ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA

Miro el correo electrónico una vez más, el chat de Facebook, de Twitter y de todo cuanto sitio social habito. Si tan solo respondiera… Repito en voz baja. Hace seis meses no imaginé que la Doctora en Ciencias de la Comunicación «X» y el Especialista en redes sociales virtuales «Y» fueran a quitarme el sueño. Hace cuatro años, esto de hacer una tesis parecía tan lejano…

Alrededor del proceso de confección del trabajo de diploma existen mitos y leyendas, de los cuales ningún estudiante debe desprenderse.

«Sentirás que no te alcanza el tiempo; no dormirás el día antes de la entrega; correrás detrás de tutores y consultantes, serán días angustiosos…», aconsejan algunos con ciertas dosis de pesimismo. Otros llegan con frases de aliento: «eso nos pasa a todos; verás cómo en 15 minutos se acaba la agonía de tantos meses; todo se puede; después te animas y haces la maestría».

Y todo es en parte realidad. Largas horas de lectura, búsqueda de información, revisión y corrección son la cabeza de «esta muñeca». La gestión de entrevistas personales o vía correo electrónico y el sentir que el cronómetro comienza en reversa desde enero, parecen ser síntomas generales.

Lo son también el hecho de confeccionar una carpeta e ir versionando cada documento en dependencia del grado de corrección. Así, los documentos de un estudiante de quinto año que se encuentre inmerso en este proceso llevan el nombre «Tesis 1; Versión enero; Últimos apuntes; Tesis ahora sí» y toda una retahíla de título ingeniosos, plagados de humor o desesperación en último caso.

En otro orden de complejidad y no menos importantes se encuentran los recursos materiales tan citados por mi profesor de metodología de la investigación, aunque desde hace unos años las tesis se entregan en formato digital. Sin embargo, computadoras, grabadoras de audio, cámaras fotográficas o de video son necesarias para algunos estudiantes, al menos de la carrera de Periodismo, que decidan elaborar un producto para la producción, ya sea radial o televisivo. En ocasiones la ausencia de estos se presenta como una dificultad y complejiza el proceso de producción.

Así, poco a poco van apareciendo voces que se suman a tu causa y ofrecen ayuda incondicional. Es entonces cuando la página dedicada a los agradecimientos comienza a ponerse «gordita y bonita» y como autora, temes dejar fuera a alguien.

Pero no todo es tan oscuro. Aprender algo nuevo cada día es fascinante, y esta es una importante vía para hacerlo.

Nuestras universidades, medios de comunicación y nuestro país en general lo necesitan, la tesis es una herramienta eficaz que los directivos y los estudiantes deberían aprovechar para innovar y solucionar problemas existentes. Entonces, esta fugaz pero real agonía no será en vano.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

R man dijo:

1

17 de enero de 2018

03:41:53


La tesis, su presentación y defensa, más que una meta es un punto de partida, al menos para los profesionales que pretendan ser verdaderamente útiles, y no anquilosarse porque son las herramientas de la investigación las que harán surgir un buen trabajo periodístico o un buen resultado en la biotecnología o la medicina por sólo mencionar algunas de las ramas donde se necesita estar siempre "a la viva".

yaite dijo:

2

17 de enero de 2018

09:18:20


que verdad tan grande, me acuerdo que en mis momentos de estres acudia a mi tutor y me respondia, ¨no te preocupes todo se va a resolver¨ jajaj y asi mismo fue, les deseo suerte y confianza para todos aquellos que esten en esa situacion.

Jesus valladares dijo:

3

17 de enero de 2018

11:24:05


Saludos, creo q las tesis de graduados, deben ser revisadas. Es un gasto innecesario de esfuerzo y recursos . Por lo general el estudiante no prepara otra en toda su vida laboral. Del tutor, este es en realidad el coach. El lo tiene todo para armar y pegar. Solo se justificaría como complemento de una asignatura como metodología de la investigación. En carreras de humanidades más vale las investigaciones bibliograficas o la construcción de reseñas.

David Rodríguez dijo:

4

17 de enero de 2018

15:45:12


Hola, soy David Rodríguez Sánchez-Galarraga, estoy en 5to año de la carrera de Periodismo y, como puede imaginar, soy uno de esos miles de estudiantes—diplomantes— que están dedicando horas de su vida a su tesis de graduación. Y sí, siento que no me alcanza el tiempo; que se corro detrás de los tutores y entrevistados; que escribo 1, 10, 20 “X” versiones del trabajo; que duermo poco o no duermo y que, seguramente, para no ser un “ente” apartado de mi generación, terminaré la tesis el día antes de entregarla. Pero cuando el tema de investigación ha enamorado al estudiante, como es mi caso, este se sobrepone a las dificultades porque siente que es necesario publicar la verdad del tema –su verdad – para ayudar a alguien o a algo, y entonces quedan relegados la angustia de la rutina diaria y esos días de intenso trabajo periodístico en los cuales las ideas no logran correr por la piel hasta los dedos de las manos para ser expresadas en el monitor. Gracias a la colega Claudia Yilén Paz, por darnos ánimos a quienes nos estamos acercando al momento final.

Miguel Angel dijo:

5

18 de enero de 2018

15:16:57


En mi humilde experiencia el trabajo de tesis es de gran importancia como culminación de una etapa del proceso docente educativo. El alumno en ocasiones llega con muchas dificultades a la ejecución de esta llamada tesis, porque no ha realizado otros trabajos científicos en el transcurso de su carrera. Recibe como una disciplina mas la Metodología de la investigación, aprueba el examen y lo engaveta todo, para enfrentarse a su tesis al culminar los estudios de pre grado. Los profesores tienen la obligación de utilizar el método científico a través de todo el proceso de aprendizaje, habituar al alumno a investigar y realizar diferentes tipos de trabajos científicos. Las jornadas científicas estudiantiles son una excelente oportunidad para lograr tales objetivos, el educando ejercita y emplea el método científico, la investigación como parte de su aprendizaje, en la formación de hábitos y habilidades, en aras de dar solución a problemas docentes o científicos. Si así ocurriera, el alumno no llegaría al final como a una maratón. Por otra parte, el éxito de esta tesis comienza en su adecuada planificación y organización, siguiendo rigurosamente la metodología establecida para ello, la selección adecuada del tema, sus objetivos, encaminados a la solución de un problema determinado. El tutor juega un papel fundamental en la correcta orientación del alumno, en organizar su plan de trabajo y exigir el estricto cumplimiento del mismo, de forma sistemática y no después de varios meses. En muchos países del mundo se establecen las tesis como culminación de los estudios de pre grado. Posteriormente el profesional se enfrentará a otros retos en Trabajos de Terminación de la Especialidad, Maestrías, Doctorados, etc. Es cierto, se trata de un punto de partida para desafíos futuros. Felicidades a la autora por desarrollar tan motivante trabajo periodístico. Gracias.