ÓRGANO OFICIAL DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE CUBA
Pioneros por el comunismo: ¡Seremos como el Che! es el lema que se escucha en cada escuela cubana. Foto: Juvenal Balán

Generaciones y generaciones de cubanos han crecido marcados por una frase que los convoca a seguir el modelo de hombre nuevo para la sociedad nueva: Pioneros por el comunismo. ¡Seremos como el Che!

Con esta consigna se han formado hasta hoy miles de médicos internacionalistas y otros tantos profesionales y obreros que muchas veces desde el anonimato de la rutina cotidiana o desde los contextos más adversos en tierras lejanas también son como él.

Hoy ser como el Che quizás sea más complejo que en los primeros años posteriores a su muerte, porque más complejas son las circunstancias que generan exclusión, pobreza y subdesarrollo. Por eso son más valiosos los que, como él, unieron el altruismo y el internacionalismo a su condición de luchadores revolucionarios.

El deseo de tomar como paradigma el ejemplo del Guerrillero Heroico emergió pocos días después de su caída en Bolivia. Entonces en La Habana se organizó una velada solemne en la Plaza de la Revolución José Martí, en la que Fidel destacó las características esenciales de Ernesto Guevara de la Serna: «jefe capaz y valiente», «combatiente distinguido», «médico distinguido», «uno de los más familiares, uno de los más admirados, uno de los más queridos y, sin duda alguna, el más extraordinario de nuestros compañeros de revolución».

Luego sobrevino la frase que parafraseada se convertiría en lema de los pioneros: «Si queremos expresar cómo deseamos que sean nuestros hijos, debemos decir con todo el corazón de vehementes revolucionarios: ¡Queremos que sean como el Che!»

En el momento de la caída en combate del guerrillero argentino – cubano el 8 de octubre de 1967, en Cuba ya existía la Unión de Pioneros de Cuba (UPC), antecesora de la actual Organización de Pioneros José Martí.

A partir de 1966 la UPC tuvo un carácter masivo y en 1968 decidió que su lema sería el que conocemos hoy y que muchas veces repetimos en las escuelas al final de cada acto patriótico y de compromiso.

En los años sucesivos la organización no solo incrementó su membresía, sino también ganó en el fortalecimiento de sus estructuras, desarrolló el Movimiento de Pioneros Exploradores, comenzaron a celebrarse las asambleas pioneriles, los encuentros nacionales de jefes de colectivos y los congresos de pioneros. Sin percatarse, ya estaban siendo como el Che.

Para recordar al Guerrillero Heroico cada 8 de octubre en todas las escuelas primarias del país los niños de primer grado reciben de manos de sus padres la pañoleta azul que los identifica como pioneros.

La ceremonia es muy emotiva para familiares y profesores, pero lo es más para los pequeños, quienes desde la ternura de sus seis años comienzan a seguir el ejemplo de uno de los hombres más admirados y queridos de América Latina.

Para los que desde hace mucho tiempo dejamos de ser pioneros, la ruta está trazada desde que aquel hombre capaz, valiente, distinguido y extraordinario hizo suya la causa de los pueblos y por esos pueblos ofrendó su vida.

COMENTAR
  • Mostrar respeto a los criterios en sus comentarios.

  • No ofender, ni usar frases vulgares y/o palabras obscenas.

  • Nos reservaremos el derecho de moderar aquellos comentarios que no cumplan con las reglas de uso.