ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Foto: Internet

La comunidad internacional, a través de los medios de prensa y las redes sociales, reaccionó durante las últimas horas a las disposiciones y regulaciones emitidas este 8 de noviembre por los Departamentos de Estado, Tesoro y Comercio de Estados Unidos en relación con Cuba.

Muchos han unido su voz a la de la Isla, víctima de un bloqueo económico, comercial y financiero que sobrepasa los 50 años y ahora se recrudece como en los tiempos de la Guerra Fría.

Desde Latinoamérica, el presidente Evo Morales denunció el modo de actuar del país norteamericano, y lo enmarcó en el endurecimiento del bloqueo de EE.UU. contra Cuba.

«EE.UU. endurece el bloqueo criminal en contra de Cuba pese al rechazo de 191 países. Como no pudo someter políticamente al pueblo cubano, trata de asfixiarlo económicamente...», escribió anoche el mandatario en su cuenta de Twitter.

Mientras algunos legisladores estadounidenses contrarios al proceso de normalización de relaciones entre ambos países celebraron las nuevas medidas, y otros como el senador republicano Marco Rubio llegaron a decir que debían ir más lejos, varios miembros del Congreso y sectores económicos las rechazaron, reporta PL.

La congresista Barbara Lee, de alineación demócrata, opinó que «nadie gana con esta nueva política terrible, es simplemente punitiva. Daña a estadounidenses y cubanos por igual».

«Este es el último retroceso en el restablecimiento de las relaciones con Cuba: 55 años de aislamiento no funcionaron. Deberíamos movernos hacia adelante, no hacia atrás», dijo en su cuenta de Twitter la senadora demócrata por el estado de Minnesota, Amy Klobuchar.

El republicano Mark Sanford (Carolina del Sur), señaló que la prohibición de viajar a Cuba, promulgada en un momento álgido de la Guerra Fría, es anticuada y una limitación injusta de la libertad estadounidense.

Como parte de estas opiniones que refuerzan la idea  de un retorno a posiciones jurásicas que no benefician a los pueblos a ambos lados del Estrecho de la Florida, varias encuestas ratifican el apoyo mayoritario de la ciudadanía estadounidense al acercamiento bilateral, lo cual ignora Washington.

«En balance, las regulaciones afectarán con más fuerza a las instituciones académicas de Estados Unidos, cuyos programas de estudios en Cuba serán acortados; en los viajeros estadounidenses que no podrán visitar la Isla con la licencia de pueblo a pueblo individual y en los cubanoamericanos cuyas familias no serán más elegibles para enviar remesas o paqueterías», aseguró en un artículo reciente el profesor de la Universidad Ame­ricana de Washington y autor del libro Diplomacia encubierta con Cuba, William LeoGrande.

LA OPINIÓN EN LA CALLE

Spencer Mess, periodista de Nueva York, ahora de vacaciones en Cuba, aseguró a Granma que después de medio siglo, es obvio que el bloqueo ha sido inefectivo.

«Es una forma de castigo colectivo que ha sido condenado internacionalmente, y es trágico ver que la administración de Trump continúa persiguiéndolo».

Anabel Alfonso González, cubana de 30 años, cree que esas medidas frenan completamente el proceso de mejoramiento de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos porque cierran proyectos y posibles negocios entre ambos países.

Además, desde su profesión como económica, asegura que las mismas perjudican tanto al sector estatal, como al cuentapropista.

Por su parte Leo Anderson, estudiante universitario estadounidense, dijo a este diario que la aplicación de estas medidas resultará imposible.

«La Casa Blanca tendría que destinar millones de dólares para asegurarse que un norteamericano no tome Tropicola en Cuba. Eso es ridículo», sentenció.

«¿Cómo él podrá controlar que se cumplan esas medidas?», se pregunta también Manuel, chofer de autos en la terminal de ómnibus de Plaza de la Revolución, quien agregó que no era un experto en la materia pero le parecía casi imposible que alguien pueda saber si los estadounidenses toman Tropicola o TuKola.

Por otra parte Rodrigo H. González, director ejecutivo de la agencia Proximity Cuba, dedicada a programar viajes de estadounidenses a  Cuba, calificó de ridículas estas nuevas medidas de la administración Trump.

