ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
La población realiza un trabajo voluntario para contribuir al cuidado del medio ambiente. Foto: Yander Zamora

En Cuba tiene un lugar singular la Unión de Empresas de Recuperación de Materias Primas (UERMP),  entidad cubana que se encarga de la recuperación, procesamiento y comercialización de los materiales y desechos reciclables, generados por la industria, los servicios y la comunidad, con lo cual brinda una asistencia a la sociedad en el cuidado del medio ambiente.

Marilín Ramos Polanco, encargada del capital humano de la empresa, explicó el principal desafío al que se enfrentan en la actualidad.

«La razón fundamental nuestra es sustituir importaciones, y además, lograr ingresos con exportaciones de  algunos de esos desechos, que no se pueden reutilizar dentro del propio país. Para este año debemos recuperar, procesar y vender alrededor de 400 000 toneladas.

«Al cierre del primer semestre se superó el 50% de esta cifra, y vamos a cumplir con los compromisos que tenemos», afirmó la entrevistada.

Los principales clientes de la institución son las acerías que existen en el país: Antillana de Acero y la Empresa de Aceros Inoxidables de la provincia de Las Tunas (Acinox), consumidores de toda la chatarra ferrosa, producto líder dentro de la organización, utilizada para producir acero líquido y sus derivados.

Además existen otros centros como la Empresa de Conductores, Eléctricos y Telefónicos Conrado Benítez (Eleka), ubicada en el municipio de San José de las Lajas, provincia de Mayabeque, a la cual se le vende el cobre para producir cables.

Indicó que se le suministra a las fábricas de bebidas y licores envases de cristal, mientras a otras empresas se le provee desechos de papel y cartón. De estos últimos se utiliza principalmente el cartón para las bandejas de huevo, y la producción de libretas.

Ramos Polanco agregó que la UERMP contribuye a la sustitución de importaciones, ya que la recuperación de materias primas ahorra alrededor de 150 millones de dólares al país.

«Es fuerte el impacto de lo que hacemos, aun cuando tenemos un número de insatisfacciones, porque sabemos que todavía van muchos desechos reutilizables al vertedero».

En la Isla está en vigor la Ley 1 288, que obliga a las entidades estatales a recoger los desechos de sus producciones y entregarlos a Materias Primas, pero esa ley no en todos los casos se cumple, y la mayoría de esos desechos van a parar a los basureros, puntualizó.

Significó que a su vez se trabaja con la población. «Hoy existe una red de 312 casas de compra de productos reciclables en todo el país».

La población realiza un trabajo voluntario para contribuir al cuidado del medio ambiente. Foto: Germán Veloz Placencia

EN PROYECTO

En la actualidad son muchos los residuos sólidos que se desechan, y estos son fuentes contaminantes del medio ambiente. Por tal motivo se realizó un estudio para aplicar en Cuba tecnologías de reciclaje que ya están ensayadas internacionalmente, aseguró Estela Domínguez, vicedirectora general de negocios.

«Se aprobó, como una de las inversiones, aplicar en la Mayor de las Antillas un sistema integral para gestionar los residuos sólidos. Se determinó empezar a clasificar los desechos, en las viviendas y en los contenedores de basura como orgánicos e inorgánicos, ya que no se deben mezclar de manera que se puedan reutilizar», añadió la directiva.

Expresó que este nuevo sistema integra desde la recolección hasta el depósito de los residuos, y lo que no se pueda reciclar, porque esté contaminado o no tenga las características que piden los clientes, pasa a otro proceso, que no es más que la creación de combustible derivado de los residuos.

«Por tanto habrá dos líneas fundamentales, por un lado se va a clasificar todo el desecho inorgánico para vender a nuestros clientes, y se utilizarán los orgánicos para producir combustible. Para ello debemos comenzar a fomentar la conciencia ciudadana, ya que empezaremos desde la casa a separar la basura», agregó Domínguez.

Según conoció Granma Internacional este será un proceso que se desarrollará por etapas. La Habana será el primer lugar por el cual iniciará este proyecto y luego se extenderá a todo el país.

«La capital será la primera, porque es la que tiene peores condiciones medioambientales y una mayor población. Se está trabajando en una campaña audiovisual para apoyar esta decisión», continuó la Vicedirectora General de Negocios de la Uermp.

Foto: Desconocido

PRINCIPALES USOS DE LA MATERIA PRIMA

Isabel González Abreu, directora de desechos no metálicos y no ferrosos de la empresa, explicó que la actividad de recuperación, procesamiento y venta se organiza en tres grandes grupos: materiales ferrosos, que incluye la chatarra de acero; el no ferroso, que abarca el cobre, el bronce, el acero inoxidable y otros metales no ferrosos; y en el caso de los productos no metálicos comprende los desechos de papel, cartón, plástico, envases y desechos textiles.

La estructura de las ventas al cierre de junio de este año es del 66 % de la chatarra ferrosa, el 8 % de la no ferrosa, y el 22 % de los desechos no metálicos.

Estela Domínguez, vicedirectora general de negocios de la UERMP. Fotos: Ricardo López Hevia

La chatarra no ferrosa proviene fundamentalmente de las piezas, partes y componentes que pierden su valor de uso, y salen de los procesos de maquinado. Las fuentes fundamentales son las fábricas del Ministerio de Industrias (Mindus), el Ministerio de Energía y Minas (Minem), el Ministerio del Transporte (Mitrans) y la población.

