ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Pastor Batista

Ante un escenario de incremento sostenido de las producciones, oferta y consumo de drogas a nivel internacional, Cuba ha mantenido su política de tolerancia cero al tráfico, y de prevención hacia su ciudadanía.

Lograr ese equilibrio entre el enfrentamiento y las acciones preventivas ha sido posible gracias a la integración de diversas instituciones y la sociedad, aspectos a los cuales hizo referencia el programa televisivo Mesa Redonda de este viernes.

El coronel Juan Carlos Poey Guerra, jefe de la Dirección Nacional Antidroga del Ministerio del Interior (Minint), significó el fortalecimiento de la preparación y participación de los órganos, organismos y organizaciones de masas que intervienen en ello, como parte de la Comisión Nacional de Drogas, la cual cumple 20 años de creada en el 2018.

Es una labor que ha conllevado el análisis permanente sobre el fenómeno y sus tendencias, en función de minimizar su posible impacto, y que a nivel comunitario lleva adelante el pesquizaje activo, para determinar qué personas precisan de ayuda, propiciar su rehabilitación y la reinserción en la sociedad.

Estrechan sus manos en ese propósito los ministerios de Educación, Trabajo y Seguridad Social, Cultura, Educación Superior, el Inder y las organizaciones estudiantiles y juveniles.

Poey Guerra explicó que «se perfecciona el modelo de actuación ante hechos relacionados con las drogas en el sector educacional; se fortaleció el trabajo preventivo de las fuerzas públicas de la policía y se ha implementado un sistema de aviso nacional que permite evaluar puntualmente cada una de las incidencias».

La integración de los factores es vital en el enfrentamiento a las drogas, insistió. «Las estructuras de dirección de los principales organismos, órganos y organizaciones de masas han recibido información sobre los riesgos, las tendencias y amenazas en función de ir actualizando cada una de las estrategias y de impactar en la delincuencia en cada uno de estos escenarios».

«El sistema ministerial de enfrentamiento del Minint, de conjunto con las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), la Aduana General de la República (AGR) y el pueblo, han ido fortaleciendo la capacidad de descubrimiento e investigación en los principales escenarios de actuación de la delincuencia, que se centra en el litoral costero, las zonas montañosas y las fronteras estatales», resaltó el Jefe de la Dirección Nacional Antidroga.

De igual forma precisó que se mantiene también el despliegue de las fuerzas y medios de las Tropas Guardafronteras, con participación de los destacamentos Mirando al mar, lo que ha permitido mantener alejada de nuestro país la incidencia de organizaciones criminales vinculadas al tráfico de drogas.

En el 2017 se interceptaron 251 recalos, lo que significó la ocupación de 4,5 toneladas de drogas en el territorio nacional. Estos recalos son un riesgo potencial como fuente de suministro, por lo que fueron investigados y determinados los autores de 18 escamoteos, resultando detenidos 65 nacionales, dio a conocer el coronel Juan Carlos Poey Guerra.

Para protección de la frontera aérea se han adquirido medios técnicos para el control de la carga de los pasajeros, lo cual ha sido fundamental en la detección de la droga ingestada.

«El desarrollo de la técnica canina también ha jugado un papel importantísimo, así como la integración del Minint con la Aduana y las administraciones. Durante el 2017 se han desarrollado ejercicios prácticos en los aeropuertos internacionales para evitar la entrada de drogas. En este sentido se desarrolla una permanente preparación de las tropas que intervienen en el proceso».

De suma importancia ha sido la cooperación internacional con los servicios homólogos y se desarrolla la asistencia penal internacional con organizaciones como la Interpol, la Organización Mundial de la Aduana y otras instituciones.

«Un mayor enfrentamiento y respuesta a partir del trabajo integrado de todos los factores en nuestro país ha sido decisivo en el enfrentamiento al tráfico de drogas y la organización de un posible mercado interno. Estos resultados impiden que nuestro país sea utilizado como puente del tráfico internacional y que se establezca una red interna de comercio de drogas. Por ende, persiste la demanda del perfeccionamiento porque las amenazas y complejidades son superiores», precisó Poey Guerra.

TODAS LAS MANOS, PARA PREVENIR

El tema de la drogas tiene una alta incidencia a escala mundial y son los jóvenes sus principales víctimas en los países donde el enfrentamiento a este flagelo no se articula de manera eficiente, llamó la atención Susely Morfa González, primera secretaria de la Unión de Jóvenes Comunistas, al intervenir en la Mesa Redonda.

