ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Gisel, como otros habitantes de Isabela, lo ha perdido todo. Foto: Ventura de Jesús García

SAGUA LA GRANDE, Villa Clara.–A dónde fue a parar la Isabela de Sagua de siempre. Aquella comunidad famosa por la alegría de su gente, la de casitas pintorescas, la del caney que ofertaba una de las mejores paellas que podían comerse en Cuba.

Y sus calles, la escuelita que era orgullo de sus niños, el círculo infantil, la tienda de la esquina. Nada, nada ha quedado sin ser tocado por la furia de un huracán con nombre de mujer. Si no lo cree, pregúnteselo a Gisel Gutiérrez Fleites, una muchacha que ya no tiene lágrimas para derramar sobre los escombros de lo que fuera su hogar.

«Todo esto ha sido muy triste. Yo estaba evacuada en lo que es la nueva Isabela y por la fuerza de los vientos me imaginaba que sufriría algún tipo de daño, sin embargo, a los tres días cuando nos devolvieron a este lugar y vi este desastre me quedé aturdida.

«La casa había sido derribada con la mayoría de los bienes dentro. Los juguetes de los niños, sus libros, los equipos eléctricos, las camas, el escaparate, el fogón… en fin todo, usted no sabe lo que es todo. Solo me quedé con la ropa que llevaba puesta y algunas cositas que logré sacar el día anterior», nos dice y rompe a llorar una vez más. Nos cuenta que aquel día entró al agua putrefacta en busca de algún bien, pero qué va, no valía la pena, todo estaba destruido.

Julio Lima Corzo, presidente del Consejo de Defensa en la provincia, comparte con el pueblo de Isabela de Sagua. Foto: Freddy Pérez Cabrera

Ahora Gisel duerme en un barco junto a su esposo Lisnel Martínez Paso, mientras sus dos niños están protegidos por la familia. Y aunque la desgracia es grande, dice confiar en que saldrá de este duro trance, porque está viva, que es lo más importante y aquí nunca se ha dejado abandonado a nadie.

Como la de Gisel y su familia, en Isabela de Sagua pueden ser contadas infinidad de historias, como la del pequeño Luis Emilio Pons González, que cuando entró al pueblo lo primero que hizo fue ir en busca de sus libros y solo encontró un manojo de papel mojado, situación que lo sumió en la tristeza.

Pero también pudimos ver muchas páginas de solidaridad, entre ellas la de María de los Ángeles García, que ante las pérdidas en su hogar, ahora vive en casa de Henry, su vecino, quien le da cobija y hasta el buchito de café de cada mañana, gesto que ella recompensa ayudando en la cocina de leña improvisada para poder alimentarse.

La alimentación de los habitantes de Isabela ha sido una preocupación constante de las autoridades del territorio. Foto: Freddy Pérez Cabrera

IRMA, LA PEOR DE TODAS

De acuerdo a la mayoría de los pobladores de Isabela de Sagua, el huracán Irma ha sido el peor fenómeno que ha sufrido esa comunidad en toda su historia, superior al ciclón de 1933, que también causó mucho daño, y el Kate, de 1985, que fue uno de los más devastadores en la región.

Para Fidel Morales Herrada, presidente de ese Consejo Popular, los destrozos causados por este meteoro no tienen comparación con ningún otro anterior, y menciona algunas cifras preliminares que evidencia la fuerza de Irma.
De las 577 viviendas con que cuenta el Consejo, 455 están afectadas, de ellas 158 por derrumbe total y 89 parcial, además de las serias afectaciones en los techos y otras partes, es decir que el 82 % del fondo habitacional sufrió algún tipo de daño.

A ello agrega la pérdida, por parte de muchas familias, de sus equipos eléctricos y otros bienes como colchones, camas, sillas y mesas, en lo que influyó no acatar las orientaciones del Consejo de Defensa de evacuar esos artículos, para lo cual se dispusieron más de 30 camiones; así como el exceso de confianza de sus moradores, quienes en otras ocasiones subían el televisor, el refrigerador y los bienes de más valor en lugares altos de la casa a fin de protegerlos. Sin embargo, esta vez no actuaron así, explica el presidente.

