadministrativo con oficinas, almacén de objetos museables, local de conservación, sala de navegación, sanitarios y otras áreas; así como un inmueble que ofrecerá servicio de cafetería y tendrá una tienda de bienes culturales.

Ambas estructuras, concebidas para paredes de hormigón y cubiertas de tejas criollas, respetarán el diseño patrimonial que dicta el museo ya existente; una pauta que también seguirá, de concretarse, el proyecto de un salón de protocolo.

Apuntó que la reconstrucción del acceso prevé un vial más ancho en sus dos sendas desde la carretera a Manzanillo hasta la comunidad La Demajagua; que se ampliará en el último tramo del asentamiento al parque, en una doble vía con separador, jardineras y luminarias LED.

Las obras de remodelación de La Demajagua permitirán exaltar, para el sesquicentenario del alzamiento independentista protagonizado por Carlos Manuel de Céspedes, el alto testimonio histórico de este sitio emblemático, cuna de la epopeya libertaria cubana; cuya bondad natural de estar situado en el descenso de una colina hasta la orilla del mar, multiplica los atractivos en pro de una mayor concurrencia de visitantes nacionales y foráneos.   

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

R. Mastrapa dijo:

1

7 de febrero de 2018

11:19:16


No se llama La Demajagua, se llama DEMAJAGUA

Amanda dijo:

2

7 de febrero de 2018

13:00:46


Ese proyecto fue expuesto hace pocos días en una sesión de la Comisión Nacional de Monumentos, que tuvo lugar en Camagüey e hizo varias sugerencias a la propuesta original. Además, se insistió en que el nombre correcto del lugar es Demajagua, sin el artículo "La".

Luis dijo:

3

7 de febrero de 2018

15:52:52


Muy agradable noticia sobre la remodelación de este histórico lugar, pues hace como 12 años estaba de visita en Granma y llevé a mi novia a visitar este lugar pues tenía mucho interés en esta parte del inicio de nuestras Guerras Independentistas, y disfrutamos mucho en nuestro recorrido que hicimos a pié desde la carretera, bajo un sol mañanero pero con mucho agrado de estar en ese lugar donde el padre de la Patria liberó a sus esclavos y los convidó a unirse y comenzar la liberación de Cuba. Durante mi estancia allí le comenté a los trabajadores del lugar que siendo este lugar tan importante, deberían de programarse más visitas de la población, de las escuelas, de los CDR y el turismo nacional e internacional ya que conociendo nuestras raíces se puede entender que la sangre derramada no fue en vano y por toda esa sangre derramada, por nuestros héroes nunca podemos cejar en el empeño de defender con piedras y palos, descalzos y con las uñas la libertad de nuestro pueblo