Es necesario recordar a nuestro Comandante en Jefe cuando en la VI Cumbre Iberoamericana de jefes de Estado y del Caribe alertaba sobre las secuelas del consumo de drogas en la sociedad. En este sentido, precisó la dirigente juvenil, hay que destacar que nuestro país cuenta con una unión multifactorial, con instituciones que protegen a nuestros niños, jóvenes y adolescentes contra este flagelo. En Cuba se garantizan, además, como un derecho, los tratamientos de desintoxicación y rehabilitación que en otras partes del mundo son altamente costosos.

El sistema nacional de salud, desde el 2013, tiene estrategias dirigidas a la población infanto-juvenil, significó la doctora Idelys Calvero Aris. Trabajamos en la percepción de riesgo, educar en el riesgo es la primera acción, afirmó.

Todas las instituciones de este sistema, fundamentalmente en la comunidad, se involucran en las acciones, dirigidas a la pesquisa activa en cada barrio; la fiscalización de los medicamentos, desde el expendio en las farmacias hasta la prescripción médica; pero el mayor énfasis está en la promoción y educación para la salud, para fomentar la cultura del nunca jamás, la cultura del no empezar.

Hay que detenerse en ese primer momento de contacto con las drogas, cuando los adolescentes se enfrentan a lo nuevo, en una etapa en la que tienen la sensación de que son indestructibles, de que nada va a sucederles. La curiosidad motiva muchas veces ese acercamiento, ya sea al alcohol, al cigarro, los sicofármacos, hasta las drogas más duras.

A esa necesidad de estar atentos en la familia, la comunidad, la escuela y el sistema de salud, se refirió la sicóloga, quien resaltó que el consumo de drogas es un problema multifactorial y por tanto todos deben integrarse para la prevención, que es lo único que puede evitar el daño que estas causan.

Los centros de enseñanza del país, en su misión de formar para la vida, desempeñan un papel imprescindible en este sentido, aseguró la Doctora Irene Rivera Ferreiro, viceministra de Educación.

A lo largo de los años hemos ido acumulando experiencias para enfrentar este mal que, si bien no es considerado un problema en nuestra sociedad, no pasa desapercibido, añadió.

«El Ministerio de Educación (Mined) –explicó– propone que al tema de las drogas se le dé un enfoque preventivo en todos los niveles de enseñanza. Promovemos una cultura de rechazo y mostramos que esa no es una opción para nuestros jóvenes».

En este nuevo curso el Ministerio se está centrando en la capacitación de docentes, familias, y estudiantes. En ese orden, aseguró la Viceministra: «Son los maestros  los encargados primeramente de sensibilizar a las familias, para que en los hogares exista una mejor coordinación y coherencia alrededor de los más jóvenes».

También hemos preparado materiales educativos a disposición de todos en los centros de enseñanza. Es el caso de Luces para la vida, un libro que «no trata sobre las drogas, sino que ayuda a desarrollar habilidades necesarias en la vida, como manejar el estrés o las emociones, por ejemplo. Si dominan esos aspectos, sabrán decirles no a las drogas», comentó la funcionaria.

Convocatorias para concursos, el desarrollo de aplicaciones para móviles, juegos didácticos y audiovisuales, son algunas de las propuestas en las que trabaja el Mined con el fin de alertar y prevenir a las familias cubanas sobre los daños del consumo de drogas.

Cada escuela tiene su propia estrategia. De todos modos, «no nos desvinculamos de las regiones o centros donde existan casos específicos, o donde se hayan dado hechos vandálicos, para sumarnos a la protección del estudiante junto a la dirección del instituto», aclaró Irene Rivera Ferreiro.

El trabajo es conjunto y en él intervienen el Mined, todas las organizaciones juveniles, la Fiscalía, oficiales de Atención a menores y personas de los Departamentos de Salud Mental.

CON LA IMPRONTA DE LOS JÓVENES

«La UJC no es solo una organización política, también tiene la misión de formar los más altos valores en los adolescentes y jóvenes dentro de nuestro sistema socialista y nuestra Revolución», afirmó Susely Morfa.

Es imprescindible hacer conciencia sobre el escenario que nos ha tocado vivir, un escenario que dista del que vivieron nuestros padres, marcado por el desarrollo de las nuevas tecnologías que se emplean –ya sea a través de series u otros productos de entretenimiento–, para legitimar como paradigmas de éxito personajes ligados al mundo de la droga. Esto forma parte de los intentos de influir en las mentes de nuestros muchachos, de manipularlos e incitarlos a hábitos nocivos de consumo, añadió.

El Ministerio de Educación, comentó la Viceministra, está propiciando la formación de promotores, jóvenes o adolescentes que desde sus aulas ayuden e instruyan a sus propios compañeros a no adentrarse en el mundo de las drogas.

Esta idea surgió de los estudiantes. Encuestas realizadas por la institución dieron como resultado que el 33 % de los adolescentes y jóvenes conversan con sus amigos de aula y contemporáneos sobre estos temas.