«Son un retroceso al avance alcanzado en el acercamiento entre ambos países. Estas medidas afectan tanto al pueblo estadounidense que viene o quiere venir a la Isla, como al pueblo cubano. Nadie saldrá ganando con esto».

Marcel Durán Estrada, un joven informático cubano, estima también que se trata de una regresión, incluso para los ciudadanos estadounidenses, que estas medidas resultan dañinas para todos.

«La gente (en EE.UU.) está en pánico. Trump es muy voluble y nadie está seguro de cómo interpretar sus intenciones. Hay mucha incertidumbre» afirma por su parte Daniel Howell, intelectual y profesor de la Universidad de Nueva York, especialista en literatura cubana que ha viajado varias veces a la Isla.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Jose M. Estevez dijo:

1

10 de noviembre de 2017

01:36:44


Aparte del sacrificio constante de los ciudadanos de los EEUU de origen cubano el camino a la reconciliacion triunfara. Que a nadie le quepa la menor duda. !No hay Trump que lo pueda parar!

el sincero dijo:

2

10 de noviembre de 2017

07:19:51


Sencillamente increible !!. Hemos vivido el paso de varios Presidentes norteamericanos, muchos de ellos carentes de inteligencia, otros verdaderos estúpidos, algunos con ambos defectos, los más prominentes en ese sentido recuerdo a Richard Nixon, Ronald Reagan y los Bush, padre e hijo,principalmente éste último; pero Donald Trump los dejó chiquitos, es el más estúpido, idiota y energúmeno de todos. Cómo no darse cuenta que sólo está dañando al pueblo cubano y en cierta medida a su propio pueblo? .¿ Cómo habla de que el Gobierno cubano no respeta los derechos humanos de su pueblo, cuando él mismo está violando los derechos humanos del pueblo cubano y de su propio pueblo?. Es una pena que él no lea lo que escribímos, de hecho es muy posible que salvo cifras, no sepa leer más nada, no en español, ni siquiera en inglés. También es una lástima que Marco Rubio, los Díaz Balart y el resto de los desnaturalizados e hijos de la gran.....P que inducen al HP de Trump para que aplique semejantes ¿medidas? tampoco lean lo que escribímos para que así conozcan el criterio que tenemos de ellos y que nunca van a poder pisar el suelo que vio nacer a sus padres y a algunos de ellos porque aquí no los queremos y van a correr un gran riesgo si se atrevieran

José Manuel del Sol Morell dijo:

3

10 de noviembre de 2017

07:33:55


Creo desde mi punto de vista que el señor Donald Trump esta siendo retrogrado y no se da cuenta que la política que pretende establecer en las relaciones diplómaticas entre Cuba y EE.UU estan obsoletas. Está siendo muy anticuado al extremo de prohibir la ayuda que prestan las remesas de los cubanoamericanos a sus familiares en la isla y con los propios ciudadanos estadounidenses.

Oscar Ramos Isla dijo:

4

10 de noviembre de 2017

08:54:43


Es un atropello lo que está sufriendo el pueblo cubano por culpa del Gobierno de los Estados Unidos. El Bloqueo hacia Cuba es inhumano. Es una barbarie. Ni el propio pueblo norteamericano está de acuerdo con esa política llamada terrorismo de estado.

Edgardo Martínez García dijo:

5

10 de noviembre de 2017

09:17:55


Si no dejan a los ciudadanos de EUA salir de su país para visitar cuba, bueno si no dejan a una empresa libremente comersiar ,me preguntó es que existen los derechos humanos en EUA ? ,es que el libre comercio es permitido en EUA ?la respuesta es sencilla ,el imperialismo tiene una propaganda que hace creer al mundo que sólo ellos cumplen con todos los derechos humanos ,pero eso es sólo para confundir al mundo ,estas medidas son la realidad del sistema imperialista imperante en EUA ,limitar movimiento de ciudadanos ,limitar comercio ,limitar el conocimiento sobre los paises socialistas ,limitar conocimientos históricos sobre Cuba ,limitar la comunicación con los demás habitantes del planeta ,limitar el disfrute de la geografía cubana en síntesis violación de los derechos humanos del estadounidense .