Reconoce asimismo que, a pesar de los cuantiosos daños, lo más importante ha sido que gracias a la evacuación oportuna de toda la población hacia zonas más seguras, aquí no hubo que lamentar la desaparición de ninguna persona, una victoria que da fuerza para enfrentar con éxito la actual etapa recuperativa, no exenta de tensiones debido a la carencia de electricidad, agua y alimentos, situación que ha comenzado a cambiar en los últimos días gracias al apoyo de muchos organismos, guiados por los Consejos de Defensa de zona, municipal y provincial.

La reparación de los equipos dañados ha sido muy bien acogida por los isabelinos. Foto: Ventura de Jesús García

QUIÉN DIJO QUE TODO ESTÁ PERDIDO

Isabela está herida, pero vive periodista, nos dijo Andrés Suárez Jiménez cuando identificó el rótulo de Granma en el jeep. Problemas tenemos de sobra, pero los isabelinos somos gente con arraigo y muchísimo amor por el terruño y si usted vuelve dentro de unos meses por aquí no va a conocer esto, se lo aseguro, nos dijo Andrés y siguió caminando.

Al igual que él, Niurka Santos Martínez, a quien dimos un aventón desde Sagua la Grande hasta Isabela, conversó acerca de la situación en el poblado tras el paso del huracán, advirtiéndonos que era lógica la adversidad de los dos primeros días producto de la carencia de electricidad, agua y alimentos, situación que ya comenzó a cambiar para bien de la comunidad.

Un ejemplo de lo anterior es la llegada allí de trabajadores de Copextel para diagnosticar y reparar refrigeradores, televisores y otros equipos eléctricos dañados, lo cual agradecen mucho los moradores de Isabela, según Alberto Barroso Laurido, técnico de esa entidad en Sagua la Grande.    

Asimismo, en estos momentos se entregan casi 3 000 raciones diarias de comida elaborada a razón de cinco por familia, además de agua en pomo y a través de pipas, aunque al cierre de esta nota Carlos Amaury Figueredo Yumar, presidente del Consejo de Defensa Municipal, comunicaba que ya comenzó el bombeo de agua hacia Isabela.

Junto a esas entregas, también se venden diversos productos como embutidos, croquetas y refrescos, entre otros, a lo cual se suma el otorgamiento de una nueva vuelta de la canasta básica y el suministro por parte de salud pública, de tabletas de Doxiciclina a fin de evitar la aparición de enfermedades y epidemias.

De igual manera, están habilitados varios puntos para la recarga de celulares, y se producía la entrega a los clientes de telefonía fija de un teléfono nuevo para reponer los dañados por el agua de mar, con facilidades de pago, todo lo cual garantiza las comunicaciones desde ese territorio.

Según información brindada por Julio Lima Corzo, quien la mañana de este viernes recorrió y compartió con pobladores de Isabela, un contingente de trabajadores eléctricos procedente de Cienfuegos, trabaja junto a los eléctricos villaclareños para solucionar las averías que impiden la llegada de la corriente a ese Consejo Popular, a los que se unirán otras fuerzas en las próximas horas.

Nada, que como dijo Vidal Eduardo Quintero Cárdenas, los isabelinos están vivos y echando pa’alante.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Antonio dijo:

1

16 de septiembre de 2017

02:48:59


La mayoría de la Isabela de Sagua de siempre se había ido para Miami..........y como dice la cancion "la vida te da sorpresas" allá los cogio Irma.

obsevador dijo:

2

16 de septiembre de 2017

09:07:12


Que foto màs triste, pobre mujer, ojala y pronto pueda recuperar todo,

Arturo dijo:

3

16 de septiembre de 2017

16:00:34


De seguro que se saldrá adelante..."CUBA SE LEVANTA"

leo Respondió:


17 de septiembre de 2017

12:03:37

que facil es decirlo

Edgardo martinez garcia dijo:

4

16 de septiembre de 2017

19:43:46


Vamos que se puede ,pueblo valiente ese de Isabela de sagua ,todo el mundo sabe que se van a levantar de abajo de los escombros, siempre lucharon ,en el mar revuelto y en la tierra siempre se levantan ,fuerza Isabela de sagua

alain dijo:

5

16 de septiembre de 2017

23:19:01


senor Antonio su comentario no es el adecuado para la occasion estamos hablando de familias enteras que lo han perdido todo y no viven en la florida sino en Cuba y quiero ademas expresarle que cubanos como mi caso nos duele mucho la situacion existente en Cuba despues del paso del huracan Irma porque quiero decirle que cubanos somos vivamos donde sea muchas gracias