Hay que destacar el papel de las organizaciones juveniles como la Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media (FEEM), que ha desarrollado una ardua labor en la preparación de más de 10 000 de esos promotores, significó la Primera Secretaria de la UJC. Ellos realizan una actividad eficaz a partir del empleo de los mismos códigos y medios con los que se comunican hoy en los diferentes grupos sociales.

«El trabajo multifactorial de estos grupos con los diferentes ministerios permitió que su impacto llegara a más de mil centros educacionales en todo el país, a más de 160 000 estudiantes y a más de 170 000 padres para trabajar de conjunto en la consolidación de la conciencia familiar y en la educación de nuestros jóvenes».

La dirigente juvenil destacó también que «para lograr sistematicidad, el Centro de Estudios sobre la Juventud investiga acerca del adolescente cubano, sus hábitos de consumo cultural, necesidades y poblaciones vulnerables dentro de este sector a fin de estructurar proyectos que permitan crear los espacios de esparcimiento y recreación que ellos necesitan, sobre la base del bienestar y el crecimiento cultural y espiritual».

La Federación Estudiantil Universitaria (FEU) igualmente está realizando aportes en este frente, con su impacto en las comunidades. Tenemos claridad del fenómeno, pero hay que destacar el esfuerzo de nuestro Estado y Gobierno que se preocupan y ocupan de nuestra juventud y nuestra niñez. Además tenemos instituciones a las que queremos agradecer por su trabajo en el mantenimiento de nuestra salud mental y física, dijo Morfa González.

Por último, expresó que «el enfrentamiento a las drogas es una tarea de todo el pueblo, en la que debemos accionar con habilidad e inteligencia en medio de la crisis de valores que caracteriza al mundo hoy. Para nosotros es un enorme privilegio vivir en Cuba, y eso tenemos que valorarlo porque son nuestras conquistas las que definen el camino certero en el andar de nuestros jóvenes».

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Miguel Angel dijo:

1

16 de diciembre de 2017

03:00:39


Interesante artículo, resulta imprescindible incrementar todas las medidas necesarias para cerrarle el paso al consumo de droga en nuestro país, por todas las vías, interna o por recalos, colocar todas las fuerzas y medios, comprometer a todos los sectores de la sociedad en el trabajo multifactorial para la prevención y el combate a la droga. La droga corrompe y destruye a la sociedad, es un flagelo muy dañino y perjudicial. TOLERANCIA CERO A LAS DROGAS.

Julio Montano dijo:

2

16 de diciembre de 2017

06:32:18


Eso esta super bien yo vivo en hialeah un pueblo casi cubano al no ser esta en usa y aqui se consume mil vesces mas droga en un dia que cuba en un año

Andrés dijo:

3

16 de diciembre de 2017

06:50:00


El enfrentamiento que hacen las autoridades al tráfico internacional de drogas es imprescindible, sobre todo por las implicaciones sociales y políticas que podría traer. No podemos permitir que se nos asocie con el tráfico internacional. Sin embargo, soy del criterio de que en nuestro país necesitamos un debate más balanceado en torno a las drogas y sus efectos. Este debate debe tomar en cuenta la evidencia científica al respecto y reflexionar críticamente sobre las experiencias internacionales. En mi opinión, no puede ser coherente encarcelar a un adulto en plenitud de facultades por estar fumando un cigarrillo de marihuana en un parque y al mismo tiempo tolerarle que se tome tres botellas de ron a plena luz del día. Necesitamos un debate en nuestra sociedad, que involucre a todas las partes, y que nos posibilite dar un tratamiento diferenciado a cada problema,

lemay orta dijo:

4

16 de diciembre de 2017

20:02:05


crece el consumo de drogas entre los jovenes,nada mas que hay que ir a los barrios y a las nuevas discotecas exclusivas de la habana.vayan y vean.

Julio Montano Respondió:


17 de diciembre de 2017

07:29:25

Señor al menos aqui en hialeah si la policia lo ve tumbando marihuana en un parque sera arrestado

Rubert Dominguez dijo:

5

17 de diciembre de 2017

10:04:00


Esta batalla se puede ganar, y donde se empieza primero es en la familia, yo vivo en Tampa EEUU y aquí fumar marihuana es como fumar tabaco, siempre les dije a mis hijas, sean observadores miren los que consumen drogas como viven, nunca he visto uno que se drogas tener éxito en la vida. Otra cosa a los que trabajan con los recalos en las costas se le de ve dar más condiciones como lanchas rápidas que no tienen que ser tan costosas, a juzgar por la foto no creo que a remo se pueda recoger todo lo que recala.