«Sus principales clientes son Eleka, la Empresa Cubana de Bronce, industrias locales, el Fondo de Bienes Culturales, la Industria de Herrajes, y las fundiciones de los ferrocarriles. La chatarra que queda como excedente se dirige a la exportación», añadió González Abreu.

El plan de ventas nacional ejecutado hasta junio es de 152 millones de pesos y el del año está en el orden de los 300 millones. La exportación es de 31 millones aproximadamente.

En el caso de los productos no metálicos, como el papel y cartón, se han vendido 14 000 toneladas. Las principales fuentes generadoras son las imprentas, la industria poligráfica, los polos turísticos, y el sector residencial, manifestó.

Se continúa trabajando con el sector estatal en cuanto la clasificación en origen, porque de acuerdo con el tipo de papel que se genera así se puede utilizar para el destino donde se necesite, dijo.

«En el caso de los poligráficos, generan el papel gaceta y este se utiliza para la bandeja de huevo, si lo mezclan no se puede utilizar para ese tipo de producto; el papel bond se utiliza para el papel sanitario, pero si se mezcla ya este es de menor calidad y no se puede emplear para su destino final que es el turismo», continuó.

Los envases de plásticos también se recuperan y se venden a las industrias locales, principalmente para apoyar el programa de ahorro de agua, y se utilizan para la producción de mangueras y tuberías.

Abreu destacó que uno de los productos que más ha ayudado en el crecimiento de este año, es el envase de vidrio. Materias Primas tiene un plan de 95.9 millones de pesos y hasta la fecha se vendió 60 millones. De estos envases, el 64 % de lo vendido representa las botellas de cerveza.

«Uno de los incumplimientos que tenemos hoy es la recuperación del aluminio, porque se importa cerveza de lata y estas tienen más contenido de acero, y entonces se incrementa la chatarra de acero, pero disminuye el aluminio», agregó Ramos Polanco.

Isabel A. González Abreu, directora de materiales no ferrosos y metálicos de la UERMP.

Pero una de las principales insatisfacciones que tiene la población es la no recuperación de las botellas de cristal, debido a que las mismas afectan el medio ambiente.

«Las botellas personalizadas no se pueden reciclar. Hoy todavía no tenemos inversiones en el país que permitan moler ese vidrio y reutilizarlo en botellas nuevas. Y es por ello que se está trabajando en la creación de una fábrica en la Zona Especial de Desarrollo del Mariel, que producirá envases de vidrio», continuó Ramos Polanco.

PRINCIPALES INVERSIONES

Dayamí Suárez Ramos, directora de inversiones, explicó que el financiamiento es uno de los principales problemas que presenta la empresa en la actualidad.

En la UERMP la recuperación de los desechos es a través de equipos de transporte, y disponen de unidades especializadas como los montacargas, cargadores, y los equipos de izaje que son las grúas y retroexcavadoras.

Al realizar un balance de todo el estado técnico de ese equipamiento se comprobó que existen más de 2 000 unidades, de las que el 80% de esos equipos tienen más de 25 años de explotación.

«Nos centramos en crear un programa de reposición de equipos, identificados en dos grupos, transporte e izaje y manipulación, este último dirigido directamente a la extracción de la chatarra metálica, ferrosa y no ferrosa».

Este programa se ha visto limitado precisamente por el crédito económico, debido a que en la actualidad aun no se cuenta con el monto necesario para llevar a cabo dicho proyecto.

Suárez indicó que la empresa invierte en la reparación y el mantenimiento, pero no se logra elevar el coeficiente de disponibilidad técnica y se dificulta mucho más cumplir con los planes y a un costo un poco más alto.

Además de la inversión en residuos sólidos y urbanos inorgánicos, en la cual se está trabajando, se presentó otra que propone lavar envases de cristal, específicamente las botellas de ron y vino, sin embargo tampoco existe respaldo financiero para presentarlo en el plan de la economía.

Dayamí Suárez Ramos, directora de inversiones de la Unión de Empresas de Recuperación de Materias Primas (UERMP).

«Tenemos un grupo de problemas identificados que no podemos realizarlos porque el país no cuenta con el capital económico necesario. Es el caso también de los neumáticos fuera de uso. En estos momentos con ese producto no se hace nada y contamina el medio ambiente», puntualizó.

Por otro lado existe un centro denominado desguazadero de barcos, ubicado en Bahía Honda, provincia de Artemisa, donde se compran embarcaciones fuera de servicio y hoy es una de las fuentes fundamentales para la obtención de chatarra metálica, porque en el país este producto de reciclaje se encuentra deprimido. Se trabaja con empresas mixtas en la proyección de más desguazaderos alrededor de la Isla.

Otro de las formas de obtener chatarra metálica es mediante el desmantelamiento industrial, sin embargo Cuba tiene pocos equipos especializados en esa tarea.

A pesar de estos problemas y retos, la UERMP, tiene un alto impacto económico, ambiental y social en el país, además de ser una fuente de empleos. La empresa cuenta con 6 000 trabajadores estatales en sus 25 empresas subordinadas.

También cuentan con 4 000 familias, a las que se les otorgó una licencia por cuenta propia, para ejercer esta vital actividad para la sociedad. Y, aun experimentalmente, existen 15 cooperativas no agropecuarias de reciclaje dedicándose a la recuperación de chatarra, que luego venden a la empresa para su procesamiento.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.

Esnedy Milan Herrera dijo:

1

23 de marzo de 2018

08:48:07


Quería dar gracias a mi pais nostante las dificultades logran mantene limpio reciclan todo..Gracias