ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
El neurocirujano cubano en la cima del Aconcagua, el pasado 28 de enero. Foto: Cortesía Enrique de Jongh Cobo

El 28 de enero, a las tres de la tarde, el doctor Enrique de Jongh Cobo, neurocirujano cubano, alcanzó la cima del Aconcagua, a 6 962 metros sobre el nivel del mar. El día no fue elegido al azar. El médico quiso celebrar el aniversario 165 del natalicio de José Martí y ver con sus propios ojos lo que describió el Maestro, en su ensayo Nuestra América: «De la masa de nieve se levanta, resplandeciendo, el Aconcagua. A los pies, en las nubes, vuelan los cóndores».

Con la Cordillera de los Andes a sus espaldas y temperatura de menos de 30 grados, el doctor de 57 años logró llegar a la cumbre en el segundo de sus intentos, para recordarle al mundo que Martí vive más allá de su tiempo, y que el amor por Cuba nos lanza también a mover y escalar montañas.

Llevó consigo muy pocas pertenencias, cuenta a Granma. La bandera de la estrella solitaria, la de la Sociedad Cubana de Neurología y Neurocirugía, un par de guantes colgados al cuello, varios abrigos. Lo imprescindible para dosificar las fuerzas y alcanzar la cumbre más alta del continente americano.

Aunque a diario son muchos los aventureros que se lanzan a escalar el Aconcagua, ubicado en Argentina, no hay registros de que un cubano, antes de Enrique de Jongh Cobo haya alcanzado esta cima.

«Son muchos los riesgos que corres cuando intentas subir casi 7 000 metros sobre el nivel del mar. La altitud, el frío, los fuertes vientos, la rapidez con que cambia el tiempo…», contó a Granma el también presidente de la Sociedad Cubana de Neurología y Neurocirugía, vía Facebook.

Pero nada le retrasó, ni siquiera el temor a que se congelaran las yemas de sus dedos, como ocurrió la primera vez que intentó subir y por lo que necesitó atención médica y tratamientos con cámara hiperbárica. Esta vez sí lo consiguió, un 28 de enero en honor a Martí. «A la segunda fue la vencida», dice.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Adrianne dijo:

1

5 de febrero de 2018

02:37:24


Es una acción heroica la de este hombre. Los estudiantes hacemos honrar el nombre del Apóstol. Cuando decidimos llegar a la cima del Turquino.

Miguel Angel dijo:

2

5 de febrero de 2018

04:47:00


Conocía las cualidades personales y profesionales del Dr Enrique de Jongh Cobo, pero no las de alpinista, mucho mas peligroso que la neurocirugía. Demuestra su entereza y preparación física. Una gran proeza en honor al Maestro José Martí. Lo felicito por su coraje y amor al Apóstol. Abrazo fraternal Dr. de Jongh Cobo

juan dijo:

3

5 de febrero de 2018

07:17:16


Por ser hombres de esa estirpe y esa tenacidad que representa este medico cubano nacido en la revolucion hemos sido capaces de soportar el embate del bloqueo y las agresiones del imperio durante mas de medio siglo y la revolucion sigue su marcha triunfante con nuevo retos aunque los depedradores siguen enpeñados en opacar las obras de la revolucion con sus falsas e increibles patrañas, GRACIAS DOCTOR POR TAL HAZAÑA EN HOMENAJE AL MAESTRO

Giosmar Palacios Ribera dijo:

4

5 de febrero de 2018

07:34:34


Que bueno. Muchas felicidades Dr. Enrique de Jongh Cobo por poner el nombre de Cuba en la cima de América, como el faro que guía a Latinoamérica.

Falconeri dijo:

5

5 de febrero de 2018

08:24:18


Bravo por tí querido hermano. Nos enorgulleces a todos. Gracias