ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Área de los ascensores en el sótano del hospital Hermanos Ameijeiras, aún con el agua dejada por las penetraciones del mar a causa de Irma. Foto: Nuria Barbosa León

Son pasadas las seis de la tarde de este lunes, y en el hospital Hermanos Ameijeiras hay una calma otra, que viene a ser un ajetreo bien distinto al que acostumbra tener una institución de salud.

Porque acá, en este centro, a solo unos metros del malecón habanero, no hay ahora pacientes. El hospital, que ha sido fuertemente golpeado por Irma, ha sido evacuado en su totalidad.

No imaginen la recepción vacía, allí está en su puesto de trabajo una señora que atiende amablemente cada llamada, le explica a la población los porqués, les pide se mantengan llamando, que se les irá dando información.

Sabe que espero, que hemos ido a constatar cómo lidia una de las principales instituciones del sistema sanitario del país, con los destrozos de Irma. Levanta la vista y entre llamada y llamada asegura que en 19 años que lleva allí trabajando, jamás había visto cosa igual, y mucho menos que obligara a cerrar el hospital. Ha sido como nunca…
 

Labor del Cuerpo de bomberos para extraer el agua de mar depositada en el sótano del hospital Ameijeiras. Foto: Nuria Barbosa León

***

Los reportes que nos llegan de los daños, desde el Ministerio de Salud Pública, hablan de afectación en los servicios de medicina nuclear, radioterapia, laboratorio clínico, imagenología y cirugía ambulatoria, porque el sótano está cubierto por un metro y 20 centímetros de agua, limitando el bombeo de este líquido. Se ha comprobado además la contaminación de la misma, agregan.

«Desde la fundación del hospital, el agua, por penetraciones del mar –que es al final lo que mayor número de daños provocó, mucho más que los vientos– tenía el récord de alcanzar el metro y los 12 centímetros. Pero Irma ha roto todos los pronósticos. Ahora calculamos que la inundación haya llegado al metro y los 50 centímetros. Todavía hay agua en toda el área del sótano y los policlínicos, prácticamente sin acceso», comenta a Granma el doctor Rigoberto García Gómez, subdirector de docencia e investigaciones del hospital.

Desde antes, cuando fue decretada la fase de alerta –nos dice– el hospital empezó a desarrollar su plan de prevención contra desastres, para tratar de resguardar en primer lugar las vidas de los pacientes y trabajadores del centro; y también los recursos materiales que tenemos. Empezamos a movilizarlos y a elevarlos por encima de los niveles de peligro; e incluso los componentes eléctricos, aquellos equipamientos que no podían ser  movidos por la envergadura o estar empotrados en la pared, también fueron retirados para evitar que no se dañaran.
 

***

La orientación del sistema nacional de salud fue precisa: garantizar el aseguramiento necesario para que se continuasen brindando los servicios de asistencia médica en todo el país, y preservar al mismo tiempo los recursos materiales en hospitales e instituciones sanitarias.

Y así se cumplió. Aunque Irma no se alejó sin dejar estragos.

De acuerdo con información ofrecida a nuestro diario por el Ministerio de Salud Pública, hasta este lunes se reportaban afectaciones en centros de los tres niveles de atención, así como en instituciones docentes, fundamentalmente en lo que respecta a cubiertas ligeras, falso techo, cristalería y ventanas, así como cercas perimetrales por la caída de árboles, contaminación de las cisternas en las instalaciones que sufrieron las inundaciones costeras, afectaciones eléctricas y pérdidas de impermeables. Por supuesto, de inmediato habían comenzado las labores de recuperación, de modo que los servicios se interrumpieran el menor tiempo posible.

Un total de 16 brigadas de apoyo integral por provincias, conformadas por albañiles, techadores, plomeros, electricistas, entre otros, para prestar ayuda a las instituciones del sistema nacional de salud fueron conformadas. Porque lo que no puede detenerse es la atención con calidad y eficiencia a nuestro pueblo, reiteró a este rotativo el miembro del Buró Político y ministro de salud, doctor Roberto Morales Ojeda.

Asimismo, enfatizó en la cooperación del pueblo, para cumplir estrictamente con todas las medidas higiénico-sanitarias.

En cada uno de los territorios ya han sido aseguradas las acciones de carácter epidemiológico para evitar brotes de enfermedades infecciosas, los cuales generalmente ocurren después de este tipo de eventos.

***

Tuvimos que evacuar a todos los pacientes del hospital y ponerlos a buen resguardo, apuntó el doctor García Gómez, pues a pesar de todas las medidas tomadas, sufrimos la contaminación de las aguas de la cisterna por agua salobre.

Se garantizó absolutamente la continuidad de la asistencia médica de estas personas. La cisterna ya se encuentra en proceso de desinfección, y en breve tiempo debemos tener agua potable, añadió.

«Ahora estamos en la fase de recuperar la vitalidad de la institución, donde tenemos el compromiso de lograr, lo más pronto posible, que el hospital Hermanos Ameijeiras vaya a estar de nuevo a disposición de todos los cubanos. Pero no solamente con las mismas características que tenía anteriormente, sino en mejores condiciones de las que estaba antes de haber sufrido los embates del huracán», aseguró el subdirector.

Sabe que no es tarea fácil, lo sabe el resto de los trabajadores, pero este martes estarán allí, en el centro de trabajo que cuidan y quieren para –garantizadas la seguridad y las condiciones– comenzar el proceso de higienización, limpieza y recuperación de la vitalidad de la institución.

No habrá descanso, hasta devolverle, al Ameijeiras, la salud.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

lindstrom dijo:

1

12 de septiembre de 2017

03:26:47


señores es hora de que todos apoyemos,todos los cubanos.yo vivo en europa,pido a las autoridades cubanas ser mas flexibles en la aduana pues varios amigos venimos con ayuda.es hora de ser flexibles y apoyar.

Fadraga Respondió:


15 de septiembre de 2017

09:04:03

lisdstrom ¿Que pasa la aduna no deja pasar nada? estamos ahora en tiempos de ayuda saludos de cuba

Pedro Respondió:


19 de septiembre de 2017

08:44:41

Lindstrom: no es en la Aduana cubana donde se resuelve la recuperación del país ni en las necesarias ayudas familiares y amigas de quienes viven en el exterior, y mucho menos las afectaciones estructurales al sistema de salud, como las descritas aqui. Por cierto, ahora mismo, muchos países, ONGs y personas privadas que quieren ayudar, no pueden hacerlo porque los bancos extranjeros se niegan a transferir dinero a la cuenta de solidaridad con el pueblo de Cuba debido a que las regulaciones del bloqueo financiero de EEUU contra nuestro país lo prohiben.

midaimys dijo:

2

12 de septiembre de 2017

11:02:39


Estamos garantizando todos los servicios de salud en los lugares más intrincados, los trabajadores de salud al frente de cada tarea sin descanso.

Jorge dijo:

3

12 de septiembre de 2017

16:52:14


La inundación del sótano ya había pasado anteriormente con la correspondiente afectación de equipos sumamente costosos. Por que lo continúan situando en la misma area de posibles inundaciones?

roberto dijo:

4

14 de septiembre de 2017

09:31:13


porque no se pueden ver los videos por la cuenta nacional..

Rodulio Lopez Leguen dijo:

5

14 de septiembre de 2017

17:06:18


solo la solidaridad y la unidad de un pueblo como CUBA puede enfrentar los embates de mil huracanes, sin importar su categoría. Por eso somos CUBANOS