ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Arduo ha sido el trabajo de recuperación de los cacaotales en Baracoa. Foto: Jorge Luis Merencio

BARACOA, Guantánamo.–Cuando el huracán Matthew vapuleó a Baracoa, a inicios de octubre del 2016, la producción de cacao exhibía en estos predios los mejores resultados de su historia.

Solo la potencia indetenible del meteoro pudo frenar el ritmo de crecimiento de ese renglón, que llegó a contabilizar 1 600 toneladas en la cosecha del 2015 y cayó dramáticamente a unas 200 toneladas en el 2017.

El fenómeno hidrometeorológico afectó en diferentes proporciones a las 3 635 hectáreas existentes en la zona, de las cuales se recuperaron en un año las 2 255 posibles, en dependencia del perjuicio recibido por las plantaciones, su juventud y rendimiento.

Los mayores estragos, sin embargo, los sufrieron los árboles que proporcionaban sombra al Theobroma cacao, liderados por el júpiter o piñón florido.

Como la restitución de esa floresta demora algunos años, se acudió a la siembra de plátano e higuereta como sombra temporal para paliar el efecto del sol al cultivo principal.

En el restablecimiento de sus cacaotales los productores baracoenses fueron asistidos durante varios meses por colectivos agrícolas de otras provincias.

La recuperación del cultivo también requirió rescatar los más de 50 viveros averiados o destruidos, los centros de beneficio y otras infraestructuras del rubro.

Cuando las áreas se redimían de Matthew, entonces apareció Irma, en septiembre último. Los vientos de ese ciclón estropearon el follaje de muchas plantas y tumbaron o quemaron las bellotas en desarrollo, lo que dio el tiro de gracia a la cosecha del 2017, hasta afianzarla como la más baja que se recuerde en más de 70 años.

No obstante, los productores tienen el empeño de acopiar este año 800 toneladas del grano y recuperar para el 2020 la potencialidad productiva dañada.

Esa aspiración se sustenta en el avance del restablecimiento de las plantaciones, la sombra y los bancos de semillas, en la próxima terminación de dos nuevas casas en el Centro de Producción de Posturas por Microinjertos y en la extensión, ya lograda, de esa tecnología a dos cooperativas, explicó Alexis Toirac Perera, director de la Empresa Agroforestal y Coco Baracoa.

GRANDES SIEMBRAS

Este año –agregó el ingeniero– debemos sembrar 450 hectáreas y llegar al 2020 con igual o mayor cantidad de plantas a las que teníamos antes del paso de Matthew.

Argumentó que para asegurar el éxito de tan ambicioso programa de siembra, además de las acciones señaladas, se montarán dos viveros con tecnología de tubete, con capacidad cada uno para obtener 100 000 posturas al año.

La empresa ya dispone de parte de los recursos demandados por dichas instalaciones, las cuales se montarán en San Luis y en Mabujabo, puntualizó Alexis.

Agregó que la estrategia de siembra tiene en cuenta el aprovechamiento de los dos periodos más húmedos en Baracoa, de ahí que entre enero y abril debe ejecutarse el 50 % del plan y la otra mitad entre septiembre y diciembre.

Con el objetivo de garantizar esa tarea se constituyen también brigadas de injertadores tradicionales, las cuales, según Toirac Perera, se capacitan previamente por especialistas de la Estación Experimental Agroforestal Baracoa y la empresa.

DRENAJE, CAMINOS, MININDUSTRIA

La redención del rubro en Baracoa incluye los trabajos de drenaje de las áreas bajas. Esa labor, decisiva en el alza de los rendimientos y la prevención de enfermedades en las plantaciones, inició el pasado año por la cuenca de Sabanilla y se extenderá posteriormente a otras grandes zonas productoras como San Luis, Jamal, Güirito, Mosquitero…

Para el desagüe de los cacaotales, acción relevante de la Tarea Vida en Baracoa, la empresa recibió una brigada con modernos medios mecanizados, entre ellos varias retroexcavadoras.

El cultivo, sobre todo su acopio, también será beneficiado con el mejoramiento de los caminos, labor que comenzó a garantizar una agrupación de la propia entidad (equipada igualmente con potentes medios), la cual labora actualmente en los tramos de Mosquitero y Veguita Amarilla.

En consonancia con el programa de desarrollo de la cadena productiva del cacao y el aprovechamiento del valor agregado del fruto, se adapta un local en el Centro de Beneficio de Paso de Cuba para instalar una minindustria de elaboración de vinagre, a partir de las mieles del grano.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Carlos Alberto dijo:

1

25 de enero de 2018

06:05:00


Hay que diversificar las areas de siembra, Por que solo en Guantanamo ??? e intensificar con Calidad la recuperacion.

Ángel Parra dijo:

2

25 de enero de 2018

08:16:09


Vamos a comenzar con el dicho que reza: no hay mal que por bien no venga. El paso de los huracanes el pasado año por el Caribe y por Cuba dejaron mucha destrucciones y pérdidas cuantiosas, sin lugar a dudas. Pero este caso en particular tal vez la los fenómenos naturales hicieron un favor, me explico : si se contaba con grande plantaciones de cacao sentenario de bajo rendimiento y calidad, y quizá poco apoyo y atención por parte del Estado, hoy se abrió la posibilidad de renovación y sustitución de una serie de variedades de Cacao tradicionales de bajo rendimiento y calidad. El Estado ha visto la necesidad de invertir en ese Rubro y zona Agrícola quizá olvidada,incluso quizá con un simple arreglo de camino, por eso creo que se cumplió el dicho que no hay mal que por bien no venga. Adente compañero, esa es la mejor manera de honrar al cte. Fidel.